El autobús de Castelló se actualiza al siglo XXI con mayor inclusión y facilidades para usuarios

Esta semana finaliza el periodo de información pública del proyecto de reglamento, que propone las paradas a demanda para mujeres, entre otras novedades

El autobús de Castelló se actualiza al siglo XXI con mayor inclusión y facilidades para usuarios

El transporte público de la ciudad de Castelló pretende dar un paso adelante y adaptarse a las necesidades del siglo XXI. Tras ocho años desde que se aprobase la actual normativa, esta semana finaliza el periodo para que la ciudadanía se informe y presente alegaciones al nuevo proyecto de Reglamento del Transporte Público Urbano en Autobús de Castelló, que cuenta con novedades tan destacadas como la parada a demanda o el acceso de animales de compañía.

Tal y como ha destacado el ayuntamiento, la actualización que propone la concejalía de Movilidad Sostenible incide en la atención a la accesibilidad universal y mantiene cuestiones como las condiciones general del servicio, los derechos y deberes de sus usuarios y usuarias, las obligaciones de la concesionaria, los títulos de transporte o el régimen sancionador, entre otros.

Jorge Ribes, concejal del área, asegura que “el actual reglamento -aprobado en 2013- se había quedado obsoleto, por lo que era necesaria una actualización de la normativa para adaptarla a la realidad y a las circunstancias de la prestación del servicio actual”. Así, hasta el 22 de octubre pueden presentarse aportaciones por parte de la ciudadanía a través de la página web del ayuntamiento.

Paradas a demanda para mujeres

Sin duda, una de las principales novedades que pretende reformar el servicio de autobús de la capital es la autorización de paradas a demanda para mujeres. En concreto, el ayuntamiento podrá autorizar paradas intermedias, fuera de las prefijadas, en las líneas, tramos, condiciones y horarios que se determinen para cada servicio, “atendiendo especialmente a razones de seguridad o accesibilidad y siempre desde una perspectiva de género e inclusión social”.

Además, el reglamento cuenta con el informe de impacto de género con una serie de recomendaciones a tener en cuenta desde la perspectiva de género referido más a la forma y evaluación de la prestación del servicio que a la propia disposición reglamentaria, que ha sido redactada con lenguaje inclusivo.

Acceso de animales de compañía

Por otro lado, si así se aprueba, las mascotas también podrán subir al transporte público, aunque con condiciones. “Se permite viajar en el vehículo portando pequeños animales de compañía, sujetos en los brazos o dentro de transportines, siempre que no produzcan molestias al olfato, al oído o en general al confort de los restantes viajeros y viajeras. Se exceptúan de lo anterior, los perros guías, de asistencia o de apoyo que estén acreditados para estas funciones por centros homologados, pudiendo viajar en las condiciones que se establezcan en la normativa de aplicación, en todo momento junto a la persona que asisten”, plantea el reglamento.

Más facilidades

El uso del transporte público se ha generalizado en los últimos años, dejando atrás el vehículo privado, pero este cambio también ha ido acompañado del uso de nuevos medios de transporte alternativos, como los patinetes eléctricos y, cómo no, las bicicletas, que han encontrado en la ampliación de carriles bici una nueva vía para desplazarse.

Así, el Reglamento del Transporte Público Urbano en Autobús de Castelló especifica que es posible subir patinetes, patinetes eléctricos, monopatines, bicicletas plegables y medios similares al autobús, siempre que estén plegados “cuando esto sea posible, antes de subir al vehículo, debiendo situarse en la plataforma central y estando sujeta en todo momento por el propietario o propietaria”.

Por otro lado, a la hora de elaborar este reglamento se ha trabajado en conjunto con la Policía Local, Gente Mayor, Juventud e Infancia, colectivos que han pedido, por ejemplo, que las personas que necesiten usar bastones, muletas o andadores puedan entrar por la segunda puerta. También, dar prioridad en el acceso al vehículo a personas con movilidad reducida, que porten bebés, personas mayores o mujeres embarazadas.

Asimismo, se plantea que el bono joven de 10 viajes (6,80 euros) se amplíe a personas menores de 30 años y no de 26, como actualmente y que se permita hacer trasbordo en el plazo de una hora en cualquier línea y con cualquier título de transporte excepto con el billete ordinario.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario