La ciudad de Castelló, un ejemplo de movilidad urbana sostenible

Sus acciones en este ámbito la llevaron a ser finalista en premios europeos

La ciudad de Castelló, un ejemplo de movilidad urbana sostenible
23/12/2020 -

Castelló de la Plana destaca, entre otras cosas, por su eficaz plan de movilidad urbana sostenible. Gracias a esta iniciativa, ya fue reconocida en 2019 la segunda mejor ciudad accesible europea al quedar tan solo por detrás de Varsovia. Así, la ciudad ha querido seguir mejorando en cuanto a la movilidad de la ciudad para convertirse en un ejemplo de sostenibilidad urbana.

Acciones de movilidad sostenible

El Ayuntamiento de Castelló ha realizado, sobre todo en los últimos años, diversas propuestas en movilidad que la han hecho ser todo un ejemplo a seguir. Por ejemplo, el fomento del uso de transporte público ha sido una de sus señas de identidad. Recientemente, el ayuntamiento repartió 400 abonos para fomentar el uso de este tipo de transporte entre los jóvenes (100 tarjetas anuales para el servicio de Bicicas y 300 con 20 viajes para el autobús urbano y el TRAM).

Entre estas acciones, el fomento del uso de la bicicleta, no tan solo en los jóvenes, sino también para el resto de la sociedad, es un pilar fundamental. El mes pasado, el ayuntamiento lanzó la campaña ‘Amb bici, guanyes’, que resalta el impacto positivo de este medio de transporte sobre la salud, el medio ambiente y la vertebración de la ciudad. Además, Castelló pretende conseguir hasta unos 100 kilómetros de carril bici, tras la incorporación de dos tramos más en la ciudad.

Ante esta cuestión, la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, ya se pronunciaba a favor de una ciudad sostenible en la cual la bicicleta se convierte en un eje central: «ampliamos la red ciclista de Castelló fomentando la movilidad urbana sostenible y favoreciendo así la transición hacia un modelo de ciudad más verde, con nuevos trazados ciclistas como los de la calle Música Pascual Asensio y la avenida Castell Viejo, que actúan como elemento vertebrador e integrador de las diferentes zonas urbanas».

El pasado 15 de septiembre, Castelló se sumó a la semana europea de la Movilidad 2020 con un nuevo curso online y el Día Sin Coches. Se creó un curso online sobre movilidad sostenible dirigido al alumnado de Primaria, que pretendía sensibilizar sobre tres cuestiones fundamentales: la movilidad sostenible y su repercusión sobre el cambio climático; las normas de seguridad vial y especialmente las medidas de seguridad frente a la covid-19; y la importancia de los caminos escolares. El Día sin Coches se desarrolló como una reivindicación del espacio público para el peatón y en el que se cortaron varias calles de la ciudad.

Cabe recordar que La Comisión Europea fijó dos ambiciosos objetivos para la movilidad urbana, que son la eliminación progresiva de automóviles de combustible convencional en las ciudades para 2050; y avanzar hacia la logística urbana de cero emisiones en los principales centros urbanos para 2030.

El regidor de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Castelló, Fernando Navarro, expuso el 12 de diciembre el informe de emisiones de 2018, correspondiendo al primer Pacto de Alcaldes por el Clima y la Energía de Europa de 2030. Este informe contabiliza un total de 184.234 toneladas de C02, un 13% menos que en 2008, teniendo en cuenta que no se han contabilizado las emisiones del transporte privado. El alumbrado público ha protagonizado una reducción de un 40% (de 6.143 a 3.706), que en el ámbito público compensa el aumento del 6% del consumo en edificios municipales a causa de un incremento de los mismos (de 2.324 a 2.471). Por otro lado, el sector servicios ha disminuido un 25% (de 124.097 a 92.895), mientras que el doméstico ha crecido un 7, 82%, de (78.987 a 85.162). En definitiva, el sector servicios acapara el 36% de emisiones, el sector doméstico el 27%, el transporte un 37% y el alumbrado y dependencias públicas solo un 3%.

Sin embargo, Navarro admitió que las actuaciones en infraestructuras públicas han cumplido, pero que solo representan una mínima parte respecto al sector privado (12.351 toneladas de C02 frente a 373.304). Así, el regidor ha destacado la necesidad de profundizar en políticas de planificación que incidan en este sector. Sobre este tema, manifestó que únicamente el 10% de los edificios de más de 50 años han pasado el Informe de Evaluación de Edificios. Navarro resaltó la apuesta para mejorar la eficiencia energética y ha añadido que ahora existe la herramienta legal que permite la creación de comunidades energéticas locales para fomentar el autoconsumo.

Castelló continúa trabajando para consolidar a la ciudad como uno de los ejemplos a seguir en el ámbito de la movilidad sostenible. A pesar de los reconocimientos, tanto europeos como nacionales, desde el consistorio se anima a continuar en esta misma línea y seguir trabajando para conseguir esos objetivos y reducir al mínimo las emisiones de los gases que provocan el efecto invernadero.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario