Castelló impulsa su posicionamiento turístico para reactivar la ciudad en el segundo semestre

Escala a Castelló y la Magdalena son algunos de los acontecimientos que podrían reanudar su actividad si la pandemia no les frena

Castelló impulsa su posicionamiento turístico para reactivar la ciudad en el segundo semestre

La pandemia de la COVID-19 continúa rezagando la economía tras un año desde su llegada a la provincia y dejará como consecuencias crisis a todos los niveles. La vacunación masiva en abril abre la puerta a la esperanza – pese a las dudas con qué va a pasar con la vacuna de AstraZeneca -, por lo que poco a poco empresas y administraciones mueven ficha para iniciar la ruta de su recuperación. Es el caso de Castelló, que ya en enero dejaba ver que el segundo semestre sería clave con la posible vuelta de sus actos festivos y ahora pone un rumbo fijo hacia la reactivación de su turismo para esas fechas.

Durante este año de pandemia, la capital ha aprovechado poner eslavones en su estrategia para posicionarse como destino turístico nacional e internacional. “Se nos conocía por pocas cosas porque no había política turística como tal, pero hemos trabajado para romper la frontera regional y ser un reclamo a nivel nacional e internacional”, ha señalado la alcaldesa, Amparo Marco, tras la renovación de convenios con la secretaría autonómica de Turismo de la Generalitat Valenciana, con Francesc Colomer al frente.

Tal y como han explicado ambos titulares, Turisme Generalitat Valenciana destinará 200.000 euros para la realización de actuaciones de promoción y difusión del producto turístico de la ciudad, entre las que destaca especialmente Escala a Castelló. Y es que este el ‘producto turístico’ en el que deposita especialmente sus esperanzas el Ayuntamiento de Castelló por el gran impacto que supone para la economía y los sectores asociados al turismo, gran perjudicado de esta pandemia.

Según ha señalado Marco, el objetivo es que la cuarta edición de este acontecimiento se celebre en octubre, posiblemente en el puente del 9 d’Octubre. Fecha que coincidiría con la del año pasado, en el que la pandemia también obligó al consistorio a reprogramar su celebración para mantener esta inyección para la ciudad. Colomer aplaude precisamente esta última edición, ya que, para el secretario autonómico, “en 2020 se mantuvo como un ejemplo de capacidad para compatibilizar una pandemia con mantener viva una promoción y un posicionamiento”.

Aunque no se han dado demasiados detalles, ya se está trabajando en su diseño y la voluntad es explotar al máximo la presencialidad, siempre que lo permita la situación de la pandemia, según ha querido subrayar la primera edil y Colomer. En 2019 acudieron 75.000 personas y su impacto fue de unos 2 millones de euros para la economía local.

Marco, además, ha puesto en valor la solicitud de que Escala a Castelló sea declarado Acontecimiento de Excepcional Interés Público. Una petición que trasladó a la ministra de Turismo, Reyes Maroto, durante su visita a Castelló el pasado 22 de febrero. Esta declaración que permitiría la aplicación de incentivos fiscales para las empresas que colaboren tal y como se ha hecho en otros grandes eventos de ámbito nacional.

A ello hay que sumar la fiesta por la que Castelló es conocida a nivel mundial: la Magdalena. Durante el anuncio de su suspensión y la de todo el calendario festivo hasta mayo, ya se señaló que se volverá a analizar la situación para ver qué podría celebrarse o no en el segundo semestre. Escala a Castelló ya cuenta con el visto bueno, y las fiestas de la Magdalena van en la misma línea, según ha reconocido la alcaldesa en distintas ocasiones. “Haremos lo que nos permita la pandemia y nos pida el món de la festa”, ha reiterado.

Turismo sostenible y no masificado: una ventaja

Francesc Colomer reconocía este miércoles tras la renovación del convenio con el consistorio que el modelo turístico de Castelló, alejado de las masificaciones de otras capitales como València, supone una ventaja en el contexto actual: “Es un modelo tremendamente interesante porque Castelló es conocida y desconocida al mismo tiempo. La buena noticia es que si hay una estrategia clara puedes irrumpir en el sector, fascinar, sorprender… y esa no masificación es una oportunidad con la que hay que saber jugar y que le augura un futuro a la ciudad”.

Así, la primera edil recordó los últimos pasos y retos en este plan. Entre ellos, la solicitud para que la playa del Serradal forme parte de la Red de playas sin humo de la Comunitat Valenciana y proteger así su patrimonio natural y biodiversidad; la adhesión de Castelló a la Red de Ciudades AVE y la apertura de una oficina de turismo en la estación; y ser la primera ciudad española en unirse a la Ruta Europea de la Cerámica.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario