Donate: “En Castelló hemos avanzado más en digitalización en ocho meses que en diez años”

El concejal de Hacienda e Innovación Comercial de Castelló destaca la gran acogida de Cistella y un presupuesto de 2021 que impulse el bienestar social y la economía

Donate: “En Castelló hemos avanzado más en digitalización en ocho meses que en diez años”

En marzo la gran mayoría de comercios pararon su actividad para cumplir con el estado de alarma y ese lastre sigue presente, especialmente para algunos sectores. La entrada en el mundo online ha sido, para muchos de ellos, una vía de recuperación temprana y un reto de futuro para sobrevivir. Así lo ha demostrado la acogida de Cistella, la nueva plataforma de venta en línea que ha lanzado el Ayuntamiento de Castelló y que, junto a la formación, ha hecho que el consistorio dé un vuelco hacia la innovación, tal y como valora el concejal de Hacienda, Seguridad Pública y Emergencias e Innovación Comercial, David Donate.

Hace poco más de un mes acabamos la campaña de Navidad. ¿Cómo la han vivido los pequeños comercios de Castelló? ¿La ciudadanía se ha volcado más en ellos en este contexto?

Se ha volcado más con el pequeño comercio pero con la pandemia ha cambiado bastante el hábito. Mas allá de campañas de dinamizar y participar en sorteos hemos hecho una campaña que se llama ‘Ara més que mai, comerç local’, y a través del sorteo de bonos de descuento se incentivaban las compras con 90 sorteos de 100 euros para cada persona, con papeletas por compra para gastar en el comercio local. Con lo cual, ha sido atractivo a la hora de comprar y una inyección económica a través de estos premios que tienen que gastarse sí o sí.

Hemos calculado que la inyección ha sido de 300.000 euros. Este tipo de acciones tiene un efecto multiplicador y cuantitativo porque los tiquets que se daban por compra tenían un gasto mínimo y si se duda en si gastar un poco más o menos, al final acabas gastando más para entrar en ese sorteo, por eso es multiplicador.

Aparte de esta campaña, en marzo se paró toda la actividad. ¿Qué otras iniciativas habéis puesto en marcha?

Todo lo que tiene que ver con la venta online. En dos líneas: por un lado, la formación a vendedores de forma online al no poder hacerlo presencialmente; y por otro, haciendo campaña a través de las redes sociales para comprar en mercados municipales con el lanzamiento a final de año del marketplace local de Cistella. Este era un proyecto de legislatura pero la pandemia nos ha hecho adelantarlo en el tiempo para que el comerciante tenga la posibilidad de seguir vendiendo de forma online, facilitando el envío a domicilio mientras que se ha reducido la venta presencial. Así evitamos aglomeraciones de gente por la calle y su desplazamiento en una situación complicada en la que la gente intenta no salir a la calle.

Lo que era para lanzar a final de legislatura de forma más ambiciosa, se ha reconducido, la verdad que con bastante éxito motivado por las circunstancias. Lo que no se había avanzado en digitalización en 10 años se ha avanzado en ocho meses por las circunstancias, lamentablemente. Probablemente sin esta pandemia el comerciante se hubiese sentido un poco más reacio a unirse a Cistella, pero la situación ha demostrado la importancia de la digitalización y la venta digital.

¿Cómo se ha puesto en marcha este marketplace?

Surgió con una idea y se ha convertido en una más potente. Da la posibilidad a quienes no estaban en el mundo del comercio digital de dar sus primeros pasos y ahora aparte de que pueden vender, se ha convertido en un escaparate en el que la gente quiere estar presente a lo mejor no por vender, sino para visibilizar sus productos y que sirvan de gancho y atractivo para las tiendas físicas. Todo lo que sea digitalizar el comercio cuesta, ya no por recursos económicos, sino por recursos humanos.

Siempre lo asociamos a un trabajo detrás, pero esta herramienta detecta estas inquietudes y las soluciona, porque es la propia empresa de Cistella la que hace las fotos y las cuelga, por lo que al comercio mayoritario de Castelló, donde suelen estar el padre, la madre, la hija y el hijo, se les facilita porque no lo tienen que hacer ellos directamente. Ha funcionado mucho el boca-oreja y la gente ha ido viendo las ventajas. Lo que buscábamos era que ante esa necesidad, unida a la falta de recursos, fuese el ayuntamiento el facilitador, que no fuese un obstáculo el coste económico porque somos nosotros quienes sufragamos los tres primeros meses y animamos a la gente a ver las posibilidades del mundo online; y por otro lado que los recursos humanos los facilita la empresa.

Esta empresa se ha encargado de hacer pedagogía con la herramienta, porque al final se ve cómo se hacen los pedidos, cómo se usa la aplicación, etc. Estos tres primeros meses pueden probar porque corre a cargo del ayuntamiento y ya ellos deciden. Pero el él éxito nos ha llevado a plantear para este 2021 que una de las líneas estatégicas sea el de la digitalización. ¿Cómo? Vía subvenciones, subvencionando el gasto que genere Cistella o cualquier otra herramienta que ellos consideren buena para su negocio.

¿Cómo se ha acogido esta plataforma?

Se han adherido 132 negocios. Teníamos como objetivo llegar a navidades con 100 y ya somos 132, por lo que pensamos que en breve llegaremos a 200. Tenemos todo tipo de comercios, lo que pasa es que el funcionamiento es muy dispar. Por ejemplo, en todos los comercios relacionados con el textil la gente sigue queriendo tocar, probar, por lo que tienen presencia pero no son los que más venden. Hemos hecho una especie de Top 10 de tiendas que más han vendido para ver cómo mejorar y las que más han vendido son congelados, frutería, panadería, frutas, carnicería, aceitunas… Es muy sencillo, si tienes miedo a salir y sabes que hay colas, puedes tener en dos horas el producto en casa y sin hacer compras por separado, aquí tienes una Cistella, una bolsa en la que tú haces la compra en la ciudad y te lo llevan a casa. La cesta está abierta al comercio de toda la ciudad y se hace una única entrega.

Desde el lanzamiento el 9 de diciembre hasta finales de enero hemos tenido 205 pedidos. La gente está repitiendo porque ve que es una herramienta muy ágil y es importante destacar que se han dado de alta 3.500 referencias diferentes, por lo que es una cesta muy amplia que va desde higiene personal a alimentación, servicios de masaje… de casi todos los sectores. Lo que mejor funciona es la alimentación y puestos muy frecuentados como los mercados municipales.

Además de esta iniciativa, ¿se han dado ayudas económicas?

Todo el calendario de promociones en 2020 en marzo paró de repente y todo el dinero que había previsto para estas acciones se quedó parado, por lo que se pudo destinar a ayudas. Tuvimos que sacar un presupuesto tardío en 2020 que recogía esta situación, entonces el conjunto de comercio de Castelló ha recibido 1,4 millones de euros en ayudas. Todo el dinero de la concejalía de Comercio y lo que se pudo conseguir del resto salió en una línea de ayudas de hasta 1.200 euros para el comercio precisamente. Entendimos que lo que necesitaba la gente inyección económica directa para sacar su negocio día a día. Dimos 1.200 euros directamente a los negocios que tuvieron que cerrar por el estado de alarma y luego, en función de la merma de ingresos, 300 o 600 euros. Este reparto ha sido muy desigual porque ha habido negocios que han hecho su agosto porque han podido estar abiertos e incluso han podido aumentar sus ventas por falta de competencia.

El impulso de la digitalización y de los bonos de compra son las principales líneas estratégicas de subvenciones y formación para este 2021 desde el área. ¿Por qué estas y no otras?

Vamos a centrarnos en la formación porque es un poco lo que en el Consejo Sectorial de Comercio, que aglutina a comerciantes de todos los sectores, ha pedido. Era lo que más interesaba, las redes sociales. Es una formación a demanda que va desde algo tan sencillo como la iniciación al uso de Instagram para vender sus productos, hasta montar campañas directamente, para todas las edades, en modalidad online.

Respecto a los bonos, nosotros estamos definiendo el diagnóstico del III Plan de Acción Comercial y la Cámara de Comercio nos señalaba que precisamente esta era la acción promocional de más impacto. La gente ve que es algo de aquí, que el dinero se queda aquí, y eso es un aliciente más a la hora de comprar. Realmente es la única arma para el pequeño comercio para poder competir contra las grandes superficies, que pueden permitirse aplicar grandes descuentos que van contra el margen por su gran economía a escala, mientras que con estos bonos ese margen lo asume el ayuntamiento y no el pequeño comerciante. Eso gusta tanto a comerciantes como al cliente.

Cuando hablamos de evolución del comercio hablamos de dar la posibilidad de que aparte de tener tienda física, tener la online para ser competitiva. La ventaja del pequeño comercio en esto es que esa cercanía aumenta porque te cuela por los ojos su producto desde tu móvil y luego te acaba de gustar en el comercio donde no solo te llevas una bufanda, sino que con su capacidad y cercanía te vende el bolso a juego.

¿En qué punto se encuentra el III Plan de Acción Territorial?

En la fase de corrección, con lo cual en quince días estará entregado y lo presentaremos. Es importante el trabajo, se ha demorado en el tiempo por la pandemia porque los trabajos de campo con los comerciantes y asociaciones con muestras no se han podido hacer como estaba previsto. Además, el escenario precovid y postcovid son muy distintos y vamos a ver cómo cambian los hábitos en la era postcovid y ahí tendremos una foto fija de la realidad del comercio de Castelló.

¿Cómo ves la recuperación?

Va a ser costosa por algo muy sencillo: llueve sobre mojado. Antes del covid el comercio no estaba en una situación muy boyante, había tenido diversas situaciones que le mantenían en una situación complicada en los últimos años, por ejemplo con el cambio en la ley de arrendamiento o el cambio de urbanismo que ha trasladado a muchas personas a la periferia de la ciudad, donde normalmente están las grandes superficies… a eso añádele el mundo online. La situación ya era bastante complicada, entonces recuperación va a haber pero va ser muy lenta en el tiempo, evidentemente.

Por desgracia, en esta crisis muchos negocios no van a poder levantar la persiana. El Plan de Acción Comercial precisamente lo que quiere es marcar una estrategia a largo plazo para que esa recuperación sea lo más rápida posible en el tiempo, porque define el modelo de acciones promocionales y nos mostrará qué modelo de urbanismo y oferta necesitamos para ser un atractivo no solo para la ciudad de Castelló que ya se queda pequeña, sino para el área de influencia. Es decir, tenemos que ser más atractivos para los 170.000 habitantes que viven alrededor y que hasta ahora no vienen a Castelló como destino de compra.

Ahora mismo se está trabajando en el presupuesto del ayuntamiento para 2021. ¿Cómo se encuentran las negociaciones?, ¿Qué partidas se van a ampliar y cuáles se recortarán?

El acuerdo de presupuesto de 2021 es la base del Acord de Fadrell. Es decir, sobre unos acuerdos firmes de política del pacto se construirá el presupuesto 2021. Entonces, este presupuesto va a reforzar todos aquellos sectores que hagan de estas cuentas un escudo social y económico, por lo que todas las partidas de bienestar social, actividad económica y comercio se van a ver reforzadas. Hablamos de una doble vertiente: social en primer lugar y refuerzo económico en el segundo. Todas las líneas de ayudas nuevas que comento de digitalización, otra ayuda para el relevo generacional de las tiendas… son novedosas, por lo que esta partida se va a haber aumentada. Hablar de plazos en política es complicado, pero en el de febrero no va a estar aprobado seguro.

¿Cómo valoras el Plan Resistir, en el que ayuntamientos, diputaciones y Generalitat ofrecéis ayudas para personas autónomas y pymes más afectadas por la pandemia?

Todo lo que son ayudas lo valoro bien. Estas ayudas cubren especialmente a la hostelería que peor lo ha pasado en esta tercera ola por estar cerrada directamente, pero también van muy orientadas a comercio. Sin hostelería no hay comercio y eso es una realidad. Con lo cual, esta inyección económica que va directamente a paliar la situación es muy buena.

Desde el punto de vista como concejal de Hacienda, nos va a hacer destinar 825.000 euros para hacer frente a estas ayudas por el porcentaje que debemos cubrir, por lo que en total recibiremos 5,5 millones de euros. Lo bueno del presupuesto municipal para 2021 es que precisamente para reactivar todo el sector económico ese millón de euros de 2020 se va a mantener y vamos a utilizar estos recursos ahora. Está claro que esta ayuda de la Generalitat nos va a permitir llegar a mucha más gente. En unos meses vamos a tener 7 millones de euros en ayudas para comercio.

Pese a todas estas ayudas, sigue habiendo protestas. ¿Falta empatía?

La Generalitat ha estado a la cabeza de las ayudas. Puede ser insuficiente dependiendo de lo que se alargue este tiempo, pero hemos atendido a todos y ha habido empatía desde el primer momento y desde la entidad local que represento hemos tenido acompañamiento. A estas ayudas hay que sumar las ventajas fiscales que en el ayuntamiento hemos ido aprobando, como la suspensión de tasas.

Es una situación dramática y entiendo que tanto la Generalitat Valenciana como el ayuntamiento hemos estado a la altura, sobre todo teniendo en cuenta que hay comunidades que ni siquiera han sacado ayudas para esto. Vamos a llegar a más de 2.000 negocios con el Plan Resistir, más los 1.900 a los que ya llegamos en el primer periodo de ayudas, por lo que vamos a cubrir un sector muy amplio. El límite está en no superar la cantidad de pérdidas que se ha tenido, que por desgracia no va a ser lo habitual porque hay sectores que han sufrido mucho.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario