Obras Públicas inicia la construcción de un paseo peatonal en la CV-18 entre la autovía CS-22 y el Grupo Santa Teresa de Castelló

Estas obras se enmarcan en la política de movilidad sostenible del Consell dirigida al fomento del uso del transporte público y a la mejora de la seguridad vial de los más vulnerables

Obras Públicas inicia la construcción de un paseo peatonal en la CV-18 entre la autovía CS-22 y el Grupo Santa Teresa de Castelló
29/06/2020 -

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha iniciado la construcción de un paseo peatonal en la CV-18, entre la autovía CS-22 y el Grupo Santa Teresa de Castelló.

Las obras, que van a suponer una inversión aproximada de 180.000 euros, tendrán una duración estimada de 3 meses y dotarán de mayor seguridad vial a toda la zona de grupo Roquetes.

Según ha explicado el conseller de Obras Públicas, Arcadi España, este tramo de esta vía, que pertenece a la red de carreteras de la Generalitat, tiene una intensidad media diaria aproximada de unos 25.000 vehículos diarios y actualmente, «los vecinos y vecinas de la zona, situada en ambos márgenes de la CV-18 entre Almassora y Castelló, para acceder al transporte público deben circular por el arcén izquierdo de la carretera que no está acondicionado para peatones como si que lo está el otro margen, lo que supone un grave peligro para los viandantes».

«Es por ello -ha continuado el conseller- por lo que la conselleria ha planteado una vía peatonal siguiendo la política de movilidad sostenible que llevamos desde el Consell dirigida al fomento del uso del transporte público y a la mejora de la seguridad vial de los usuarios y usuarias más vulnerables, en este caso los peatones».

De esta forma, se completan otras actuaciones anteriores llevadas a cabo por la conselleria y que han consistido en la ejecución de un cruce con semáforo, que da acceso a unas paradas de autobús, y un paseo ciclo-peatonal que comunica Castelló de la Plana y Almassora, ha recordado Arcadi España.

Así se está ejecutando una zona peatonal al mismo nivel que la carretera, con separación física mediante elementos prefabricados de hormigón. Esta solución permite no alterar el drenaje de la carretera, proteger a los peatones y disminuir los costes de mantenimiento.

El paseo peatonal tendrá una longitud de unos 450 metros, y una anchura de entre 2 y 2,5 metros gracias a la demolición de una antigua acequia de riego fuera de uso y tras retranquear varias farolas a lo largo del tramo, situándolas junto a las mallas de cerramiento de las propiedades particulares, y contará con iluminación nocturna con los báculos existentes del alumbrado viario.

Como actuación complementaria al paseo, para dejar todo el tramo del margen izquierdo acondicionado y que el drenaje superficial siga siendo adecuado, se va a reforzar el firme de la calzada de este margen, desde la rotonda del Grupo Santa Teresa hasta la de la Autovía CS-22 de acceso al puerto.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario