El Plan de Ordenación Pormenorizada prioriza un Castelló sostenible y con mejor calidad de vida

El documento plasma un modelo de ciudad moderna, inclusiva, sostenible, verde, ordenada, vertebrada, compacta y racional

El Plan de Ordenación Pormenorizada prioriza un Castelló sostenible y con mejor calidad de vida
30/04/2022 -

El Ayuntamiento de Castelló ultima la tramitación del Plan de Ordenación Pormenorizada (POP), que se sumará al Plan General Estructural (PGE) aprobado el pasado mes de diciembre y completará así en los próximos meses el nuevo Plan General de Castelló. Este documento, cuya aprobación provisional se alcanzó en el pleno de esta semana y está pendiente ahora de un informe de la Comisión Ambiental Municipal para elevarlo a otro pleno para su aprobación definitiva, contiene la planificación urbanística a escala barrio, al detalle, y se marca como principales, criterios en materia de sostenibilidad, de calidad de vida de la ciudadanía y de ordenación.

La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, ha resaltado el Plan General «como un proyecto de ciudad, de futuro y de oportunidades, que diseña un nuevo modelo de ciudad, más moderna, inclusiva, sostenible, ordenada, vertebrada y racional. Una ciudad que contará con espacios más habitables, sostenibles e inclusivos que mejorarán la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas». «Tras la aprobación de la parte estructural el pasado mes de diciembre, esta semana hemos dado un paso muy importante para aprobar en breve de forma definitiva la parte pormenorizada y poder tener cuanto antes un Plan General que rompe con el modelo depredador promoviendo un uso racional y sostenible del suelo», ha detallado Marco.

«Este planeamiento urbanístico va de futuro y de progreso para la ciudad, de garantizar una seguridad jurídica, de hacer una ciudad más sostenible y verde, más igualitaria e inclusiva, una más amable y humana que mejora la calidad de vida de la ciudadanía», ha indicado el concejal de Urbanismo, José Luis López. «Estamos en la fase final de un complejo trabajo que hemos realizado desde el pasado mandato para diseñar el Castelló de los próximos 20 años», ha dicho.

Por su parte, el segundo teniente de alcaldía, Ignasi Garcia, ha expresado que «este gobierno tiene una predisposición clara, y es construir y ordenar un modelo de ciudad verde y sostenible y que ponga en el centro las personas y su bienestar». Garcia también ha destacado que el Plan detallado «nos permitirá establecer la hoja de ruta por la cohesión territorial de la ciudad, con una urbanismo más integrador que deja atrás las desigualdades del pasado que han perjudicado barrios y sectores, priorizando la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas».

El tercer teniente de alcaldía, Fernando Navarro, ha destacado que Castelló «da un paso importante para adaptar a la ciudad a las exigencias del siglo XXI y caminar hacia un modelo de ciudad más racional, compacta, verde y sostenible». Ha resaltado que el Plan de Ordenación Pormenorizada impulsado por el Acord de Fadrell «es una medida transformadora que refuerza la cohesión del paisaje urbano, mejora la conexión de sus enclaves verdes, aumenta el espacio público y contempla zonas de regeneración para movilizar recursos para la rehabilitación».

Sostenibilidad, calidad de vida y ordenación

Respecto a la sostenibilidad, la infraestructura verde pormenorizada desarrolla y complementa la infraestructura verde delimitada a nivel del PGE e introduce una segunda dimensión de espacios verdes y/o abiertos que genera una malla densa, capaz de garantizar una adecuada conectividad de las zonas verdes, espacios libres e itinerarios peatonales, de manera coherente y lógica con la red de dotaciones públicas. Se propone así la incorporación de nuevos espacios verdes fomentando la inclusión de cubiertas, muros ajardinados y arbolado en viario; y mayores exigencias de ajardinamiento en los espacios libres privados, en orden de conferir espacios de mayor calidad ambiental.

En esta misma línea, el POP propone el mantenimiento del modelo de ciudad compacta, priorizando la urbanización y el desarrollo de los enclaves urbanos intersticiales, que necesitan una reconversión de usos o una reconstrucción urbana. En este sentido, la unión de barrios o grupos aislados son criterios que priorizan la ejecución de unos ámbitos frente a otros. Así, serían prioritarios los sectores que completan vacíos en la trama urbana y contribuyen a cohesionar implantaciones residenciales en el borde de la ciudad y grupos periféricos, como: Crémor, Río de la Plata, Río Seco, Tombatossal, La Joquera y Saboner (de uso residencial); Hermanos Bou, Lourdes y Almazán (de uso terciario); y Pi Gros y La Pedrera (de uso industrial).

En relación con la calidad de vida de la ciudadanía, se han tenido en cuenta criterios de habitabilidad centrados en la calidad del espacio público urbano y en la consecución de niveles adecuados que favorezcan las actividades y relaciones humanas atendiendo a su diversidad. Al respecto, con la elaboración de las ordenanzas se pretende, además de la regulación de la actividad urbanística y edificatoria, la construcción de una ciudad mas amable y habitable. Así, las ordenanzas permiten una adecuada gestión de los servicios y zonas verdes, una correcta proporción entre los espacios libres públicos y el volumen edificado, favorecer la relación de vecindad y la movilidad no motorizada, y mejorar el paisaje urbano analizando las relaciones visuales y las perspectivas de calidad.

En cuanto a la ordenación, el principal objetivo es elevar la calidad del espacio urbano y sus posibilidades de ser utilizado por la ciudadanía como un verdadero espacio de relación vecinal. Así, se persigue la integración del medio natural con el suelo ordenado, que permita una transición en continuidad y una mixtificación de los usos previstos en los distintos barrios, con la finalidad de conseguir una ciudad más amable, más personalizada y más inclusiva.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario