La inclusión turística: bandera de la Comunitat Valenciana y los rincones castellonenses en Fitur

La provincia de Castelló alberga tres rutas accesibles para que todas las personas descubran los mejores parajes naturales y la gastronomía local

Ajuntament de Vinaròs

La inclusión turística: bandera de la Comunitat Valenciana y los rincones castellonenses en Fitur

La Comunitat Valenciana está hecha para disfrutarla, desde el más pequeño rincón hasta el espacio más emblemático. Sin embargo, no todo el mundo tiene las mismas oportunidades para hacerlo. Por ello, este año la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha editado un nuevo libro que recoge las rutas accesibles de Castelló, València y Alicante junto con la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica. Y lo ha presentado en la cita más importante para el turismo en España, Fitur, que este año celebra su 40 aniversario.

Según señaló la consellera Mònica Oltra en la Feria Internacional de Turismo de Madrid, Fitur, se trata de una guía que incluye 34 posibles destinos en los que cualquier persona, con independencia de sus necesidades, podrá disfrutar del ocio y el turismo valenciano. “Tenemos que pensar que las rutas accesibles son buenas no solo para las personas con discapacidad, que en caso contrario no podrían disfrutar del turismo, sino también para personas mayores, con cabestrillo, con carros… el turismo inclusivo es para todos”.

Así, Castelló ofrece tres posibilidades para toda la familia en las que se puede disfrutar de la mejor gastronomía y de la naturaleza en la capital, Culla, Almenara y Vinaròs. A ello se suma el Ayuntamiento de Onda, que también ha conseguido situarse como uno de los municipios castellonenses más accesibles para visitantes con su castillo de las 300 torres, la primera fortaleza accesible de la provincia, y con el Museu del Taulell, el Centro de Interpretación ‘Onda Natura’ y el Molí de la Reixa.

‘Langostino: del mar al mercado’

La primera de estas rutas es ‘Langostino: del mar al mercado’, una propuesta que pretende acercar a los visitantes a Vinaròs para adentrarlos en uno de sus principales atractivos turísticos: el langostino. En este caso, los y las turistas podrán conocer de primera mano la pesca de este producto con técnicas tradicionales en una barca adaptada, cómo esa captura llega hasta la Lonja, donde se vende a subasta, y cómo llega al Mercado Municipal, un edificio de gran belleza en el que también se puede hacer una degustación de langostinos u otros mariscos cocinados en el momento.

También es posible conocer su vertiente económica en otro punto referente de la ciudad, la Casa Membrillera, una casona de estilo renacentista que acoge una exposición permanente sobre el trabajo y economía del municipio y Espai Mar, un espacio en el que se muestran las diferentes embarcaciones que se han utilizado históricamente.

Además, tal y como señala la guía, si en la visita participan niños, en el parque infantil de la Plaza de España, junto a la Plaza de Toros, hay un juego adaptado para niños y niñas con movilidad reducida para que puedan divertirse. Y para toda la familia, la Playa del Fortí cuenta con un punto que dispone de ayudas técnicas y personal de apoyo para el baño adaptado.

‘Castelló de las estrellas’

Para los amantes de la astronomía, sin duda, la ruta más especial es ‘Castelló de las estrellas’, un recorrido desde el Planetario de Castelló de la Plana hasta el Observatorio de Culla que permitirá relajarse contemplando la Luna, satélites o constelaciones a todos sus participantes.

En concreto, es una ruta de 8 horas que incluye una visita autoguiada en el planetario, un espacio clave de la divulgación científica en la Comunitat Valenciana por las conferencias y exposiciones que acoge, pero también por el estudio de los ecplipses y de los tránsitos planetarios que realizan sus profesionales.

Esta opción también pasa por la visita al Observatorio Astronómico de Culla, que se encuentra en el punto más alto del Maestrat y que permite una extensa visión del firmamento gracias a su situación geográfica, alejada de cualquier foco de contaminación lumínica. Incluso, es posible ver la Vía Láctea y alberga una ampia colección de diferentes oculares para observar estrellas y constelaciones con muchas posibilidades.

Ruta verde ‘Els Estanys’

Por su parte, Almenara se sube al carro de la inclusión en el turismo a través de la ruta verde ‘Els Estanys’, uno de los parajes naturales más desconocidos de la Comunitat Valenciana pero con un gran valor ecológico gracias a la variedad de su flora y fauna. Se trata de una de las zonas húmedas más importantes de la autonomía porque acoge, además, hábitats característicos de la costa mediterránea y especies en peligro de extinción.

Los turistas que quieran disfrutarla, tendrán a su disposición una zona de picnic, bancos y apoyos, un observatorio para el avistamiento de aves y tarimas para pescar. Asimismo, la playa Casablanca de Almenara tiene un Punto Accesible que dispone de cambiador, ducha, servicios, sillas anfibias, muletas, flotadores, rampas, sillas de ruedas, zonas de sombra y personal de atención desde la primera semana de julio hasta la primera de septiembre.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario