La UJI se prepara para arrancar el curso de forma semipresencial

La Universitat Jaume I planifica l’inici de curs semipresencial amb limitació d’aforament a les aules i horaris escalonats

La UJI se prepara para arrancar el curso de forma semipresencial
10/06/2020 -

La Universitat Jaume I avanza en la planificación del curso 2020-2021 que, como el resto del sistema universitario público valenciano, empezará en modalidad semipresencial con clases teóricas mayoritariamente a distancia y sesiones prácticas (laboratorios, seminarios y talleres) preferentemente presenciales. El Consejo de Dirección de la UJI trabaja desde hace tres semanas en el diseño del inicio de curso, que incluirá la limitación de aforo en las aulas para garantizar la distancia física, el uso de mascarillas siguiendo las instrucciones sanitarias y otras medidas como la elaboración de horarios escalonados siempre que sea posible para reducir las aglomeraciones.

«Hay que diseñar ya el próximo curso por la necesidad de elaborar horarios, distribuir la docencia entre el profesorado, reservar espacios docentes y adaptar las asignaturas a la semipresencialidad y, así, planificar la actividad académica de la mejor manera posible», explica la rectora de la Universitat Jaume I, Eva Alcón. En este sentido, reconoce que el grado de incertidumbre que todavía vivimos «supone una dificultad añadida en la planificación docente», pero se tiene que trabajar con el escenario más probable de restricciones sanitarias que limitan la presencialidad.

La rectora de la UJI, junto con la vicerrectora de Estudios y Docencia, Isabel García Izquierdo, y el vicerrector de Profesorado y Ordenación Académica, Ximo Gual, mantuvieron la semana pasada una nueva reunión con las direcciones de los centros para compartir la guía de adaptación de la docencia del curso 2020-2021 en el contexto de la denominada nueva normalidad y definir cómo se concretará la semipresencialidad en cada centro.

«Los centros son los encargados de planificar la docencia y, para ello, necesitan unas líneas básicas de actuación, pero suficientemente flexibles para poder adaptarse a las singularidades de sus titulaciones», explica Alcón. Estos criterios generales y comunes forman parte de la guía para la adaptación de la docencia del curso 2020-2021 a la ‘nueva normalidad’, que se ajustará a las instrucciones que dicten las autoridades en materia sanitaria y educativa en función de la evolución de la pandemia.

Posteriormente, los vicerrectores también expusieron estas líneas a los vicedecanatos, a las direcciones de departamentos y a la Mesa Técnica, en tres reuniones diferentes que permitieron también recoger ideas y sugerencias como, especialmente, tener un plan de contingencia en caso de que, una vez iniciado el curso, se vuelva a decretar un confinamiento.

Alcón destaca que «la UJI es una universidad presencial y, por lo tanto, esta planificación semipresencial de la docencia responde a una situación excepcional y tiene carácter temporal. En todo caso, tenemos que ser conscientes que toda la actividad académica tendrá que tener capacidad suficiente para adaptarse a la evolución de la pandemia».

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario