Alcaldes, fiscales y familiares, entre las personas investigadas en Castelló por vacunarse irregularmente

El Departamento de Salud de Castelló investiga ahora la presunta vacunación irregular contra la COVID-19 de familiares del personal del 9 d’Octubre de Castelló

Alcaldes, fiscales y familiares, entre las personas investigadas en Castelló por vacunarse irregularmente

La vacunación contra la COVID-19 ha sido el centro del debate tanto por las críticas de los negacionistas como por los que, por el contrario, han pedido que llegue pronto a todos los grupos para frenar el avance de la pandemia. Y ahora también ha traído indignación al conocerse que la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública investiga a 62 personas vacunadas irregularmente en la Comunitat Valenciana donde no sólo se encuentran cargos públicos, sino también familiares de personas que participan en esta primera campaña, tal y como se ha concretado en las últimas horas.

Según detallaba la semana pasada la consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Ana Barceló, se ha solicitado a Salud Pública la tramitación inmediata de diligencias contra al menos 62 personas vacunadas de forma irregular contra el coronavirus de 233 casos analizados. De ellos, 10 son cargos públicos, entre los que se encuentran el alcalde de Villahermosa del Río, Luis Rubio; el de Benlloch, Àngel Ribés, al que el PSPV-PSOE le ha suspendido de militancia; y el ya ex fiscal jefe de Castellón, Jose Luis Cuesta.

Barceló no ofreció detalles sobre el resto de personas que están siendo investigadas. Tan solo, que en estos casos “se ha procedido a investigar con más detalle para depurar, en su caso, responsabilidades”. Pero en las últimas horas se ha informado de que el Departamento de Salud de Castelló está investigando a familiares del personal adscrito del centro de salud 9 d’Octubre de Castelló, en el que se vacunó Cuesta, que dimitió “por motivos personales” el mismo día en que se conocieron los hechos.

Según la documentación a la que ha accedido El Mundo, una decena de personas que se encontraban fuera del grupo de vacunación presuntamente recibieron la primera dosis de la vacuna en el centro de salud de la capital, entre los días 11 y 13 de enero. En concreto, las fuentes consultadas por el diario han asegurado que en la investigación se encontrarían familiares de varios miembros del personal, incluida la coordinadora de enfermería, mujer de Jose Luis Cuesta.

À Punt ha detallado que Sanidad investiga si estas personas se vacunaron por estar inscritas en la lista, tal y como explica El Mundo, o si se vacunaron con viales sobrantes. Además, en este centro también se investiga la desaparición de un vial.

10 cargos públicos investigados

A los casos de la provincia de Castellón hay que sumar más cargos públicos de distintos grupos políticos que Barceló detalló la semana pasada “por su especial relevancia y trascendencia”. Es el caso de Ximo Coll y Carolina Vives, matrimonio y alcaldes de El Verger y Els Poblets, respectivamente; Cristina Morera, concejala de Servicios Sociales y Sanidad de Dènia; Francisco López, alcalde de Rafelbunyol; Bernabé Cano, alcalde de La Nucía y diputado de la Diputación de Alicante; José Galiana, concejal de Sanidad de Orihuela; y Juan Bautista Roselló, diputado de la Diputación de Alicante.

Tramitación de diligencias y, en su caso, apertura de expedientes

Barceló ha precisado que ordenó, tanto a la Dirección General de Recursos Humanos, como a Salud Pública, la apertura de expedientes informativos para saber, en el primer caso, si algún profesional de la Consellería había cometido alguna irregularidad y, por otro, si habían sido vacunadas personas no pertenecientes a los grupos que les correspondía y si, de darse el caso, había alguna causa que justificara esta vacunación.

Según Barceló, de la información recabada hasta el momento, se desprende que “se pueden haber cometido irregularidades y dada la trascendencia de este asunto”. Así mismo, la titular de Sanidad ha detallado que, desde la Dirección General de Recursos Humanos de Conselleria, en este momento hay abiertos 9 expedientes informativos, entre los que ya están en fase de diligencias previas o aquellos en los que se ha solicitado una ampliación de información. “Todos ellos afectan a personal propio que haya podido intervenir en el proceso de vacunación y, al encontrarse en trámite, están sujetos a la privacidad y protección de datos correspondiente”, ha puntualizado Barceló.

Respecto a estas personas, la titular de Sanidad ha informado que “se ha solicitado a Salud Pública la tramitación inmediata de diligencias y, en su caso, la apertura de los correspondientes expedientes para acotar los hechos, circunstancias y sujetos responsables de cada caso”. También la aplicación, si procede, de las sanciones recogidas en la Ley 33/2001 General de Salud Pública y la Ley 10/2014 de la Generalitat de Salud de la Comunitat Valenciana.

Ana Barceló ha resaltado que “las posibles irregularidades, 62, cuando se llevan puestas más de 149.000 vacunas, un 0,041%, no empañan en ningún caso un proceso de vacunación que está transcurriendo con la más absoluta normalidad”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario