Almassora amplía la plantilla del centro geriátrico

Almassora amplía la plantilla del centro geriátrico
10/05/2022 -

La junta general de accionistas, representada a través del pleno de Almassora, ha aprobado las cuentas de 2021 con un refuerzo de la plantilla estimado en más de 38.000 euros para garantizar la lucha frente a la COVID-19. La reunión celebrada antes de la sesión plenaria ordinaria correspondiente al mes de mayo ha dado el visto bueno a los 260.833 euros aportados por el Ayuntamiento para asumir los gastos habituales, el descenso de plazas ofertadas para garantizar la salud y el incremento de personas trabajadoras.

Entre los aspectos más destacados de las cuentas aprobadas este lunes destaca este refuerzo en materia laboral, de 38.019 euros más respecto a 2020, vinculado a la contratación de más empleados para dar respuesta a las necesidades de la pandemia. En concreto, el centro incorporó a una enfermera para cubrir vacaciones, continuó a media jornada una subalterna para la realización de visitas y videollamadas, otra subalterna cubrió la hora de los desayunos de residentes los fines de semana y, por último, una auxiliar de limpieza de refuerzo y una auxiliar de enfermería, ambas a media jornada, completaron el dispositivo habitual.

Este hecho incrementó la seguridad frente a la pandemia coincidiendo con el descenso de las plazas ofertadas para residentes con idéntico objetivo. Así, la Generalitat no cubrió la totalidad de la capacidad del edificio al obligar a mantener libres cuatro habitaciones dobles para posibles brotes. Por tanto, las diferencias acumuladas entre las plazas existentes y las ocupadas ascendieron a más de 163.000 euros, de los cuales 145.020 euros correspondieron a la Residencia y el resto, al Centro de Día.

En concreto, consecuencia, el ingreso mensual por plaza ocupada disminuyó hasta 386 euros que, multiplicado por las 56 plazas, supuso un déficit total de 259.539 euros anuales. El consistorio subsanó la diferencia para garantizar el correcto funcionamiento de un centro público que, durante la pandemia, fue ejemplo de buenas prácticas y pionero en la administración de la primera dosis de la vacuna debido a la ausencia de brotes.

Por último, la residencia tuvo otros gastos que ascendieron respecto al balance de 2020, como son las reparaciones y la conservación de distintas instalaciones del edificio, el suministro de gas y los gastos financieros. Por el contrario, el suministro de electricidad disminuyó en comparación al año anterior.

Finlamente, las cuentas de 2021 aprobadas este lunes arrojaron un resultado final positivo de 1.288 euros tras la inyección de la subvención al centro de 260.833 euros por parte del Ayuntamiento de Almassora. En palabras de la concejala del área de Servicios Sociales, María José Tormo: “estas cifras reflejan la correcta gestión para la cobertura de gastos en un año todavía afectado por la pandemia tanto a nivel económico como de salud y de atención a residentes”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario