Almassora licita la última fase del bulevar San Jaime por 580.000 euros

Almassora licita la última fase del bulevar San Jaime por 580.000 euros
09/12/2020 -

El Ayuntamiento de Almassora ha sacado a concurso público la última fase de obras del bulevar San Jaime por 580.800 euros. La Unión Europea y el consistorio financiarán la reforma al 50% gracias a la subvención con fondos FEDER. La empresa adjudicataria tendrá un límite de seis meses de ejecución tras la firma del acta de replanteo. El plazo para presentar ofertas a través de la Plataforma de Contratación del Sector Público es de 20 días naturales a contar desde el siguiente a la publicación del anuncio en el perfil del contratante.

Las obras se extenderán entre las calles Dos de Mayo y San Luis hasta conectar con la reciente reforma de este último vial. Los trabajos afectarán a 500 metros de este bulevar de acceso y salida de Almassora con el objetivo de garantizar la accesibilidad peatonal y de mejora de la seguridad. Con esta obra, el consistorio igualará la configuración de San Luis entre San Jaime y l’Alcora y quedará armonizado con el resto de la calle hasta la avenida José Ortiz. Además, incorporará carril bici como el resto del bulevar ya remodelado en fases anteriores.

En este sentido, los técnicos del departamento de Urbanismo recuerdan en su memoria justificativa que el Ayuntamiento de Almassora pretende “una nueva configuración del vial dirigida a fomentar la movilidad urbana sostenible, sobre todo en lo que representa la mejora de la accesibilidad peatonal y movilidad ciclista”.

Para ello modifica la sección transversal al reducir el tamaño de la calzada, ampliar la superficie para peatones e integrar el vial, a futuro, en la red de itinerarios ciclistas de Almassora mediante vía ciclista segregada. En concreto, esta actuación supone implantar un itinerario peatonal accesible y vía ciclista en el tramo de la reforma.

El documento de 536 páginas redactado por los técnicos municipales recuerda que, cuando el consistorio programó la reforma en 2017 el vial presentaba un deterioro considerable, “tanto de las aceras como de la parte de rodadura, las condiciones de accesibilidad eran inexistentes y contenía deficiencias en cuanto a la seguridad tanto de los peatones como de los vehículos que circulan por ella”.

Antes de la ejecución de las tres primeras fases existían zonas con carriles de circulación de más de seis metros, lo que provocaba una conducción “rápida y peligrosa incompatible con el uso residencial adyacente”, así como cambios de alineación continuados en el mismo sentido de circulación. A su vez, “las aceras eran desproporcionadamente estrechas respecto a la magnitud total del vial”.

La intervención que ahora concluye corrige estas deficiencias e incluye zona ajardinada, además de espacio para aparcamiento. El departamento ha valorado la “transcendencia” de San Jaime como único conector sur de Almassora entre la CV-18 y la N-340 y en aras de evitar incrementar la circulación por el centro del casco urbano, entre los objetivos también figura que se mantenga siempre el tráfico abierto en el sentido a N-340, el de salida de la población y desviando el carril contrario de entrada.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario