Benicarló impulsa un nuevo calendario fiscal para ayudar a superar la crisis de la Covid19

Los pagos de impuestos, tasas y tributos se trasladarán al tercero y cuarto trimestre del año. El equipo de gobierno propondrá suspender el cobro de la tasa de ocupación de vía pública correspondiente al 2020.

Benicarló impulsa un nuevo calendario fiscal para ayudar a superar la crisis de la Covid19
29/04/2020 -

El Ayuntamiento de Benicarló está promoviendo la aplicación de una serie de medidas económicas, presentadas en un nuevo calendario fiscal, con el objetivo de ayudar a paliar las dificultades económicas originadas por la crisis sanitaria de la Covid19. Así lo ha anunciado el regidor de Economía y Hacienda, Carlos Flos, en una rueda de prensa telemática que ha tenido lugar esta mañana.

Flos ha remarcado que «después de analizar el estado de las arcas municipales y la normativa que nos afecta en los ayuntamientos, hemos decidido proponer la ampliación de los plazos de pago voluntario de todas las tasas e impuestos municipales».

En cuanto a la tasa de recogida de residuos, el nuevo calendario fiscal modifica el periodo de cobro voluntario y lo desplaza al 1 de julio, mientras que los recibos domiciliados se cobrarán a partir del 1 de agosto. El periodo de pago finalizará el 31 de agosto.

Lo mismo pasará con el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), que traslada el cobro voluntario al 1 de septiembre. Los recibos domiciliados se cobrarán a partir del 1 de octubre y el periodo de pago finalizará el 31 de octubre.

Los primeros recibos que se tenían que cobrar antes de la entrada en vigor del estado de alarma, es decir, la tasa por entrada y salida de vehículos a través de las aceras (vados) y la tasa de reserva de aparcamiento exclusivo y carga y descarga de mercancías, no se cobrarán hasta que no finalice el estado de alarma. Así, en el momento que se decrete la suspensión del estado de alarma, se abrirá un plazo de dos meses para abonar estos recibos.

En cuanto a la tasa de ocupación de vía pública, el equipo de gobierno propondrá eliminar el cobro correspondiente al 2020.

Finalmente, según ha explicado el regidor, «la Diputación ha decidido retrasar un mes el pago del IBI [Impuesto de Bienes inmuebles] y nosotros pediremos retrasar también el pago del IAE [Impuesto de actividades Económicas]». De este modo, el IBI pasará a cobrarse del 6 de junio al 7 de septiembre y el IAE se cobraría del 17 de septiembre al 16 de noviembre.

Carlos Flos ha querido subrayar que «desde el primer día de esta crisis estamos priorizando las necesidades básicas de las personas, agilizando ayudas de emergencia social y también acelerando al máximo los pagos a los proveedores, que ya suman más de un millón de euros».

Las propuestas para modificar el calendario fiscal se debatirán en el pleno ordinario del próximo mes de mayo.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario