Miralles: “En Benicarló hemos creado un paquete de medidas con dos millones de euros para paliar los efectos de la pandemia”

La alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles, recibe con buenos ojos el Plan Resistir de la Generalitat y destaca las políticas de empleo: “Creo que somos uno de los pueblos que más ocupación han creado”

Miralles: “En Benicarló hemos creado un paquete de medidas con dos millones de euros para paliar los efectos de la pandemia”

La pandemia del coronavirus ha puesto en situación de emergencia a miles de familias en cada uno de los pueblos de la Comunitat Valenciana y los ayuntamientos, como administración más próxima, han tenido que responder con urgencia a esa incertidumbre. Poco a poco, la esperanza se abre paso con la llegada de la vacuna y de los fondos europeos que acelerarán la recuperación económica, pero lo más importante es que «lleguen a manos de los pequeños empresarios y empresarias». Así lo explica la alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles, que avanza que los presupuestos de 2021 estarán marcados por la colaboración entre administraciones para impulsar la ocupación y economía local.

Habéis tenido más de 1.700 contagios desde que empezó la pandemia de la COVID-19. ¿En qué situación estáis ahora?

La situación es muy mala. Al igual que en la mayoría de pueblos, estamos viviendo la tercera ola y los datos no son buenos. En diciembre tuvimos un pico y una incidencia de 900 casos por cada 100.000 habitantes, por lo cual en Benicarló tomamos medidas extraordinarias: el cierre de los espacios municipales, de pabellones deportivos, la suspensión de los entrenamientos de los equipos pequeños y de la actividad a las asociaciones, cerramos los parques infantiles… más allá de las medidas aplicadas por la Generalitat.

Parece que bajó, pero después de las fiestas de Navidad, como en todos los pueblos, volvemos a tener muchos casos. No somos el pueblo con más positivos del departamento, ya que está peor Cinctorres o Vinaròs. Esperamos que con las medidas extraordinarias de la Generalitat, como la restricción de reuniones, el cierre de la hostelería, la reducción del horario de los comercios… todo mejore, porque la situación es muy complicada y preocupante. Cada vez conocemos a más gente afectada y sobre todo lo que nos preocupa es el hospital comarcal, porque ya sabemos que hay un plan para coordinar los cuatro hospitales de la provincia con un protocolo y nos preocupa por la alta incidencia que tiene.

Es cierto que desde el Ayuntamiento de Benicarló no habéis esperado mucho a añadir más restricciones para frenar el contagio. ¿Se ha notado?

Sí, se notó enseguida. En diciembre ya te digo, viendo la situación y con el contacto directo del centro de salud tomamos estas medidas y sí que bajó la curva, pero volvió a crecer después de las fiestas de Navidad.

Desde el Ayuntamiento habéis informado sobre el estado de los centros sociales y residenciales municipales cuando se han detectado brotes, aunque muchas personas consideran que es alarmista informar de datos concretos. ¿Por qué habéis optado por esta actualización?

Yo tengo que decir que seguramente somos el único pueblo de la provincia y de la Generalitat Valenciana que gestiona cinco centros sociales especializados, a través del Organismo Autónomo de Centros Sociales Especializados (OACSE). Ahora mismo esto nos pone en una situación muy complicada como ayuntamiento porque con la nueva Ley de Servicios Sociales y Políticas Inclusivas la gestión general corresponde a la Generalitat, pero en este municipio estamos dando un servicio comarcal e incluso más allá, gestionando con un organismo autónomo tres residencias -la residencia San Bartomeu, la Sant Francesc y El Collet – y dos centros de día de manera directa. Contratamos los trabajadores, compramos la comida…y al final somos los máximos responsables de estos centros.

En este sentido, las residencias, que tienen un presupuesto de 3 millones de euros del Ayuntamiento para garantizar el funcionamiento de estos centros, son públicas. Y con todo el tema de la transparencia, necesitábamos decir cómo estaban las residencias. Antes de hacerlo público, siempre nos ponemos en contacto primero con los familiares de los usuarios y usuarias de estos centros, ya que son quienes tienen que saber principalmente qué ocurre. Son el primer peldaño de la información porque quieren saber qué pasa, sobre todo porque se suspendieron las visitas y después se retomaron pero con muchas medidas de seguridad y protocolos. Por ejemplo, nosotros habilitamos una sala separada del geriátrico para estos encuentros con todos los equipos de protección individual (EPI), las distancias…. Y aun así mientras no hubo visitas también se hicieron videoconferencias para garantizar el contacto.

Aun así, siempre hemos querido dar información en cada momento que nos facilitaba Salud Pública. De forma que si teníamos un brote o dos informábamos a través de nuestras redes sociales y por notas de prensa. Yo creo que la gente lo agradece, te lo digo sinceramente. El Ayuntamiento no está autorizado para dar información sobre una residencia que no sea municipal, pero de las municipales sin decir ningún nombre sí que creo que es una información que se tiene que dar como institución.

Y también todo lo que se ha hecho. Ahora mismo, las residencias están muy bien, no tienen brote. Desde Salud Pública cuando hay un brote se vuelcan al ayudar en estos centros y nos han dado todas las instrucciones para actuar de forma que de verdad cualquier cosa ha sido controlada gracias a Dios. No hemos tenido que lamentar ninguna muerte, por lo cual agradecemos a todo el personal que trabaja en estos centros su trabajo.

Ahora estamos en la fase de vacunación, tenemos la residencia Sant Francesc de personas con diversidad funcional con la segunda dosis administrada y también en la residencia geriátrica San Bartomeu y en El Collet se han puesto las primeras dosis. Estamos esperando para poner la segunda, de forma que hay bastante control.

En los últimos meses habéis puesto en marcha varios planes para reactivar la economía. ¿Cuál destacarías en cuanto al pequeño comercio?

Bien, hay muchos planes que destacaría. En el mes de septiembre ya sacamos ayudas para pymes y autónomos que, de hecho, se pagaron hace unas dos semanas y podían llegar hasta 500 euros y otra de las primeras medidas que hicimos fue suprimir todas las tasas de ocupación de vía pública durante un año para todos los establecimientos, hasta el primer semestre de 2021, así como la tasa de los mercadillos para todos los empresarios y empresarias que vienen aquí sus productos.

Además, nos acogeremos en el Plan Resiste, el nuevo plan de la Generalitat de ayudas para la hostelería, pequeñas empresas y autónomos y autónomas en que un porcentaje lo aporta los ayuntamientos. La cantidad que corresponde en Benicarló es de 877.000 euros por parte de la Generalitat y al presupuesto municipal tenemos partidas por este plan Resiste, además de otras ayudas que anunciaremos.

¿Y en cuanto a ocupación?

Desde el Ayuntamiento de Benicarló hemos hecho un paquete de medidas que rondan los dos millones de euros en ayudas destinadas a paliar los efectos de la COVID-19. Y pensando en ocupación, por ejemplo, redujimos el IBI a las empresas que fomentan la creación de puestos de trabajo o iniciamos obras porque se cree ocupación. Todas las medidas van encarriladas a la recuperación.

Ahora, como te digo, nos sumaremos al Resisteix junto con la Diputación de Castelló y pondremos en marcha estas ayudas que pueden ser de hasta 2.000 euros para los autónomos y 200 para los empleados y empleadas.

También nos hemos adherido a multitud de planes de ocupación de la Generalitat Valenciana y la Diputación. Esto significa que en el último semestre de 2020 más de 150 personas han encontrado trabajo en Benicarló. Algunos para un año y otros para seis meses. Creo que somos de los que más ocupación han creado.

Desde el mes de agosto se ha contratado a 56 personas desocupadas a través de cinco programas de ocupación de la Generalitat Valenciana y uno de la Diputación de Castelló, como la ECOVID, con que han entrado 22 personas, la EMCORP, EMPUJU, un taller de ocupación… como te digo, más de 150 ha entrado a trabajar en el ayuntamiento o han encontrado trabajo gracias a la creación indirecta de puestos de trabajo.

También, con las diferentes iniciativas que se han poner en marcha desde las diferentes concejalías se han creado más puestos de trabajo. Por ejemplo, con las limpiezas extra y desinfecciones de la vía pública por la COVID-19, puesto que se ha contratado a empresas que han tenido que contratar también a personas. Esto han significado realmente mucho dinero.

Desde Servicios Sociales se han ofrecido más de 400.000 euros en vales de comer, siempre en coordinación con las dos ONG, Cáritas y Cruz Roja. Todas las ayudas se han movilizado en época de crisis y han sido muy importantes.

En cuanto al comercio, se ha creado un marketplace para que los comercios que lo deseen se sumen a las ventas por internet, porque sabemos que hoy en día es muy importante que todas las empresas modernicen sus negocios con un escaparate en las redes sociales. Y se ha promocionado ‘Sense tu no hi ha color’, una campaña de 200.000 euros para ayudar a autónomos y micropymes con bolsas de tela, vales de ayuda al comercio…. Y en la segunda campaña se han sumado más comercios. De cada 20 euros, tenían un vale de 5 para gastar en otro comercio, por lo cual ha tenido mucho de éxito y ha reactivado el comercio.

Además, tenemos en marcha el Plan Director de Polígonos Industriales y en el sector cultural apostamos por unas fiestas con actos culturales siempre apostando por las empresas locales afectadas. Programamos una serie de actos porque la banda de música, los grupos de teatro local… pudieran trabajar y ofrecer ocio en unas condiciones muy seguras.

Desde la Generalitat Valenciana se han puesto en marcha dos planes para ayudar los ayuntamientos: el Fondo de Cooperación y el Plan Resiste. ¿Qué opinas de ellos?

El Fondo de Cooperación lo puso en marcha en la anterior legislatura y es un fondo que va a los ayuntamientos directamente. En Benicarló supone 220.000 euros por el número de habitantes por parte de la Generalitat Valenciana, pero recordamos que también la Diputación se adhirió a este fondo con la misma cantidad, por lo cual hay que sumar 220.000 euros más, que en total suponen 440.000 euros de este fondo de cooperación.

Por otro lado está el Plan Resiste. Nos corresponden 877.000 euros por parte de la Generalitat Valenciana, que aporta el 50%; después la Diputación aporta un 30% y un 20% los ayuntamientos. Yo lo valoro muy positivamente porque realmente todos los sectores están muy afectados y nos piden ayudas. Al final los ayuntamientos tenemos unos recursos limitados y unos gastos fijos altos e inversiones a hacer. De forma que si tenemos estos fondos de la Generalitat que provienen de Europa nos ayudará a todos los sectores económicos. Todavía nos queda saber cómo se gestionará porque no sabemos demasiados detalles, pero todo lo que sea ayudar a los sectores repercute directamente en el pueblo.

¿Cómo valoras en una situación como esta la colaboración que tiene que haber entre las diferentes administraciones y entre las administraciones y la ciudadanía?

Yo creo que la coordinación es imprescindible, porque si no es imposible poder gestionar muchas cosas. Quiero recordar que a veces todas las ayudas que se lanzan por ejemplo desde el Gobierno central nos preocupa que no lleguen al pequeño empresario, porque hay falta de información o de capacidad para gestionar este tipo de ayudas. Creo que hoy en día son las gestorías privadas las que están ayudando a cada una de las pequeñas empresas a gestionar ayudas como las de los autónomos, la reducción de las cuotas, los ERTE… y queda mucha pedagogía a hacer.

Como administración más próxima a la ciudadanía conocemos las necesidades del tejido empresarial de Benicarló y a veces podemos ayudar dentro de nuestras competencias, pero no podemos llegar a todo. Es imposible. Podemos lanzar ayudas para pagar suministros como el agua, el alquiler o la electricidad, pero hay cosas que no llegan y la correlación entre todas las administraciones es fundamental, sobre todo si venden fondos europeos, como han dicho tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el de la Generalitat, Ximo Puig.

Una de las cosas que más me preocupa es que estos fondos lleguen, porque son tantos de miles y miles de euros… que espero que no acaben en manos de grandes empresas y no en las de los pequeños empresarios. En el ayuntamiento ya lo hicimos desde el año pasado, estamos ayudando para que se pidan las ayudas al alquiler con personas contratadas para tramitarlas. De hecho, el año pasado tramitamos más de 800. Sí que vemos que mucha gente lo necesita, que hay mucha gente afectada por la brecha digital y queda mucho por hacer. Es muy importante que todos los ayuntamientos se pongan junto a los ciudadanos para ayudar con estas cosas, y de hecho ahora cuando empiecen las ayudas al alquiler tendremos cita para que vengan, como ya lo hicimos también con los certificados digitales. Como te decía, lo que más me preocupa es que todos estos millones no lleguen a los pequeños empresarios que son los que realmente están sufriendo las consecuencias de esta pandemia.

En febrero esperáis aprobar el presupuesto municipal para 2021. ¿Qué nos puedes avanzar?

En el presupuesto municipal sí que nos preocupamos por partidas de promoción económica que reforzarán los planes de la Generalitat, porque no serán muy diferentes. También las ayudas indirectas suponen una pérdida de ingresos que tendremos que compensar y en el tema de inversiones nos volcaremos en la EDUSI y nos gustaría hacer todas las obras previstas dentro de estos fondos FEDER.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario