Burriana y la Generalitat negocian la cesión y rehabilitación de dos inmuebles

Burriana y la Generalitat negocian la cesión y rehabilitación de dos inmuebles
25/05/2021 -

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, ha planteado a la directora general del Sector Público y Patrimonio, Isabel Castelló, la cesión y rehabilitación de dos inmuebles de la Generalitat Valenciana, concretamente el edificio de los antiguos peones camineros situado en la calle Vila-real y la casa adosada al Museu de la Taronja, sita en la calle Mayor número 12.

En la reunión de trabajo para estudiar las posibilidades y las fórmulas para su cesión que ha tenido lugar esta mañana en el Ayuntamiento han participado también la delegada del Consell en Castelló, Eva Redondo, el regidor de Cultura y Patrimonio, Vicent Granel, y la concejala de Hacienda, Cristina Rius, y tras la reunión han visitado ambos inmuebles.

En el encuentro, la directora general de Patrimonio de la Generalitat ha mostrado su conformidad con la cesión en propiedad del inmueble de los antiguos peones camineros que en estos momentos es propiedad de Patrimonio, por el período más largo que se pueda para que el Consistorio pueda utilizar el inmueble para lo que considere oportuno.

Respecto a la casa contigua al Museu de la Taronja, desde el 2001 propiedad de la conselleria de Educación y reclamada por el Ayuntamiento para la ampliación del museo, Maria Josep Safont ha precisado que se ha vuelto ha exponer el estado ruinoso del inmueble y se han valorado las posibilidades y trámites para desatascar la situación.

Entre las cuestiones planteadas por la responsable municipal para su resolución, dado el estado de ruina que presenta, es que la Generalitat asuma las actuaciones de urgencia para la rehabilitación del inmueble o la reforma de todo el edificio, para que posteriormente pueda ser cedido al consistorio para su funcionamiento con carácter municipal.

El concejal de Cultura y Patrimonio ha recordado que la Generalitat, desde que adquirió el inmueble en 2001, ha realizado algunas pequeñas intervenciones de urgencia consistentes en la reparación de cubiertas, retirada de forjados, saneamiento de revestimientos, aleros y cornisas de fachada; la instalación de andamio y malla en la vía pública, un tratamiento antitermitas, así como el saneado de la red de evacuación de pluviales. Sin embargo, el edificio hace tiempo que no se ha reparado y presenta signos evidentes de que el deterioro continua.

Esta vivienda cuenta, sumando las superficies de sus distintas plantas, con 1.500 metros cuadrados, el doble que el inmueble del museo, que dispone de 800 metros. En cuanto a los usos del futuro edificio a rehabilitar, desde el consistorio se barajan diferentes posibilidades de uso municipal.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario