La desinfección refuerza las restricciones contra el COVID en los municipios castellonenses

El Consorcio Provincial de Bomberos atiende la demanda de desinfección, mientras que los ayuntamientos aumentan y prorrogan restricciones por miedo a un incremento de casos

La desinfección refuerza las restricciones contra el COVID en los municipios castellonenses

La pandemia del coronavirus ha afectado especialmente a algunos municipios de la provincia de Castelló, como Onda, Morella, Vinaròs y Nules, con más restricciones impuestas desde la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública. El control de aforo o el cierre de algunos espacios públicos han tratado de limitar el avance del COVID-19 en sus perímetros, pero cada vez son más los municipios que están actuando desde sus competencias para evitar empeorar, con la desinfección como refuerzo.

Tal y como anunció hace justo una semana el presidente de la Diputación, José Martí, el Consorcio Provincial de Bomberos se encarga de atender las demandas de los consistorios en cuanto a la desinfección de espacios públicos. “Como al comienzo de la pandemia, en esta segunda ola seguiremos actuando en las vías y locales públicos más transitados para dificultar la transmisión del virus”, explicó Martí, que añadió que durante los primeros meses de confinamiento se coordinaron 468 acciones de desinfección en 117 municipios y 15 pedanías de la provincia.

Así, hasta la fecha estos bomberos han desinfectado en varias ocasiones Nules, Onda, Vinaròs y Morella, los municipios más perjudicados por la pandemia en Castelló. Según la última actualización de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, del 15 de noviembre, Nules ha registrado 240 casos positivos confirmados por PCR desde que comenzó la pandemia, 30 de ellos en los últimos 14 días; Morella, 147 casos en total, 15 de ellos en las últimas dos semanas; en el caso de Onda, se han registrado 481 casos positivos, 28 en los últimos 14 días; y en el caso de Vinaròs, 630 personas han dado positivo desde que comenzó la pandemia, un tercio de ellas 206 en las últimas dos semanas.

Sin embargo, Alcossebre y Almassora también recibirán un equipo de bomberos para desinfectar los espacios más transitados por la población. Almassora, además, ha anunciado seis nuevos puestos de trabajo para concienciar sobre la pandemia en centros educativos y ejercer labores de desinfección en espacios abiertos al aire libre, así como en edificios públicos del ayuntamiento.

Para la desinfección se siguen los protocolos habituales y los trabajos se centran en mobiliario urbano y zonas más transitadas, con una disolución de hipoclorito sódico que se aplica sobre calles, bancos, parques, residencias, centros de salud, farmacias, ayuntamientos, oficinas bancarias, paradas de autobús, pequeños comercios, contenedores y barandillas.

Se amplían y prorrogan restricciones

Ayer mismo, otros municipios endurecieron sus restricciones para frenar el avance de la pandemia. Es el caso de Almenara, donde su alcaldesa, Estíbaliz Pérez, ha realizado un decreto ampliando las medidas ya existentes desde anoche hasta el 9 de diciembre. “No nos hubiera gustado ampliar las medidas que tomamos hace unos días, pero el aumento de casos hace que las incrementemos para frenar la incidencia”, ha explicado.

Así, se ha prorrogado el cierre de parques infantiles, jardines, zonas verdes, pipi-can, parque de gimnasia de la tercera edad, zonas recreativas de la Muntanyeta del Dipòsit i l’Estany y de todas las instalaciones deportivas, entre otras.

Además, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, señalaba ayer mismo que el Consell baraja la opción de prorrogar el cierre perimetral de la Comunitat Valenciana hasta el próximo miércoles 9 de diciembre, tras pasar el puente de la Constitución, aunque se espera su confirmación.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario