La despoblación escuda a casi la mitad de los municipios de la provincia frente a la COVID

62 municipios han resistido al primer año de pandemia sin detectar brotes y 10 de ellos no han registrado ningún caso

La despoblación escuda a casi la mitad de los municipios de la provincia frente a la COVID

Cada día, la actualización de datos de COVID-19 en la Comunitat Valenciana, da un pequeño respiro. La dureza de la tercera ola de la pandemia, que ha superado con creces el impacto de la primera, hace un año, ha llegado a alcanzar los 9.000 casos positivos en tan solo un día, pero esta cifra ha caído en picado como respuesta a las duras restricciones. Ejemplo de ello es que este lunes la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública ha notificado 89 contagios entre las tres provincias, a lo que hay que sumar una buena noticia para los municipios de Castellón: 62 de ellos no han notificado ningún brote en el primer año de pandemia.

En concreto, los municipios sin brotes en la provincia de Castellón son Aín, Alcudia de Veo, Alfondeguilla, Algimia de Almonacid, Almedíjar, Arañuel, Argelita, Artana, Atzeneta del Maestrat, Ayódar, Barracas, Benafer, Benafigos, Castell de Cabres, Castellfort, Castillo de Villamalefa, Cervera del Maestre, Chóvar, Cirat, Cortes de Arenoso, Culla, Espadilla, Figueroles, Fuente la Reina, Fuentes de Ayódar, Geldo, Herbés, Higueras, Ludiente, Matet, Montán, Navajas, Palanques, Pavías, Pina de Montalgrao, La Pobla de Benifassà, La Pobla Tornesa, Portell de Morella, Puebla de Arenoso, Sacañet, La Serratella, Sierran Engarcerán y Tírig.

A ellos se suman Todolella, Toga, Torás, El Toro, Torralba del Pinar, La Torre d’En Besora, La Torre d’en Doménec, Torrechiva, Les Useres, Vall d’Almonacid, Vallibona, Vilanova d’Alcolea, Vilar de Canes, Villamalur, Villanueva de Viver, Villores, Xodos, Zorita del Maestrazgo y Zucaina.

El rasgo que comparten todos ellos es que su población es menor de 2.000 personas. Las localidades con más habitantes de la lista son Artana (1.955 vecinos y vecinas censadas), Atzeneta del Maestrat (1.304), La Pobla Tornesa (1.212), Sierra Engarcerán (988) y Les Useres (959). De esta forma, la despoblación ha supuesto un escudo frente a la COVID para todos estos vecinos y vecinas.

Esto no significa que no haya habido casos de COVID, sino que no se han producido brotes, es decir, “cualquier agrupación de tres o más casos confirmados o probables con infección activa en los que se ha establecido un vínculo epidemiológico”, según la consideración del Ministerio de Sanidad.

De esta forma, casi la mitad de municipios de la provincia no han contado con brotes. En concreto, el 45,9%, lo que convierte la provincia en la que menos brotes ha registrado en el primer año de pandemia.

La COVID-19: un virus lejano en 10 municipios de Castellón

De esos 62 municipios, hay 10 que sí pueden presumir de haber visto la COVID-19 tan solo de lejos, ya que no han registrado ningún caso de coronavirus desde que comenzó la pandemia hace un año, por lo que tampoco han lamentado defunciones. Según la última actualización de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, estos diez municipios supervivientes son Arañuel, Castell de Cabres, Fuente la Reina, Fuentes de Ayódar, Herbés, Ludiente, Palanques, Sacañet, Torralba del Pinar y Zorita del Maestrazgo.

Además, la mayoría de municipios que no han registrado brotes han contado con casos muy contados, por debajo de los 8 casos salvo algunas excepciones en los municipios más poblados.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario