Los hospitales de Castellón reducen a la mitad su incidencia pero aumentan ligeramente las muertes

Hace una semana la incidencia media de los centros era de 455,12 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la actual es de 235,37

Los hospitales de Castellón reducen a la mitad su incidencia pero aumentan ligeramente las muertes

El sistema sanitario valenciano poco a poco aligera su presión asistencial y en la gran mayoría de departamentos la incidencia acumulada de los últimos 14 días está por debajo de los 200 casos. De hecho, el lunes la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública celebraba que la Comunitat Valenciana ha bajado al nivel 3 de riesgo por primera vez desde el 16 de diciembre. Y así lo reflejan los datos de los hospitales de Castelló, que han reducido a la mitad su incidencia aunque han aumentado ligeramente la tasa de defunciones, que evidencia que la lucha contra la pandemia continúa.

De los siete departamentos de salud de la Comunitat Valenciana que superan los 200 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, dos de ellos son castellonenses: el de La Plana y el General de Castelló. Junto con el de Vinaròs, la incidencia media acumulada en la actualidad de los tres centros es de 235,37 casos, frente a los 455,12 de hace justo una semana, por lo que se ha reducido casi a la mitad el impacto de la pandemia de la COVID-19.

Así, el Hospital de la Plana, es el que se encuentra en peor situación y es el que aumenta esta media, con 287,3 casos por cada 100.000 habitantes y una tasa de defunciones de 129,23. En este caso, en comparación con los datos de la semana pasada, también ha disminuido notablemente la incidencia (era de 548,44 casos), pero ha aumentado ligeramente la de defunciones en casi cinco puntos (antes 124,43).

En segundo lugar se encuentra el Hospital General de Castelló, con 263,58 casos frente a los 475,58 de la semana pasada; y una tasa de fallecimientos de 114,13, siete puntos por encima de la de la semana pasada, con 107,77.

El departamento de Vinaròs, en cambio, sí está por debajo de los 200 casos pese a que hace una semanas era de los que más preocupaba. En concreto, tal y como muestran las estadísticas de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, cuenta con una tasa de incidencia de 155,26, por lo que se ha reducido más de la mitad desde hace una semana, en la que la incidencia era de 341,31. En cuanto a la tasa de fallecimientos, actualmente es de 118,92, también ocho puntos por encima de las 110,11 por cada 100.0000 habitantes de hace una semana.

“RIGOR, PRECAUCIÓN Y PRUDENCIA”

Pese a esta mejora de las cifras las autoridades insisten en mantener las máximas precauciones y evitar la relajación de la ciudadanía. El propio president de la Generalitat expresaba esta semana que existe una “incertidumbre sobre una posible cuarta ola a causa de la cepa británica” y pedía “rigor, precaución y prudencia”.

En este sentido, será clave el avance del proceso de vacunación. Esta semana se empezará a vacunar a las personas mayores de 80 años, y ya se ha comenzado a preparar la vacunación masiva en todo el territorio valenciano, que se prevé que arranque en el mes de abril. En Castelló será en el Palacio de Congresos i les Ciències y se habilitará un espacio de referencia en cada comarca.

Con todo ello, el próximo lunes dará inicio el proceso de desescalada que se prevé prudente y gradual, con el objetivo de frenar una cuarta ola de la pandemia que obligaría, otra vez, a retroceder hacia un nuevo semiconfinamiento.

Está previsto que durante la tarde del jueves, tras la reunión interdepartamental prevista a las 18.30 horas, el president Ximo Puig presente todos los detalles acerca de cómo será la desescalada en la Comunitat Valenciana.

RELAJACIÓN DE LAS MEDIDAS

La Generalitat trabaja en una propuesta que permitiría la reapertura de las terrazas con un límite por mesa de hasta cinco personas para, de esta manera, comenzar a desahogar un sector que lleva mes y medio con las persianas bajadas. Todo apunta a que los interiores de los locales seguirán cerrados y que las terrazas estarán sujetas también a limitación horaria, entre las 17:00 o a las 18:00 horas.

Respecto al resto de medidas actualmente vigentes, la Generalitat se plantea el levantamiento del cierre perimetral de las ciudades con más de 50.000 habitantes durante los fines de semana y festivos, pero seguiría manteniéndose tanto el cierre de la Comunitat Valenciana, como el cierre del comercio no esencial a las seis de la tarde y el toque de queda a las 22:00 horas. Lo que se desconoce todavía es qué ocurrirá con las reuniones sociales tanto en el ámbito público, como privado.

La Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunitat Valenciana (CEOH) ya ha rechazado una apertura parcial de bares y restaurantes, ya que, afirman, “supondría llegar a abril con más de 8.000 establecimientos en quiebra”. Al respecto, piden que se les permita una apertura tanto de terrazas, como de interiores con aforos unificados y utilizando herramientas tecnológicas para garantizar espacios cerrados seguros.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario