Samuel Falomir: “En l'Alcora todos trabajamos a una contra la pandemia”

El alcalde avanza un programa de medidas con las que se mejorará el pueblo y se incentivará la economía local para responder al impacto económico del coronavirus

Samuel Falomir: “En l'Alcora todos trabajamos a una contra la pandemia”

“Conseguiremos frenar esta pandemia todos juntos, pero es necesario tener paciencia y seguir las normas de las autoridades”. Ya hace más de dos semanas que el vecindario de l’Alcora se ha quedado en casa para parar la curva de contagios del coronavirus, una medida difícil que rompe con las rutinas pero que era “más que necesaria”, como señala Samuel Falomir. Al frente del consistorio, lanza un mensaje de tranquilidad y avanza que se pondrán en marcha programas económicos para responder a su impacto.

“Nuestra posición es muy clara: creemos que prácticamente todas las actividades tienen que estar clausuradas”. Con estas palabras, el alcalde de l’Alcora defiende una de las principales reivindicaciones del equipo de gobierno para que todas las familias evitan contagiarse en un municipio en el que al menos 6.000 personas se dedican a la industria cerámica. “Sabemos que es una medida muy drástica y que afectaría mucho a la economía, pero es fundamental para controlar la pandemia cerrar las industrias y comercios que no son de primera necesidad”, añade. Por eso, antes del anuncio de la parada de más sectores el pasado sábado, el Ayuntamiento de l’Alcora envió una carta a la Subdelegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana con su demanda, que ya ha tenido una respuesta por parte del Ejecutivo.

El Ayuntamiento llevará a cabo actuaciones por un valor de 1,6 millones de euros para mejorar el pueblo e incentivar la economía local

En la misma línea, Falomir valora positivamente la suspensión de actividades por parte de la Generalitat Valenciana, como es el caso de las fiestas de la Magdalena de Castelló u otros actos multitudinarios, porque “era más que necesario tomar esta decisión”: “Hace un mes nadie se pensaba que estaríamos en esta posición, pero a la vista está que si no se hubiera avanzado esta medida ahora estaríamos mucho peor”.

Así, el alcalde explica que una vez se conoció el establecimiento del estado de alarma y el consecuente confinamiento, se inició un protocolo de seguimiento junto con la Policía Local para atender las necesidades de los vecinos y vecinas, especialmente de las personas mayores o las que no pueden desplazarse para hacer la compra u obtener medicamentos. Desde entonces, estos colectivos reciben ayuda de los agentes de seguridad, Protección Civil e incluso voluntarios que se han ofrecido en esta tarea.

En este sentido, Falomir también destaca la ola de solidaridad que se ve en el municipio, con varias asociaciones y colectivos que han querido poner su granito de arena en la lucha contra la pandemia: “Por suerte tenemos mucha gente que está dando mascarillas, una empresa local que ha dado telas a otra empresa de Onda para confeccionarlas y asociaciones de l’Alcora que han ofrecido sus medios, como por ejemplo la Peña Madridista, que tiene prevista una donación para la residencia de mayores”.

Respecto al golpe que provocará esta crisis sociosanitaria a la economía, lanza un mensaje de tranquilidad. Asegura que gracias al saldo positivo de 1,6 millones de euros con que se cerró el 2019, el Ayuntamiento de l’Alcora pondrá en marcha medidas que ayudan no solo a las personas que hayan salido perjudicadas, sino también el conjunto del municipio.

A pesar de que con esa partida se pretendía hacer inversiones importantes, Falomir considera que “lo primero es lo primero” y concreta que el objetivo, ahora, es que ese dinero se quede en el pueblo. “Estamos estudiando desarrollar programas para rehabilitar fachadas, modernizar y adecuar instalaciones energéticamente o para hacer obras necesarias de accesibilidad. La idea es que estas actuaciones las lleven a cabo profesionales del municipio afectados negativamente por el coronavirus porque, a la vez que se mejora el pueblo, se incentiva la economía local”, explica.

En este sentido, asegura que de momento no se sabe cuáles serán en concreto porque quieren “pisar sobre seguro” y tener expectativas alcanzables que se adecúen a las necesidades del momento. Eso sí, dice: “Todos estamos a una haciendo frente a la pandemia y para ello estamos llevando a cabo medidas, como el pago a proveedores. No hay que preocuparse porque el ayuntamiento tiene un remanente de 1,6 millones de euros a disposición de la gente que más lo necesite”.

Así mismo, Samuel Falomir explica que gracias al servicio de atención a la ciudadanía mediante el teléfono, el correo o las videoconferencias con el mismo edil, el consistorio sabe que las preocupaciones principales giran en torno a las medidas y ayudas que se lanzarán. “Sabíamos que había que estar más que nunca con la ciudadanía y los diversos departamentos trabajan para ofrecer una respuesta en estas dudas”, explica.

Ya hace casi tres semanas que las calles de l’Alcora están desiertas y los hogares, llenos. Es un momento difícil para todos y todas por las circunstancias, pero Falomir agradece la colaboración y responsabilidad de sus vecinos y vecinas y aprovecha para enviarles un mensaje: “Hay que tener paciencia porque la pandemia está muy propagada y necesitamos estar en casa, aunque sea complicado. Cada vez vemos más gente que se recupera de esta enfermedad y si todos y todas hacemos caso de las normas, conseguiremos vencerla y podremos iniciar una nueva etapa”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario