Falomir (l'Alcora): “Nos hemos unido para hacer un presupuesto que ayuda a quienes más lo necesitan”

Samuel Falomir, alcalde de l’Alcora, destaca el aumento del 25% de la partida de ayudas sociales de emergencia del presupuesto de 2021, aprobado por unanimidad con más de 15 millones de euros

Falomir (l'Alcora): “Nos hemos unido para hacer un presupuesto que ayuda a quienes más lo necesitan”

L’Alcora ya cuenta con una hoja de ruta para el año que viene. El consistorio ha aprobado por unanimidad un presupuesto de 15.531.957 euros para 2021 -un 3% más alto que el de 2020 – que tendrá como ejes ‘Reactivem l’Alcora’, ‘l’Alcora 2021- 2030’ y ‘l’Alcora Viva’, con las ayudas a autónomos, a familias, la captación de fondos europeos y el desarrollo de grandes proyectos como protagonistas. Su alcalde, Samuel Falomir, asegura que serán unas cuentas adaptadas a las circunstancias de la actual pandemia y que “garantizan ayudar a las personas que más lo necesiten”. Hablamos con él para conocer los detalles.

¿Cómo habéis trabajado los presupuestos de 2021?

Los presupuestos empezamos a trabajarlos en septiembre y en octubre empezamos las negociaciones con el resto de grupos para llegar a acuerdos. Como no, la incidencia de la COVID-19 ha sido muy grande. Por un lado, porque ya en 2020 aprobamos medidas fiscales que se aplicarán para 2021, como las ayudas a familias numerosas, la reducción del IBI, del IAE para las empresas que contratan trabajadores de forma indefinida o el ICIO. Y por otro lado, hemos aumentado un 25% las ayudas sociales y tenemos una partida de 300.000 euros de ayudas directas para autónomos. Por lo tanto, todas estas partidas probablemente sin la COVID-19 no se habrían desarrollado.

Los presupuestos, de 15.532.000 euros, los habéis aprobado por unanimidad. ¿Cómo valoras la relación con la oposición?

Siempre es complicado, porque muchas veces la oposición no es responsable, pero aquí estamos muy contentos. Siempre digo que estoy muy contento porque han hecho una política responsable, han aplicado el sentido común y hemos lanzado un mensaje claro a la ciudadanía de l’Alcora, que es que con las dificultades, todos nos hemos ayudado los unos a los otros. Tampoco han hecho política a la hora de hacer un presupuesto que es el que se ha podido aprobar y que garantiza ayudar a las personas que más lo necesitan.

Además, tenemos el pacto Units per l’Alcora. Cuando llegamos a un acuerdo de presupuesto, vimos que había dos medidas que todos los grupos defendían en común, y a raíz de esto creamos el documento de Units per l’Alcora, que recogía esas dos demandas. Por un lado, las ayudas de 300.000 euros a los autónomos y autónomas y, por otra, el reinicio de unas obras que se paralizaron en 2008 en el polígono industrial, el desbloqueo del PAI Santa, para iniciar las obras en la primavera de 2021 y, previsiblemente, tenerlas en 2022. Estos dos puntos que fueron los dos más importante y que firmamos incluso antes de aprobar el presupuesto son los que nos llevaron a hacer el documento de Units per l’Alcora.

¿En que consistirá el desbloqueo del PAI Santa?

Este año hemos acabado de hacer el proyecto. La obra empezó en 2005 y se paralizó en 2008, de forma que había que hacer el proyecto para ver cómo reiniciar los trabajos. Ahora ya tenemos el informe de Iberdrola para ver cómo conectar el PAI industrial en la zona de suministro y ahora estamos haciendo los trámites administrativos para aprobar el proyecto de obras y empezar a informar a los propietarios de lo que hay que pagar y evidentemente el Ayuntamiento asumirá una gran parte del gasto. Después, licitaremos las obras de este PAI que tiene alrededor de 110.000 metros cuadrados y que será un polo logístico muy importante para el municipio.

Será muy importante para el desarrollo e impulso industrial, porque actualmente hay muchas empresas que quieren liberar espacio para montar un almacén logístico y que dentro de las mismas instalaciones puedan ampliar líneas y ampliar la producción.

Habéis aumentado un 25% la inversión social. ¿Qué es lo que destacarías de esta partida?

Sobre todo las ayudas individuales que damos. Nosotros damos ayudas de emergencia social para pagar recibos de agua, luz, alquiler, alimentación… incluso si hay una persona que tiene que cambiarse las gafas y no puede hacerse cargo, lo asumimos. En este sentido, hemos aumentado un 25% las ayudas de 2021 respecto a las de este año para responder si la cosa no mejora.

En materia de ocupación, ¿qué vais a poner en marcha en 2021?

Vamos a firmar convenios de formación. Hemos creado una partida de 20.000 euros para ayudas a emprendimiento y, además, hemos creado una alianza entre el Pacto de la Cerámica – con formación y asesoramiento – , el Ayuntamiento de l’Alcora – con estas ayudas a emprendedores – y la Caixa Rural, que en enero inaugurará un espacio de coworking para que no sea necesario tener que pagar un alquiler para poner en marcha el proyecto. De esta forma, el Pacto asesora, el ayuntamiento inyecta dinero y la Caixa Rural facilita que cuando se emprenda no sea necesario tener este gasto, lógicamente con los proyectos que se puedan adecuar en este espacio compartido.

También, dentro de Units per l’Alcora se han blindado las ayudas para los autónomos. ¿Hasta qué cantidad pueden conseguir las personas beneficiarias?

Efectivamente. Cuando llegó la pandemia, creamos una partida de 120.000 euros para dar ayudas a los autónomos y autónomas del municipio y ahora vamos a lanzar una de 300.000 euros. La idea es que sean directas y que en función de las pérdidas y de cómo les ha afectado la crisis, destinar una cantidad de dinero u otra. Todavía estamos cerrando los detalles, pero está claro que se otorgarán en función del impacto de la pandemia y si incluso han tenido que cerrar, la cantidad será más elevada. Estas se pueden pedir aunque ya se hayan recibido las anteriores, puesto que lo que se tendrá en cuenta es el impacto desde junio.

Habéis cerrado 2020 con la deuda más baja de los últimos 14 años, con 3,1 millones de euros. ¿Cómo lo habéis conseguido en este contexto de crisis?

La verdad es que desde hace mucho de tiempo el actual equipo de gobierno y el anterior fuimos amortizando la deuda. Fuimos amortizando por debajo de la norma. Gracias a esto, ahora mismo el ayuntamiento está bastante bien, los equipos técnicos nos destacan que el endeudamiento tiene que estar por el 40% y nosotros estamos en un 25%. Esto nos da un margen de actuación para emergencias, por ejemplo, o por necesidad. Sabemos que podremos pedir un préstamo porque estamos en unos límites por debajo.

Por lo tanto, ¿esto ayuda a responder si la situación de la pandemia empeora?

Efectivamente. Esperamos que no sea así, pero nos ayuda a tener más tranquilidad. Cada día poquito a poquito hemos ido amortizando para conseguir esta situación.

Otro dato clave es el aumento del presupuesto un 3%. ¿Cómo se han incrementado las cuentas?

Ha aumentado por varios motivos. En primer lugar, porque teníamos muchas subvenciones pendientes, como las del Pla Edificant de la Conselleria de Educación. También, porque este año hemos trabajado para revisar el sistema de recaudación en las empresas principalmente de suministro.

El eje presupuestario ‘l’Alcora 2021-2030’ contará con 3,3 millones de euros. ¿En qué se van a traducir?

Dentro de ese plan hay muchas acciones de gobierno, muchas inversiones. El 2030 está muy lejos, pero ahí tenemos 3,3 millones de euros para el instituto, la casa de la cultura, la Real Fábrica, la puesta en valor del patrimonio, la regeneración de zonas verdes del municipio…. Se trata de ir a un modelo mucho mejor. También quiero destacar que en el caso del Ministerio de Fomento, nos ha aprobado una subvención para empezar la licitación de las obras del Castell de l’Alcalatén que esperamos que acaben en 2022.

¿Y en el caso de l’Alcora Viva?

Vamos a destinar 860.000 euros a la dinamización de actividades culturales, deportivas… en definitiva para recuperar la vida que teníamos a nivel social, cultural y deportiva. Es un sector que ha sufrido especialmente y queremos revitalizarlo.

¿Ha habido proyectos que no se llevarán a cabo en 2021 a consecuencia de la pandemia de la COVID-19?

Sí. Por ejemplo, para 2020 queríamos poner en marcha el bus urbano, pero no hemos podido hacerle frente, además por una cuestión de poder mantener la distancia interpersonal a que obliga la pandemia; y la obra de rehabilitación de la calle Enrique Grangel Girona, un proyecto de más de 700.000 euros para mejorar los accesos y la accesibilidad peatonal que, esperamos, se pueda iniciar en 2021. Además, es un proyecto que va muy en línea de los proyectos que promueve la Unión Europea. Tenemos hecho el proyecto, pero hay que ejecutarlo.

De cara al futuro os planteáis captar fondos europeos. ¿Qué papel juega la Unión Europea (UE) en la recuperación de la pandemia para los municipios?

Bien, sabemos que el año que viene tendremos muchas ayudas de la UE para España y los diferentes ministerios nos las harán llegar a los consistorios. Por eso, hemos creado una comisión en la que estamos todos los grupos municipales para trabajar en proyectos estratégicos que vayan en línea con las ayudas europeas. Hablo de proyectos estratégicos, de accesibilidad, de mejora de la eficiencia energética… y por primera vez vamos a preparar una estrategia para conseguir estos proyectos entre 2021 y 2027, que sabemos que pueden llegar a largo plazo, pero hay que conseguir la financiación trabajando desde ya. Esperamos que en mayo ya tengamos esta estrategia clara.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario