Más viviendas protegidas sostenibles y dignas: la respuesta a la emergencia residencial valenciana

Hasta 2026 se construirán casi 2.500 viviendas de alquiler accesible con un urbanismo sostenible e innovador

Más viviendas protegidas sostenibles y dignas: la respuesta a la emergencia residencial valenciana

El confinamiento en los hogares ha evidenciado las desigualdades que muchas personas sufren en su vivienda y en el territorio en el que residen. Una situación que ha agraviado la emergencia residencial en la Comunitat Valenciana, marcada por la falta de parque público de viviendas junto a la existencia de muchas casas vacías que, ahora, juegan un papel más importante que nunca. Ante esta situación, la Generalitat ha anunciado la inversión de 294 millones de euros para construir más viviendas protegidas adaptadas a los cambios sociales y otros 4 millones más para financiar reformas interiores.

Se trata de los retos que pretende resolver el ‘Plan 2.400’, el programa que contempla una inversión de 294 millones de euros para movilizar suelo público y promover un total de 2.475 viviendas protegidas en 18 municipios de la Comunitat Valenciana. Estas viviendas se destinarán a alquiler asequible mediante la colaboración público-privada y se construirán a partir de este año y hasta 2026.

Tal y como han coincidido el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, y el president de la Generalitat, Ximo Puig, el objetivo, por un lado, es construir nuevas viviendas que “den un respiro a miles de familias” que las necesitas, pero también “generar un efecto multiplicador económico con un impacto estimado de 880 millones de euros en los próximos años” al generar empleo que dé vida al proyecto.

En este sentido, el Plan 2.400 reactivará el parque público destinado a alquiler apostando por una reorientación de la gestión urbanística que responda a las dificultades de jóvenes y de colectivos vulnerables para acceder a la vivienda, encarecida. “Se remodelarán los barrios más necesitados, se impulsarán los procesos urbanísticos más sostenibles y se facilitará la reconversión del sector de la construcción con parámetros más verdes y justos”, ha explicado el president.

Desde la construcción de viviendas hasta el cooperativismo

Las cuatro grandes líneas de actuación del plan supondrán la combinación de la colaboración público-privada, la de las cooperativas, la construcción propia de la Generalitat y el impulso a proyectos sostenibles e innovadores de viviendas, según Martínez Dalmau.

En concreto, se construirán viviendas de protección oficial en régimen de alquiler en solares que sean propiedad de la Generalitat Valenciana o de la Entitat Valenciana d’Habitatge i Sòl (Evha), se colaborará con empresas privadas del sector de la construcción para garantizar este derecho a la vivienda digna, se favorecerá el cooperativismo en materia de vivienda con la reserva de grupos de suelo público y las viviendas serán innovadoras. Se aplicarán innovaciones bioclimáticas y nuevos materiales que mejoren la eficiencia energética, tal y como ha detallado el conseller.

Todas estas acciones se desarrollarán en 18 municipios de la Comunitat Valenciana: Alicante, El Campello, Alcoi, Elche, Sant Joan d’Alacant, Torrevieja, Albaida, Alzira, Benaguasil, Gandia, Oliva, Manises, Silla, Torrent, València, Borriana, Castelló de la Plana y Almassora.

Hasta 12.000 euros para subvencionar reformas

Por otro lado, ya están publicadas las bases de la convocatoria para acceder a las ayudas del Plan Renhata 2021, destinado a reformas de baño, cocina y para facilitar la accesibilidad para personas con dificultades de movilidad. Para ello, Vivienda destinará 3.920.000 euros y se subvencionarán hasta 12.000 euros, premiando criterios de sostenibilidad.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario