Las aulas castellonenses mejorarán su ventilación con purificadores de cara al invierno

Estos dispositivos hacen circular el aire a través de filtros de fibras eficientes que retienen los virus, bacterias, el polvo o el polen

Las aulas castellonenses mejorarán su ventilación con purificadores de cara al invierno

8.000 purificadores garantizarán la correcta ventilación en los centros educativos de Castelló, València y Alicante, con el objetivo de reducir al máximo el riesgo de contagio por COVID-19 entre el alumnado. Así lo han anunciado esta mañana el conseller de Educación, Vicent Marzà, y el president de la Generalitat, Ximo Puig, que han coincidido en que se trata de una medida esencial en la prevención en la que siempre se ha insistido desde la Comunitat Valenciana.

Tal y como ha insistido el president, el suministro de estos 8.000 purificadores de aire mejora la seguridad en algunas zonas en las que la ventilación natural no es suficiente, según las advertencias de un estudio. “La ventilación es un elemento clave, sobre todo la natural, que en la mayoría de los espacios educativos es posible de la manera que ha planteado el protocolo, pero hay lugares que necesitan tecnificación específica para garantizar la pureza del aire. De esta forma, se da un paso más para garantizar la máxima seguridad en las aulas», ha señalado.

Marzà, por su parte, ha explicado que los centros educativos han recibido hoy lunes una guía específica para la ventilación, “con indicaciones más detalladas para saber cómo deben actuar para reducir los riesgos”. Por ejemplo, ha señalado, las aulas tienen que estar permanentemente ventiladas, pero si la temperatura exterior o la meteorología no lo permiten, se debe abrir las puertas y ventanas cada 25 o 30 minutos durante tres o cinco minutos para conseguir esa ventilación. “Asimismo, se realizará ventilación cruzada durante 5 minutos para garantizar la máxima renovación de aire en cambios de clases y pausas para descansos durando», ha añadido.

Hasta ahora, la ventilación de las aulas ya se realiza según lo marcado por el protocolo de protección y prevención frente a la transmisión y el contagio del SARS-CoV-2 para centros educativos que impartan enseñanzas no universitarias en el curso 2020-2021, manteniendo las aulas permanentemente ventiladas, según han indicado. Sin embargo, esta novedad responde a una cuestión que preocupa especialmente a padres y madres de estudiantes: el frío o la lluvia durante el invierno. De esta forma, cuando no sea posible ventilar por medios naturales, es necesario establecer sistemas mecánicos de purificación y filtraje del aire que, junto con las otras medidas de prevención, permiten el desarrollo de la actividad docente presencial.

Por ello, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha iniciado el suministro a los centros educativos sostenidos con fondos públicos de la Comunitat Valenciana 8.000 purificadores portátiles equipados con filtros HEPA H13 aptos para aquellas aulas que se han debido habilitar y que no tienen suficiente ventilación natural.

Estos equipos tienen como misión hacer circular el aire de la estancia a través de filtros formados por fibras muy eficientes que retienen los virus, bacterias y otras partículas en suspensión como polvo y polen. Como estos equipos garantizan un filtraje eficiente del aire del aula en el plazo aproximado de una clase, pueden ser utilizados de manera alternativa por dos aulas, con lo que se garantiza el filtrado de ambas.

Además, el cap del Consell ha reivindicado que “la estrategia valenciana siempre ha tenido en cuenta el factor ventilación y cuando nadie hablaba en España de ello, nosotros pensamos que era un camino acertado». Además, ha aplaudido el comportamiento ejemplar de los niños y niñas junto con sus familias, “actores fundamentales” que han asumido la necesidad de llevar mascarilla, cumplir la distancia, la limpieza y la ventilación para prevenir el avance del coronavirus.

Por su parte, el conseller de Educación ha informado de que el 98,7% de los grupos de alumnos y alumnas de los centros educativos ha concluido sin incidencias la última semana del curso, del 16 al 20 de noviembre. En el caso de la provincia de Castelló, el 83,9 % de los 249 centros educativos no tiene ningún grupo confinado. En este caso, son alumnos de 73 grupos de 40 centros los que se han tenido que confinar. Esto quiere decir que el 98,8 % de los más de 6.000 grupos de estas comarcas realiza clases presenciales sin problemas.

A lo largo de la undécima semana del curso, en las comarcas de Castellón se ha determinado el confinamiento de 28 grupos de 13 centros educativos, se han desconfinado 17 grupos de 13 centros educativos y permanecen confinados, de otras semanas, 45 grupos de 27 centros educativos.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario