El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares en Vila-real ha iniciado la reposición del equipamiento deteriorado de la zona fluvial

Los trabajos para revisar o rehabilitar vallas, bancos, mesas, papeleras y otros elementos ya han comenzado a la Ruta Botánica

El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares en Vila-real ha iniciado la reposición del equipamiento deteriorado de la zona fluvial
22/12/2020 -

El Consorcio Gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares formado por los ayuntamientos de Almassora, Burriana, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana ha iniciado los trabajos de revisión y reposición de todo el equipamiento que se encuentra en el ámbito del tramo fluvial. La primera fase de los trabajos de reposición se ha iniciado en la Ruta del botánico Calduch y continuará en las próximas semanas en el resto de zonas como son la Ruta del Agua, la Senda Verde, les Reballadores, las lagunas artificiales, Canissers, la Cossa y les Goles. Esta actuación tiene como objetivo hacer una revisión de todo el equipamiento que se encuentra a lo largo del paisaje fluvial protegido y reponer o tratar los elementos que se han roto o deteriorado con el paso del tiempo como son las vallas de madera que otorgan seguridad los cientos de usuarios, las mesas y los bancos también de madera que permiten el descanso, algunas papeleras y otros elementos que forman parte del mobiliario. En esta primera actuación se retirarán algunos elementos sobrantes como son señales de obra antigua y otras marcas informativas que se han hecho inservibles por culpa de los grafitis o de las condiciones meteorológicas adversas.

En la segunda fase se acometerá la señalización de todo el paisaje fluvial

En la Comunidad Valenciana hay pocos ejemplos de tramos bajos de ríos donde la vegetación de ribera esté bien conservada y el cauce no haya sido canalizado. El Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares es una de esas excepciones. Cada año son más las personas que deciden acercarse al río y caminar por las diferentes rutas fluviales y descubrir la fauna y la flora de ribera. El río Mijares en los últimos 14 kilómetros discurre por un paraje de gran valor ecológico con un excepcional ambiente de ribera perfectamente conservado en muchos lugares. El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares para ayudar a los usuarios a conocer cada uno de los rincones más importantes y los elementos arquitectónicos revisará y repondrá en una segunda fase todos los paneles y señales informativas que también hayan sufrido un proceso de deterioro en los últimos años. Los trabajos que ya han comenzado por la Ruta Botánica se han presupuestado por 12.039 €.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario