El gestor del Paisaje Protegido del río Mijares elimina los plumeros de la pampa del espacio fluvial

Estas plantas exóticas de penachos blancos estilizados originarias de sur América afectan gravemente los ecosistemas de ribera

El gestor del Paisaje Protegido del río Mijares elimina los plumeros de la pampa del espacio fluvial
19/12/2019 -

El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares formado por los ayuntamientos de Burriana, Almassora, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana ha eliminado todos los plumeros de la pampa (Cortaderia selloana) del tramo bajo fluvial . El último ejemplar adulto crecía en el margen izquierdo de la desembocadura del río Mijares, concretamente en la zona de los Alters, en el término de Almassora. La guardería rural del Consorcio río Mijares catalogó todos los ejemplares presentes en los últimos kilómetros de la desembocadura. Recientemente el servicio de mantenimiento del Consorcio gestor eliminó un ejemplar grande y adulto que crecía en los Alters, una zona antropizada donde la planta había sido cultivada por alguno de los propietarios de las casas que se encuentran en la zona.

De planta ornamental en invasora agresiva

El hábitat originario del plumero de la pampa que también recibe otros nombres como selloana, cortadera o hierba de la pampa es Argentina, Chile, Uruguay y Brasil. Llegó a España como planta ornamental hacia los años 50 del siglo pasado. Se hizo muy popular en jardinería por su belleza. La planta exhibe unos densos penachos blancos muy vistosos y estilizados. Pronto formó parte del repertorio de plantas que adornaban muchos jardines públicos y privados e incluso también en lugares como márgenes y medianas de carreteras, autovías y autopistas, rotondas y otros espacios. Pero rápidamente la belleza del plumero de la pampa se volvió en un quebradero de cabeza para las diversas administraciones. Son vegetales muy resistentes y agresivos que iniciaron una enorme expansión no sólo por todas partes de la provincia de Castellón sino por toda la península Ibérica. Actualmente la hierba de la pampa se distribuye por toda la franja mediterránea comprendida entre Girona y Murcia y también por el País Vasco, Asturias, Cantabria y Galicia. El Estado, en 2003 la incluyó en el Catálogo de Especies Exóticas Invasoras que prohíbe tanto su plantación como comercialización. Los principales impactos ecológicos identificados por la Consejería de Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana son la competencia con especies nativas por el espacio, los nutrientes y los recursos hídricos, la pérdida y desplazamiento de especies autóctonas, y los cambios en la estabilidad y la integridad de los ecosistemas.

Provoca alergias respiratorias

La Estrategia Nacional de Gestión, Control y Erradicación de la hierba de la pampa del Ministerio para la Transición Ecológica apunta que durante la época de la floración, entre septiembre y octubre, aumentan los casos de alergia respiratoria y que podrían ser causados por esta especie exótica, ya que durante el final del verano y el otoño el resto de gramíneas no producen demasiado polen. Hay que tener en cuentan que cada penacho de esta planta es capaz de producir unas 100 mil semillas que rápidamente se dispersan con el viento. Un hecho que ayuda a una expansión colosal en todas partes del territorio. El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares tiene como una de sus máximas responsabilidades erradicar de la zona protegida la flora exótica.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario