Vila-real amortizará más de 3 millones del préstamo del PP y la herencia del urbanismo para reducir el endeudamiento al 57%

El presupuesto contempla el pago de 3 millones por amortizaciones y 400.000 euros en intereses

Vila-real amortizará más de 3 millones del préstamo del PP y la herencia del urbanismo para reducir el endeudamiento al 57%
17/01/2022 -

El Ayuntamiento de Vila-real amortizará en 2022 más de tres millones de euros del préstamo de 20 millones del PP y la deuda motivada por la necesidad de hacer frente a la herencia urbanística, con el fin de seguir reduciendo el nivel de endeudamiento municipal. De esta manera, según los cálculos municipales, la deuda del consistorio se situará en un 57% a final de año, frente al porcentaje actual, que supera el 68%. “Cuando comienza el año, el Ayuntamiento de Vila-real ya arranca con el lastre de la deuda heredada del gobierno del PP, que supone más de 3 millones en amortización y cerca de medio millón de euros en intereses, una losa que nos condiciona y nos sitúa en una situación muy diferente a la de otros municipios del entorno”, recuerda el alcalde, José Benlloch.

El presupuesto para 2022, aprobado la pasada semana, cifra en 3.088.097 euros la partida para amortización de préstamos, mientras que en intereses el Ayuntamiento tendrá que pagar 401.430 euros. “Son 3,5 millones de euros al año fruto de la gestión del Partido Popular, que endeudó al consistorio con un préstamo de 20 millones para obras faraónicas y que además dejó en herencia empastres urbanísticos por los que también nos hemos tenido que endeudar, y que hasta ahora han supuesto el pago de 33 millones de euros”, incide Benlloch. El primer edil detalla el esfuerzo económico que ha supuesto para el Ayuntamiento el préstamo de 20 millones de euros que el PP suscribió en 2010, un año antes de dejar la alcaldía, y con una carencia de dos años, “de manera que ellos no pagaron ni un euro y, en cambio, este equipo de gobierno ya ha pagado más de 20 millones de euros, 13 millones por el principal y más de 7 millones de euros en intereses”. “Se trata de una verdadera condena para las arcas municipales –subraya Benlloch- que no acabará hasta 2026”. En ese momento, el Ayuntamiento habrá pagado 28.150.205 euros “por el capricho del PP, que nos decía que para presumir hay que sufrir, y ese sufrimiento lo están pagando ahora todos los vecinos y vecinas”.

A esta deuda hay que sumar la que también ha supuesto el urbanismo, dado que el equipo de gobierno ha tenido que endeudarse para poder saldar sentencias y resoluciones urbanísticas. De hecho, las cuentas de 2022 incluyen una única operación de préstamo para el pago de las últimas sentencias urbanísticas notificadas al consistorio a finales de diciembre por la construcción del jardín de Jaume I y la apertura de la avenida Francia por valor de 900.000 euros. “Como siempre digo, en Vila-real, además de la crisis económica por la covid-19 también tenemos que hacer frente a las crisis que suponen tanto el préstamo como el urbanismo del PP”, remarca Benlloch.

“A pesar de que esta realidad deja a Vila-real en una situación mucho más delicada que la del resto de municipios de nuestro entorno no estamos dispuestos a que esta herencia nos impida aprovechar oportunidades”, asegura el alcalde, sobre todo a través de posibles subvenciones de fondos de reconstrucción y recuperación de la Unión Europea. Por este motivo, el presupuesto de 2022 se ha diseñado para que el Ayuntamiento acabe el año con un nivel de endeudamiento inferior al actual en once puntos, de manera que se pasará del 68% al 57%, si no se producen nuevos imprevistos por el urbanismo. “Hemos aprobado un presupuesto que apuesta por el reequilibrio, y por ello el capítulo de inversiones se centra sobre todo en pagar el urbanismo y las inversiones justas para poder afrontarlas con recursos ordinarios sin tener que endeudarnos más”, concluye el alcalde.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario