Vila-real aprueba un presupuesto de 51,3 millones para “hacer frente a las necesidades de la covid-19 y las oportunidades futuras” en 2021

Vila-real aprueba un presupuesto de 51,3 millones para “hacer frente a las necesidades de la covid-19 y las oportunidades futuras” en 2021
02/03/2021 -

El Pleno del Ayuntamiento de Vila-real ha aprobado el presupuesto de 2021 que asciende a 51.375.000 euros y que tiene como ejes la prudencia y la responsabilidad; la lucha contra la covid-19; la optimización de recursos a través de nuevos contratos; el mantenimiento de la alianza con la sociedad civil y continuar con la gestión “del pasado, el presente y el futuro”, tal y como ha señalado el concejal de Economía y presidente de la Comisión de Hacienda, Xus Madrigal.

Las cuentas han salido adelante con los votos favorables de 16 de los 25 miembros del Pleno, los ediles de PSPV, Unides Podem, y Ciudadanos, y el voto contrario de Compromís y PP. Un presupuesto marcado por la incorporación de 2,5 millones para el pago de resoluciones y sentencias urbanísticas heredadas de la etapa del PP que llegaron al Ayuntamiento a finales de diciembre, y que se pagarán con cargo a una operación de préstamo.

En este sentido, Madrigal ha explicado que el presupuesto se ha diseñado desde la prudencia, para “estar preparados para hacer frente a nuevas necesidades en esta situación de pandemia y las oportunidades futuras”. Al respecto, la lucha contra la covid-19 es otra de las prioridades porque “no podemos dejar de ninguna manera de garantizar dentro de lo que está en nuestras manos, el aumento de las partidas de Sanidad, con la compra de EPI, mascarillas e hidrogel, el incremento en 200.000 euros del contrato de desinfección de los centros escolares y la dotación de 450.000 euros para promoción económica y la mesa del Pacto local por el renacimiento”, señala el edil.

El presupuesto también apuesta en el capítulo de gasto corriente (21,5 millones de euros) por la optimización de recursos, con la garantía y mejora de la prestación de servicios a través de la licitación de nuevos contratos, como el del autobús urbano gratuito o el servicio de alquiler de bicicletas Bicivila’t, además de la apertura del centro Aiguasalut y el nuevo pabellón Campió Llorens, que “refuerzan nuestra marca de Ciudad de la Salud y el Deporte”.

Madrigal ha apuntado también como eje la alianza con la sociedad civil, con más de 3 millones de euros en los capítulos de los convenios y transferencias de crédito a las entidades sociales. El concejal ha destacado que “es uno de los aspectos de los que más orgullosos estamos, la alianza con la sociedad, que ha demostrado en los peores momentos de pandemia lo necesario que es tener una sociedad civil viva, activa, organizada y preparada”. En este sentido, el presupuesto incorpora cuatro nuevos convenios: 300.000 euros en tres anualidades para el nuevo albergue de Cáritas Diocesana; 120.000 euros en tres anualidades para la rehabilitación del salón de la Comunidad de Regantes; 20.000 euros para el insectario de la Cooperativa Católico Agraria y 12.000 euros para las reformas de la parroquia de Santa Isabel con motivo de su 50 aniversario.

En materia financiera, el edil ha destacado la dificultad de gestionar “el pasado, presente y futuro de la ciudad” debido a la “deuda heredada de la etapa del Partido Popular, que nos sitúa en 509 euros por habitante”. El capítulo de gastos financieros asciende a 564.879 euros “para pagar los intereses de los préstamos solicitados para hacer frente al urbanismo, que ya nos ha costado más de 30 millones de euros desde 2011, así como el préstamo de 20 millones de euros que el PP solicitó en 2010”. En el capítulo de pasivos financieros la cantidad contemplada es de 2.889.273 euros por la “necesidad de una nueva operación financiera para hacer frente a las recientes sentencias judiciales y resoluciones del Jurado de Expropiación, como consecuencia de la manera de gobernar del anterior equipo de gobierno”.

En el capítulo de inversiones se incluye la construcción de nuevos nichos y mejoras en el Cementerio Municipal (122.000 euros); la instalación de nuevos bolardos más seguros en el carril bici de la calle Ermita (35.000 euros); el servicio de alquiler de bicicletas Bicivila’t (125.000 euros); la adecuación del interior del edificio del antiguo cine Condal, que se alquilará para uso como almacén municipal ante la necesidad de nuevos espacios (53.000 euros); y el pago de la compra del solar para la permuta de terrenos que hará posible la construcción de la futura comisaría de Policía Nacional (114.000 euros).

En el pleno también se ha aprobado la plantilla presupuestaria de 2021. El concejal de Recursos Humanos, Álvaro Escorihuela, ha explicado que la plantilla de este año dará continuidad a la de 2020 ya que “la mayoría de los cambios y novedades del pasado año no se han podido cumplir a consecuencia de la crisis por la covid-19”. Además, el edil ha destacado la necesidad de “analizar las necesidades de Vila-real en la era post covid-19 para poder aprovechar las oportunidades que lleguen a través de los fondos de reconstrucción y otros cambios en materia de competencias municipales”. La plantilla ha sido aprobada con los votos a favor de PSPV, Unides Podem y Vox, la abstención de Compromís y Ciudadanos, y el voto en contra del PP.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario