Soler: "La educación no solo es aprender matemáticas o lengua: también es socialización"

El secretario autonómico de Educación asegura que los centros educativos serán espacios seguros y explica cómo se han adaptado a las condiciones que exige la pandemia

A pocos días para empezar el Curso 2020-2021 en los colegios e institutos de la Comunitat Valenciana, hablamos con Miguel Soler, secretario autonómico de Educación, para que nos cuente cómo se adaptará la docencia a la COVID-19. Una enseñanza en la que el objetivo de la Conselleria de Educación es garantizar el 100% de la presencialidad mientras se salvaguarda la salud y la seguridad del alumnado y el conjunto de la comunidad educativa, según anunció el mismo Soler y el conseller de Educación, Vicent Marzà.

El próximo 7 de septiembre empieza el nuevo curso, un curso complicado. Esta semana se ha visto cómo los centros harán escalonadamente el inicio del curso, ¿puedes concretar cómo se traducirá esto?

El mes de mayo decidimos que el inicio de curso sería el 7 de septiembre y se ha producido la evolución de la pandemia. Lo que hace falta es educar, explicar, informar bien al alumnado y a las familias cómo va a funcionar todo, como la seguridad en la entrada y a la salida. Pensamos que, en lugar de hacer que entrasen todos el día 7, podría ser mejor dar una semana de margen del 7 al 11 y los que no tengan demasiada gente podrán ir todos el 7, otros que los de infantil vayan el 7, los de primer ciclo de primaria el 8… Que cada centro se organice.

Además, cuando hacemos este tipo de cosas de hacer que decidan los centros, no es aquello de “que se apañen los directores”, es pensar que realmente los que mejor pueden determinar qué entrada escalonada hacen son los mismos centros que tienen determinadas características diferentes. De hecho, la mayoría de la comunidad educativa ha considerado que era una buena opción y ahora todos están decidiendo cómo lo harán y, al mismo tiempo, informarán las familias para que cada una sepa cuándo su hijo tiene que incorporarse.

Hemos tenido reuniones prácticamente semanales con la comunidad educativa»

La semana pasada, el presidente Ximo Puig anunció un call center específico para toda la comunidad educativa. ¿En qué consiste?

En un momento tan complicado como el que estamos sufriendo, la posibilidad de que cualquier ciudadano pueda tener un contacto directo con las personas que conocen cómo está organizado todo, es fundamental. Por eso, hemos actuado en diferentes frentes. Hoy, a las 11 de la mañana tenemos una reunión el Presidente de la Generalitat, la Consellera de Sanidad, la Conselleria de Educación y los tres secretarios autonómicos de Educación y los dos secretarios autonómicos de Sanidad. En esta reunión lo que vamos a hacer será establecer mecanismos de reuniones casi diarias para poder garantizar una comunicación muy directa a diferentes niveles. Nosotros poder tener un conocimiento directo de los casos que se van produciendo y cómo actuar frente a cada situación. Después, los directores de los centros educativos tendrán un contacto directo con los directores y directoras del centro de salud pública y del centro de atención primaria, porque no telefonean a la centralita, para consultar todas las cuestiones que puedan ir produciéndose estos días.

Por otro lado, la comunidad educativa en general, que en definitiva es la población porque estamos hablando de casi un millón de alumnos, que tenga también la posibilidad de telefonear directamente a un call center específico. Un call center en el que se contratarán alrededor de doscientas personas y las familias generalmente preguntarán cuestiones relacionadas en materia de salud y, evidentemente, lo haremos conjuntamente con educación. También habrá una web específica de consulta, donde iremos colgando infografías, preguntas frecuentes, respuestas… En definitiva, para que cualquier ciudadano pueda decir “quiero saber qué pasa en este tema y cómo actuar frente a esta situación”.

Vosotros anunciasteis que en este nuevo curso se tendrán casi ochenta mil profesores. Se han hecho los deberes porque lo anunciasteis a principios de julio. ¿Cómo se llega a este consenso con la comunidad comunicativa de la contratación?

Es una de las cosas que decidimos al principio, desde que se produjo el cierre en el mes de marzo. Hemos tenido reuniones prácticamente semanales con asociaciones de madres y padres, sindicatos de la pública y concertada, patronales de la concertada, estudiantes, directores y directoras de infantil y primaria, de secundaria. En la idea que, por un lado, nosotros íbamos tirando propuestas y también escuchábamos a todos. Además, había que escuchar conjuntamente, por eso se creó el foro educativo, porque si no muchas veces un colectivo concreto propone algo que otros están radicalmente en contra. Es bueno escucharse conjuntamente.

Estudiamos, centro a centro, como adaptarse en la pandemia»

A partir de este momento, se fueron planteando una serie de cuestiones de cómo organizar el curso, llegamos a un acuerdo con 4 de los 5 sindicatos de la pública y en los 5 sindicatos de la concertada. En el sentido de compartir la estructura general de cómo se organiza el curso, no quiere decir que se esté al por menor en todo, y especialmente compartir que los problemas que se vayan produciendo los resolveremos juntos. También consideramos que no todos los centros requerían lo mismo, no es lo mismo un centro que está en la zona rural en un número de alumnos reducido, que un centro que está lleno. Estudiamos centro a centro cómo teníamos que desdoblar las aulas, cómo reducir el número para crear los grupos burbuja en infantil y primaria en máximo 5 alumnos. Esto suponía un incremento del número de monitores para poder organizar el comedor, qué gastos extraordinarios tenía cada centros, qué aulas se cerraban…

A partir de este estudio individual, enviamos una ficha explicando lo que nosotros habíamos hecho en cada centro. Infantil y primaria, en cuanto a la estructuración del número de grupos, como reducir de 25 alumnos a 20… Cada centro lo analizó e hizo su propuesta.

El tema de espacios es un tema muy importante. Si los grupos serían de 15, el 86% de los centros de la Comunitat no tendría espacios, tendría que buscar aulas fuera del centro. Si suponemos que los ayuntamientos tienen aulas para todos, cosa que no es real, ¿el transporte escolar va por todas las localizaciones? ¿El profesorado cuando acaba clase en una aula se va de excursión por la ciudad a la otra? Es imposible, es más, estarían más cabreados.

Hicimos este estudio y llegamos a la conclusión que necesitaban contratar a 4.374 profesores más, un número que sale de los datos de cada centro. La primera semana de agosto ya hicimos la primera adjudicación de plazas para que el día 1 de septiembre se pudiesen incorporar en el centro.

El jueves, las jubilaciones y bajas que se hayan producido durante el mes de agosto se adjudicarán también ahora porque estén antes del día 7. Todo esto comporta hacer los deberes en tiempos, que no quiere decir que te vaya a salir todo bien, pero al menos puedes estar un poco planificado ante una situación tan complicada.

¿En qué consiste un grupo burbuja?

Son grupos obligatorios, de infantil hasta segundo de primaria. Voluntariamente, los centros pueden aplicarlo también a tercero y cuarto de primaria, y también quinto y sexto, que en general se ha ido a grupos de distancia de 1’5 metros.

Partimos que no existe riesgo 0 y lo que intentamos es crear un grupo más reducido de alumnos que pueda permitir que cuando se produzca un caso, la trazabilidad y el seguimiento que tengan que hacer las autoridades sanitarias sean más controlables. Un grupo burbuja de verdad lo que haría seria cerrar un grupo reducido en una residencia de internos y no ver ni al padre ni a la madre, ni a nadie.

La gente pregunta: ¿»por qué decimos un grupo burbuja si después van al parque infantil o se mezclan en actividades extraescolares?» Lo que pensamos es que el tiempo que estén en el centro educativo, sea un grupo reducido: 20 alumnos por aula, y que pueda permitir que cuando se detecte un caso de contagio poder hacer un seguimiento a los 20 alumnos del grupo.

El grupo burbuja lo que permite es hacer un seguimiento más exhaustivo de los casos y poder hacer las medidas de aislamiento correspondientes. También es muy importante que si se queda concentrado en un grupo determinado, la decisión de la cuarentena implicaría que estos dos grupos de alumnos estén un tiempo en su casa y el resto del centro continúe trabajando habitualmente. No podríamos hacer esto si estamos todos mezclados, iríamos siempre a cerrar el centro. A estos alumnos que están en cuarentena se haría vía formación en línea, por eso distribuiremos 15.000 tabletas más de las que ya habíamos distribuido en mayo-junio, y hemos firmado un convenio con el Ministerio de Educación para que lleguen en noviembre-diciembre muchas más, también ordenadores portátiles, que permitirá mejorar la inversión en dispositivos móviles para los centros educativos.

¿Cómo se utilizarán los espacios abiertos como el comedor o el patio en las escuelas?

Prácticamente, la totalidad de los centros han incrementado los turnos de comedor para dejar más espacio entre los alumnos. Cuando vaya un grupo burbuja, se asignará una parte del comedor a este grupo y, con distancia, un grupo burbuja diferente. Tendrán asignado un lugar fijo en el comedor, y también lo tienen en el transporte. De forma que cada alumno sentará al mismo lugar siempre. Esto facilitará la limpieza y desinfección, porque pueda ser más ágil.

En el patio habrá diferentes turnos y cuando salgan los que no son grupos burbuja, tendrán asignadas unas determinadas zonas del patio.

¿Cómo llegaríamos a la situación de cierre de una escuela?

Hemos enviado el protocolo de Sanidad y Educación actualizado, que es lo que incorpora las medidas que se actualizaron la semana pasada y también hemos enviado una guía de como actuar ante los casos que se produzcan. Por ejemplo, si hay tres casos en un centro en grupos diferentes, hay que recordar que las decisiones siempre las tomará Salud Pública, Sanidad puede decir que se cierra la primaria entera, porque están en un edificio diferenciado, o ya hay que cerrar el centro entero, porque la seguridad es imposible de garantizar. En función del número de casos y donde se producen, se actuará de una manera o de otra.

La síndica del PP, Isabel Bonig, ha insistido en la necesidad de una enfermera escolar. ¿Por qué el Consell no ve esta figura necesaria?

La reivindicación de una enfermera escolar es antigua, una reflexión que, además del profesorado y del personal de administración y servicios, hay una serie de profesionales, como por ejemplos enfermeros escolares, mediadores culturales, trabajadores sociales, que intervienen en situaciones concretas del alumnado. Hay que analizar cuál es la mejor manera de poder interceder. ¿Es necesario que una enfermera de uno centre en concreto tenga que estar esperando que se produzca un caso? Si alguien tiene un caso de atención urgente, tampoco servirá de nada que una enfermera esté esperando. Lo que pensamos que hay que garantizar es este contacto directo e información específica de esta pandemia. Respecto al comentario específico de Isabel Bonig, que se plantee aquí y no en ninguna comunidad autónoma que comanda el Partido Popular, un poco de coherencia no estaría mal pedir.

Estos meses del anterior curso escolar estaban confinados y utilizaron la plataforma de Mestre a Casa y la Conselleria ha hecho una gran inversión en tabletas. ¿Cómo habéis visto el problema de la brecha digital?

Es evidente que, además de la brecha digital normalmente va asociada a brecha social. Normalmente las familias que tienen menos medios materiales su nivel formativo cultural es más bajo, tienen más dificultades para ayudar a sus hijos en la resolución de los deberes… Todo esto hace que cuando no haya más remedio, haya que mejorar las plataformas informáticas, se ha multiplicado por 5 la plataforma Aulas, se está mejorando la web familia y este año, todas las aulas de primaria tendrán una línea Webex, para que los alumnos sepan que todos sus maestros podrán, cuando estén confinados en casa, puedan hablar en ellos en el mismo horario que en la escuela.

Hemos hecho los deberes a tiempo en una situación muy complicada»

En el caso de Bachillerato, Secundaria y FP será una línea Webex por cada profesor. Por eso, la inversión también tiene que ir acompañada de más formación del profesorado en las nuevas tecnologías, en nuevas metodologías de trabajo, elaborar materiales… Tenemos un convenio con el Ministerio para utilizar materiales que se han hecho en otras comunidades porque el profesorado pueda adquirir a diferentes herramientas para trabajar mejor con el alumnado.

Somos la única autonomía en España que ha hecho los deberes. Vosotros desde dentro, ¿qué balance hagáis de estas reuniones con toda la comunidad educativa?

Se ha llegado al máximo consenso posible, pese a que algunos incluso en lugar de estar contentos de que sean comunidad de referencia, algunos nos han dicho que esto no es bueno e intentan desmarcarse. Más allá de estas situaciones, pensamos que es fundamental escuchar mucho, tener reuniones, poder explicar los motivos de la toma de decisiones.

Por ejemplo, la PCR, que nunca opinaremos de las decisiones sanitarias. Del mismo modo que a nosotros no nos sienta bien que la gente en general opine como es debido dar la clase de matemáticas o de lengua, porque consideramos que esto es cosa del profesorado, pensamos también que hay que respetar que las decisiones sanitarias las toman las autoridades sanitarias.

Los centros educativos van a ser más seguros que los parques»

También invite a una cosa, el otro día leí que, desde que empezó la pandemia en la Comunidad Valenciana se han hecho 800.000 PCR. Tenemos 800.000 alumnos y 80.000 profesores, quiere decir que haríamos la semana que viene casi 90.000 PCR y esto es una foto del día, la gente acaba la escuela y se va a casa, se junta con sus familias, con los amigos… Cuando hay miedo es normal que la gente pida todo tipo de medidas para estar más tranquilos, pero también hay que analizar los procesos que se hacen y si se pueden aplicar o no aplicar.

¿Qué mensaje darías para los padres y madres para calmarlos? ¿Por qué es necesario que los niños vuelvan a escuela y es seguro?

En primer lugar, ser conscientes que la educación presencial no se puede sustituir, ni la de infantil, primaria o secundaria por una formación en línea. Tiene un sentido cuando no hay ningún remedio, que es la única forma de llegar a tener un contacto. Por otro lado, la educación no es únicamente un tema de aprender matemáticas o lengua, es la socialización, estar con otras personas de la misma edad, poder convivir. Esto se tiene que hacer necesariamente en un centro educativo. Los alumnos que llevan casi seis meses sin estar en sus compañeros, amigos y maestros tienen que tener la posibilidad de volver a incorporarse en la escuela.

Por otro lado, hay que volver siempre a centros seguros y saludables, Sanidad ha marcado una serie de criterios que son muy sencillas si lo aplicamos todos. Las familias tienen que saber que los centros educativos van a ser más seguros que ir al parque infantil, más seguros que ir a una reunión familiar el fin de semana, más seguros que la mayoría de espacios sociales donde los niños están socializándose. Lo que tenemos que hacer es que los centros sean espacios los más seguros posibles y, sobre todo que, cuando se produzca un caso, de manera inmediata se hagan las PCR correspondientes, el seguimiento que marque Salud, y entre todos y todas saldremos de esta.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario