Carmina Ballester: "La fuerza de 'Tots per Onda' es que todos creemos en el proyecto"

La alcaldesa de Onda destaca que, más allá de ser alcaldesa, su “sueño” era trabajar por sus vecinos y vecinas

El pasado 26 de mayo de 2019, la ciudadanía tenía una cita con las urnas y el municipio de Onda escogió a Carmina Ballester como la primera alcaldesa de su historia y, además, con mayoría absoluta. Después de un año y con la emergencia de la pandemia del coronavirus, hablamos con Ballester para conocer las principales medidas que se han implantado desde el consistorio como respuesta a la crisis y hacemos balance del primer año de la nueva legislatura.

¿Cómo habéis vivido la pandemia del coronavirus desde el Ayuntamiento de Onda?

Bien, muy expectantes con toda la situación. La verdad es que no hay un manual para afrontar, gestionar y tomar decisiones ante una crisis sanitaria, social y económica como la que nos ha golpeado este año. Desde el primer momento hemos puesto la salud y el bienestar de los ondenses en el centro de cualquier decisión y como cuestión fundamental a la hora de priorizar y tomar decisiones. Un viernes se declaraba el estado de alarma y 24 horas después ya hice la primera comparecencia para decir a los ondenses que ya nos habían reunido y que íbamos a implantar medidas sobre todo de índole social, económica y sanitaria. Hemos sido el primer municipio al extender el servicio de atención domiciliaria, especialmente a los mayores y a cualquier vecino que lo necesitara, incluso a sanitarios que viven en Onda, además del acompañamiento emocional a personas enfermas y familiares. Nos preocupamos mucho por el comedor escolar para que ningún niño se quedara sin comer. Todas estas cuestiones, en menos de 24 horas ya las teníamos resueltas y teníamos una solución que ofrecer a los vecinos. Desde el punto de vista económico, hemos sido el primer consistorio que ha puesto encima de la mesa un millón de euros para atender las necesidades de nuestros autónomos y comerciantes que tuvieron que cerrar la persiana.

¿Esperabas el consenso en el consistorio en la hora de impulsar estas medidas?

La verdad es que lo agradezco mucho. En las primeras acciones es verdad que estábamos trabajando con mucha intensidad pero fue fundamental el momento de sumar no solo el resto de grupos sino también la ciudadanía a través de colectivos en el pacto Tots per Onda, que cuenta con 6,3 millones de euros de asignación municipal para salir adelante con todas las propuestas. Es un pacto que nace con el acuerdo y el consenso de todos los grupos pero también de colectivos y asociaciones muy importantes. Es fundamental contar con la industria también, con los hosteleros, la Caixa Rural de Castelló… y sobre todo las ONG locales que tienen ese ADN social. Al final sí que creo que hemos conseguido armar un proyecto que tiene su fuerza en que todos creemos en él. Esto le da toda la fuerza. Además, siempre digo lo mismo, el otro día rendí cuentas y destaqué que de las 33 medidas que se incluyen el 90% están en proceso y todas están iniciadas. Les dije que hay que estar abiertos, no es un punto final, sino que hay que continuarlo para poner ideas encima de la mesa para seguir construyendo la Onda del futuro que todos queremos y en la que es fundamental el bienestar de los vecinos, que es la piedra angular.

Desde el primer momento hemos puesto la salud y el bienestar de los ondenses en el centro de cualquier decisión»

Efectivamente, ‘Tots per Onda’ es un pacto muy ambicioso. ¿Cuál es la clave esencial?

Realmente el pacto tiene dos claves. La fundamental es el bienestar de las personas, medidas que buscan la dignidad de los vecinos para que nadie se quede por el camino, que todos tengan las mismas oportunidades, poder solucionar cuestiones que han surgido en la pandemia que se han agraviado como la brecha digital adquiriendo equipos informáticos y ofreciendo cursos de formación para que nadie sufra esta desigualdad, por ejemplo. Además, esta brecha tiene uno sesgo de género y hay que trabajarlo porque la pandemia nos ha enseñado que más allá del entretenimiento, las nuevas tecnologías son fundamentales para interrelacionarnos y ahí está el futuro.

Por lo tanto, hemos tenido una clara apuesta para cuidar la salud y el bienestar de nuestros vecinos, pero esta clave también está complementada con una económica que es fundamental: hay que armar nuestros autónomos, emprendedores, empresarios… de todos los instrumentos que necesitan para continuar siendo competitivos y mantener abiertas las persianas. De ahí la colaboración por ejemplo con la app Onda Shopping, donde se han inscrito comercios y restaurantes, o la iniciativa para pasar todas las cartas de nuestra hostelería a un código QR. Son medidas en que la innovación y la tecnología están junto al concepto inteligente de ciudad, de smart city y de dar soluciones a los vecinos.

El pacto es muy ambicioso y ha tenido un consenso que desgraciadamente no hemos visto en otros ayuntamientos, por eso yo siempre aprovecho la ocasión para dar las gracias a la generosidad del resto de grupos municipales y de las instituciones y entidades sociales del proyecto.

Habéis logrado el 90% de las medidas. ¿Cómo lo habéis conseguido?

Por ejemplo, estuvimos de acuerdo al crear una mesa social y en una reunión nos hicieron propuestas que ya estamos implementando, vimos que parte de los 6 millones se destinaban a la parte de obra para impulsar la economía local, volcamos toda la ilusión en Onda Bonica para decorar todos los espacios que estaban olvidados y revitalizarlo. En concreto, Onda Bonica tiene como objetivo, en primer lugar, que todas las obras y actuaciones las realizan empresas de Onda con trabajadores de aquí, apostando por todo lo nuestro; y en segundo lugar, que en todas ellas además de embellecer Onda, se utilice cerámica fabricada en Onda para conseguir convertirnos en un escaparate al mundo para que todo el mundo que nos visite vea que somos una ciudad muy bonita, acogedora, amable, y que la cerámica de la que somos líderes, tiene todo un mundo a conquistar en los espacios públicos. Estoy segurade que mucha gente que nos visite se sorprenderá de ver cómo la cerámica está en nuestras calles. Onda, cuna de ceramistas, tiene que ser un escaparate abierto en el mundo.

El pacto es muy ambicioso y ha tenido un consenso que desgraciadamente no hemos visto en otros ayuntamientos»

También hemos tratado la bonificación de impuestos para que los vecinos tengan una disminución considerable de los impuestos y despacio pagarán un 15% menos de contribución. Cuando prácticamente todas las administraciones están planteando subir impuestos y aumentar esa presión fiscal a la ciudadanía, en Onda pensamos lo contrario y queremos aligerar los bolsillos de los vecinos. Y un 15% es una apuesta muy importante porque para nosotros es un aumento del 1000% en nuestra exigencia al consistorio. Trabajar con más rigor que nunca priorizando. Es un plus de exigencia pero se puede hacer.

Desde el punto de vista de las empresas, queremos que Onda sea atractiva para instalarse aquí en nuestros polígonos y ofrecemos bonificaciones de tasas e impuestos. Por ejemplo, del 50% en el ICIO nada más y nada menos. Yo siempre les digo a los concejales que para recoger hay que sembrar, que es imprescindible, y teníamos nuestros polígonos con una gran parte desocupada. Hace falta que las impresas se interesen, de ahí una inversión directa muy importante de 700.000 euros porque la Generalitat ha suspendido las ayudas de la IVACE, para dotarlos de seguridad con cámaras y de todos los servicios que nos hacen más competitivos. Estoy segura que esta apuesta dará sus frutos y en un tiempo nos volvemos a reunir para hablar de empresas que vienen aquí y para dar buenas noticias. Pero es el que te digo, para recoger, hay que sembrar.

Otro de los proyectos que incluye Tots per Onda es ‘Sumar Oportunidades’, para impulsar la ocupación de colectivos vulnerables. ¿Tenéis previsto ampliarla de alguna forma?

La verdad es que es una apuesta muy importante que va en la línea de salir todos juntos de esta situación con la misma fuerza y oportunidades. Pensamos en las personas más vulnerables o las que tienen más dificultades. Hemos ampliado las becas destinadas a mujeres víctimas de violencia de género, duplicando el número de becas para darle una salida a estas mujeres trabajando en el ayuntamiento y ayudándolas a recuperar su amor propio despacio. La verdad es que dan un resultado fantástico y cuando acaban todas ellas lloran porque querrían quedarse. Y ahí está el impulso del ayuntamiento con las personas con discapacidad que tengan que luchar también con becas porque los que tengan una situación más complicada puedan hacer los primeros pasos en su currículum y a su mundo laboral. Y como no los estudiantes, a los que hay que apoyar y dar un empujón desde la administración con becas para los quienes todavía estudian y para los posgrados para tener ese primer contacto con el mundo laboral, retribuidas. La verdad es que estamos muy contentos por este plan.

Habéis recibido un premio de innovación pública por Onda Smart City. ¿Qué supone para vosotros este reconocimiento y qué papel va a jugar la innovación en esta crisis?

El premio es el reconocimiento a un proyecto que impulsó el anterior equipo de gobierno pero que ha puesto en funcionamiento y ha consolidado el actual gobierno, donde ha jugado un papel muy importante el concejal de Nuevas Tecnologías, Vicent Bou, que además vive intensamente estas nuevas tecnologías. Esta concejalía le viene como un traje a medida. Es un proyecto financiado con fondos europeos y cuando llegamos al ayuntamiento, de los 14 ítems solo 1 se había realizado y sufríamos un riesgo serio de tener que volver toda la subvención porque no se había trabajado ni se le había dado suficiente impulso. Desde el 15 de junio hasta el 31 de diciembre que había que justificar toda la actuación, o sea en menos de seis meses, Vicent Bou fue capaz de consolidar los 13 ítems que faltaban. El premio nos hace especial ilusión porque lo que premia es acercar a los vecinos toda la información, es un plus de transparencia para una administración que de por sí es transparente, como es el ayuntamiento que tengo el honor de presidir. Todas estas cosas suman y es el camino a seguir, yo creo que el futuro será tecnológico, ecológico y verde, y las ciudades tienen que ser inteligentes con unas nuevas tecnologías que nos ayudan con información para economizar recursos de todos los vecinos. Estoy convencida de que el futuro será tecnológico y seremos capaces de incorporar al día a día de los vecinos estas medidas. Es un apoyo al trabajo que estamos haciendo y un estímulo para seguir en esa línea.

Onda, cuna de ceramistas, tiene que ser un escaparate abierto en el mundo»

Hace un año te escogieron como la primera alcaldesa de la historia de la localidad, y además con mayoría absoluta. ¿Cómo ha sido este inicio?

El balance, aunque efectivamente estamos transitando por una situación muy complicada en que a veces no vemos el final, es muy muy positivo. Estamos muy agradecidos que los vecinos confiasen en nuestro proyecto y les solucionemos tanto como a nosotros nuestras propuestas del programa electoral. Vivimos en la calle con ese programa electoral en la mano, y yo misma repartí más de 8.000 ejemplares, sirvió para que los leyesen e hicieron suyas algunas de nuestras propuestas.

Cuando prácticamente todas las administraciones están planteando subir impuestos y aumentar esa presión fiscal a la ciudadanía, en Onda pensamos lo contrario»

Sé que hay gente que nos ha votado porque tuvimos la sensibilidad de defender el sacrificio 0 a los animales que tenemos en la calle y lo hemos conseguido, porque estamos convencidos que una ciudad moderna integrada en que todos cuentan no puede sacrificar animales. Yo sé que esto gustó, como las enfermeras escolares en los colegios porque es un plus de tranquilidad para los padres con niños que necesiten una medicación, porque a veces los padres tenían que pedir salir del trabajo y ahora tienen una profesional sanitaria que esas pautas de medicación las tiene y les da formación en hábitos saludables. Todo esto es lo que te decía antes, es sembrar para el futuro, y yo sé que este proyecto que tenemos en marcha los encantó. Yo sé que a vecinas mías les ilusionó que quiero ofrecer un mamógrafo en Onda, y que quiero que las vecinas no tengan que desplazarse hasta Castelló para hacerse una cosa tan importante como es una mamografía, porque muchas se despistan por el camino por un olvido, una imposibilidad… y yo sé que preocupaba mucho. He estado luchando mucho desde el principio y he recibido un «no» desde Consellería, pero como lo que importa es la voluntad, yo estoy segura que muy pronto daremos una noticia muy buena a los vecinos.

Por lo tanto, este año ha sido de todo esto, de trabajar mucho por todos esos proyectos y sí, parece que ha pasado mucho de tiempo porque ha sido tan intenso… la satisfacción es ir poniendo en marcha todas esas iniciativas, pese a lo que estamos viviendo.

Para acabar, ¿qué ha supuesto para ti a nivel personal este año de cambios? ¿Cómo te ha cambiado la vida?

Los primeros meses de gobierno publicamos una noticia y todo porque eran centenares los vecinos que nos habían telefoneado. Para mí, a nivel personal es un gran cambio pero muy deseado. Tenía el sueño de, más allá de ser la alcaldesa del municipio, poder trabajar para mis vecinos, que me apasiona. Los vecinos confiaron en mí y me dieron la oportunidad y estoy muy agradecida. También con mucha responsabilidad porque para mí es fundamental cumplir con los compromisos, con la palabra, así que esas medidas del programa están como «libro de cabecera» en mi despacho y trataré de dar el visto bueno para mirar a la cara a mis vecinos al final de la legislatura y decirles que no los he decepcionado.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario