La Generalitat Valenciana apuesta por superar la “frontera de la desigualdad” del ámbito rural

La Estrategia AVANT comprende cinco líneas estratégicas y más de 250 acciones de ámbito económico, medioambiental, social, cultural y de gobernanza política

La Generalitat Valenciana apuesta por superar la “frontera de la desigualdad” del ámbito rural

El president de la Generalitat, Ximo Puig, anunciaba durante el Debate de Política General la intención del Consell de promover este año una Ley Integral de Lucha contra la Despoblación en la Comunitat Valenciana. Una iniciativa que se suma a la Estrategia AVANT 20-30 con más de 200 acciones que servirán para revitalizar el interior.

Esta Ley integral dispondrá de medidas de discriminación positiva para los municipios en despoblación. “Porque hay mucho por hacer y vamos a hacer todo lo posible por el futuro de los pueblos, por la viabilidad de sus negocios y por el presente de sus vecinos”, afirmaba Puig hace unos días.

Actualmente en la Comunitat Valenciana hay 224 municipios con menos de 1.000 habitantes, el 40% del total, correspondientes en la mayoría de los casos a comarcas del interior, y en ellos la población dependiente supera el 60%.

Además, la densidad de algunas de estas comarcas es de entre 4 y 6 habitantes por kilómetro cuadrado en zonas como Els Ports de Morella (4 hab/km2), el Rincón de Ademuz (4,5), el Alto Mijares (5,2) o el Valle de Ayora-Cofrentes (6,5); y la tasa de envejecimiento del 55% (297) de los municipios valencianos es superior al 20%, especialmente en los localizados en el interior de las provincias de Castellón y de València, y en la Montaña Alicantina.

Estrategia AVANT 20/30

El Plan Estratégico Valenciano Anti-despoblamiento Estrategia AVANT 20/30 es una iniciativa de la Agencia Valenciana de Despoblación AVANT de la Generalitat Valenciana, con el objetivo principal de disponer de un documento dirigido a combatir la despoblación del territorio valenciano, mediante la planificación estratégica participada. El documento identifica las soluciones prioritarias para combatir la despoblación y propone más de 250 acciones de dimensión económica, social, cultural, medioambiental, de innovación, y de gobernanza política para desarrollar en la presente década.

La estrategia cuenta con dos partes, la primera de ellas consiste en un diagnóstico abreviado del actual escenario de la despoblación valenciana, que ha definido los problemas del territorio rural valenciano generados por la despoblación y el despoblamiento; así como las potencialidades y las oportunidades que poseen los territorios valencianos en proceso de despoblación. En cuanto a la segunda parte, el documento recoge el diseño de las estrategias que condicionarán la acción política dirigida a combatir la despoblación y el despoblamiento.

Cinco líneas estratégicas y 250 acciones

El Plan Estratégico Antidespoblamiento Estrategia AVANT 20/30 comprende cinco líneas estratégicas, 15 áreas estratégicas, 53 programas y más de 250 acciones. En concreto, la primera línea estratégica está relacionada con la dimensión económica contempla una política dirigida a facilitar la fiscalidad diferenciada, con el fin de facilitar el emprendimiento empresarial, mediante nuevas empresas, o la fijación en el territorio de empresas existentes; así como el fomento de empresas bajo el paraguas de la economía social, mediante fórmulas asociativas como las cooperativas de trabajo.

Del mismo modo, se contempla el desarrollo de medidas para el impulso del empleo, mediante diversos programas, incluidos los programas de ayudas al desarrollo rural; programas de conservación y recuperación del patrimonio cultural y los recursos naturales; y la mejora de la conectividad territorial, así como la accesibilidad interna.

Por lo que respecta a la línea estratégica medioambiental, se prevé el estudio de una futura Ley de Equilibrio Territorial, consecuencia de la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana, para establecer mecanismos que compensen los desequilibrios territoriales, y las debilidades de los municipios en proceso de despoblación; así como acciones relacionadas con la conservación de los bosques, el uso de energías renovables, la calidad de las aguas, etc.

En cuanto a la línea estratégica social, destaca las acciones para garantizar el acceso a unos servicios sociales de calidad, que faciliten la fijación de la población en municipios en proceso de despoblación: formativos, educativos, bancarios, sanitarios, etc; así como la incorporación de las nuevas tecnologías, especialmente las TIC, que constituyen un factor de desarrollo territorial, dadas las oportunidades y las ventajas que genera, especialmente en actividades empresariales, servicios sociales, servicios culturales y educativos.

Respecto a la línea estratégica cultural, se contempla el valor de la dimensión cultural como factor contra la despoblación, y, por último, la línea estratégica de gobernanza política, contempla entre otros, un plan de trabajo que permita la coordinación entre las diversas administraciones para aumentar la eficacia y la eficiencia de las acciones de gobierno.

Los Fondos Europeos como solución

Por otro lado, la Generalitat ha presentado al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico 32 proyectos contra la despoblación que aspiran a recibir fondos europeos. Estos proyectos, cuyo presupuesto estimado es de 685 millones de euros, contemplan acciones como la Promoción de la Formación Profesional en el medio rural con ofertas formativas en zonas despobladas; un programa para la contratación de personas desempleadas en servicios de emergencias municipales, o el despliegue de infraestructuras avanzadas de telecomunicaciones 5G para promover la digitalización y el desarrollo económico.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario