El Pla Convivint ampliará los servicios sociales en Castellón y acercará la atención a la personas

Se trata del primer plan de infraestructuras de Servicios Sociales de la Comunitat Valenciana, que invertirá 561 millones en dignificar los centros

El Pla Convivint ampliará los servicios sociales en Castellón y acercará la atención a la personas

Las personas más vulnerables de Castellón contarán con una red de servicios sociales más digna, ampliada, especializada y cercana tanto en atención como en distancia. Una gran apuesta en todos los departamentos del territorio para la que se invertirán 561 millones de euros no solo en la renovación o construcción de centros nuevos, sino también en la creación de plazas públicas para dignificar el sistema social.

Estos son los objetivos del Pla Convivint, el primer plan de infraestructuras de servicios sociales de la Comunitat Valenciana que se desarrollará entre 2021 y 2025, tal y como han presentado la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, y el president de la Generalitat, Ximo Puig.

Oltra, que lidera este proyecto, ha insistido en la necesidad de “poner a las personas en el centro”, por lo que más allá de construir centros y mejorar los existentes, se darán más facilidades en el día a día a personas mayores, con diversidad funcional o usuarias de prestaciones relacionadas con la salud mental y a sus familias.

Así, el Plan Convivint se centra en unos objetivos fundamentales: cubrir las necesidades garantizando una equidad territorial, de manera que cada departamento dispondrá, al menos, de un centro de cada tipología; la disminución del tiempo de desplazamiento, fijándose 20 minutos máximos para los centros de día y 30 minutos para los centros residenciales; la eficiencia temporal y económica; y la lucha contra la despoblación con el diseño de recursos de proximidad para los que se optará por las extensiones de los centros diurnos.

Para ello, los 561 millones de inversión se destinarán a la reforma o puesta en marcha de 247 instalaciones, que permitirán la creación de 6.600 nuevas plazas públicas en residencias y centros de día para los colectivos más vulnerables. “Muchas veces, estas instalaciones llevaban más de 30 años sin ningún tipo de actualización y ahora se adaptarán a los nuevos modelos convivenciales que incluyen los aprendizajes adquiridos durante la COVID-19 y que sitúan a las personas en el centro”, señala la vicepresidenta.

La despoblación será una discriminación positiva en el desarrollo de proyectos

A la hora de elaborar este plan se ha tenido en cuenta el mapa de necesidades, una metodología pionera en España que ha analizado diferentes indicadores sociales, como el envejecimiento de la población, los recursos asistenciales, la diversidad… para establecer un semáforo que permita reconocer, a simple vista, cuáles son las necesidades en cada territorio.

En este sentido, tal y como explicaron Puig y Oltra y ha aplaudido el presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, los municipios rurales de Castellón tendrán una discriminación positiva en el plan, ya que el diseño para reducir el tiempo de desplazamientos facilitará la atención de las personas más vulnerables.

Es el caso de la creación de puntos de atención como extensiones de los centros de día. Según han destacado los miembros del Consell, Convivint contempla 100 actuaciones y una inversión de 279 millones de euros que permitirán duplicar el número de residencias públicas y multiplicar por 12 los recursos de atención diurna, además de instalar puntos de atención en la proximidad en el mundo rural, que consistirá en un centro de día con extensiones que serán gestionadas por el mismo personal, y que en su mayoría estarán en la provincia de Castellón.

Por otro lado, el plan contempla una inversión de 81 millones de euros destinados a 27 actuaciones en el ámbito de la diversidad funcional, lo que permitirá duplicar el número de recursos públicos hasta llegar a las 17 residencias y los 10 centros de día u ocupacionales.

La inversión en actuaciones en centros para personas con problemas de salud mental será de 74 millones de euros, lo que supondrá multiplicar por cuatro el número de centros públicos y garantizar la existencia de un recurso de estas características en todos los departamentos de servicios sociales.

El plan Convivint también contempla una apuesta por mejorar la red de centros de atención diurna destinados a la infancia y la adolescencia más vulnerable, con 20 nuevos centros, la mayoría de los cuales se ubicarán en la provincia de Alicante, donde existe una mayor carencia de este tipo de recurso.

La red para mujeres víctimas de violencia de género recibirá una inversión de 3 millones de euros para la puesta en marcha de 6 nuevos recursos, y también está prevista una inversión de 96 millones de euros para actuaciones en 57 centros destinados a dignificar las instalaciones que ya están en marcha en los distintos ámbitos de los servicios sociales.

Asimismo, se procederá a actualizar los centros existentes porque “no tendrían sentido crear recursos nuevos y no dignificar los que ya tenemos”, según Oltra.

Durante su presentación, la consellera de Políticas Inclusivas ha destacado que “en la primera legislatura nos centramos en la construcción de un sistema cuyo principal objetivo es el rescate de personas y, entre otras cosas, pusimos en marcha la Renta Valenciana de Inclusión, la atención a la dependencia o la equiparación de las familias monoparentales a las numerosas. Unas medidas que se fueron reforzando con la Ley de Servicios Sociales, con la ordenación de competencias, el municipalismo y la puesta en marcha de un sistema de plazas y no de subvenciones”. “Llegó el momento de dejar de mirarnos de reojo para mirarnos de frente”, ha añadido.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario