Puig destaca que los indicadores sociales y económicos de la Comunitat Valenciana son mejores que en 2015 pese a la pandemia

La Comunitat Valenciana «ha quedado al margen del ambiente tóxico y de confrontación» de otros territorios, afirma en Les Corts el jefe del Consell

Puig destaca que los indicadores sociales y económicos de la Comunitat Valenciana son mejores que en 2015 pese a la pandemia
05/05/2021 -

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado, durante su intervención en la sesión de control de Les Corts, que, a pesar de que la pandemia de COVID-19 ha provocado la «peor» crisis de la historia del autogobierno, los indicadores sociales y económicos de la Comunitat Valenciana son mejores en la actualidad que en 2015, año en el que se produjo el cambio político a nivel autonómico.

Puig ha señalado que, atravesado el ecuador de la legislatura «más difícil de la historia» valenciana, se puede asegurar que, aun con el dolor que acompaña a la sociedad valenciana en la pandemia de COVID-19, la Comunitat es hoy «un pueblo más cohesionado, más solidario, más responsable, más orgulloso de sí mismo».

El modelo valenciano, ha señalado el president, «ha hecho posible que llevemos casi 50 días siendo la comunidad con menor incidencia de España y en riesgo bajo» y ha permitido, además poner en marcha «el mayor paquete de ayudas» para trabajadores y trabajadoras por cuenta propia o ajena y empresas, así como sentar las bases, desde el acuerdo social, institucional y político, de la Estrategia Valenciana de Recuperación.

Puig ha señalado que el Consell heredó en 2015, además de una Comunitat «infectada por la corrupción», una sanidad pública «privatizada», un «olvido escandaloso» de las políticas sociales, una educación pública «raquitizada», y todo ello a causa del «mayor recorte en la historia» autonómica, de un 13% entre 2009 y 2014 en esos tres pilares del estado del bienestar.

Ante esto, según ha recordado el president, el Consell inició un camino de recuperación hace ahora seis años que ha permitido que, en el ámbito sanitario, 80.000 personas recuperaran el derecho a la sanidad universal; que a un millón y medio de valencianos se les quitara el copago farmacéutico, y que la inversión diaria en Sanidad haya pasado de 13,7 a 20,6 millones de euros.

En el ámbito educativo, como ha enumerado el president, la plantilla docente ha aumentado en más de 8.000 personas, al margen de las 4.600 extracovid para este año; las plazas gratuitas de 2-3 años en centros educativos públicos escuelas municipales han evolucionado de cero a 16.300, el bono infantil ha pasado de 28,5 millones a 55,5 millones y las becas universitarias se han duplicado.

En políticas sociales, tal y como ha detallado, las personas beneficiarias de la dependencia han pasado de 41.000 a más de 106.000; y la Renta Valenciana de Inclusión, de 29 millones a 255 millones, lo que supone multiplicar por 9 la dotación del Gobierno anterior. También se ha pasado de una ratio de atención en servicios sociales de una persona por cada 12.743 habitantes a una por cada 1.561. A todo ello se suma, ha agregado, que, durante la pandemia, la Comunitat haya resuelto más expedientes de dependencia que el resto de autonomías juntas.

Además, se ha referido a la tasa de desempleo, que es actualmente del 16,5%, 6,5 puntos menos que en 2015, y ha recordado los datos de afiliación a la Seguridad Social, que crecen por primera vez tras 12 meses de caídas ligadas a la COVID, y que, con 256.000 personas, representan casi un 16% más que en junio de 2015 y seis puntos por encima de la media española. «Somos la segunda comunidad que más sube en afiliaciones», ha recordado.

Con un «prudente optimismo», los indicadores permiten, por tanto, afirmar que será una de las comunidades que lideren en 2021 el crecimiento económico en España»,

Estabilidad

Por otro lado, el president ha señalado que, seis años después del cambio político en la Comunitat Valenciana, el Consell «se ha convertido en una referencia para los gobiernos de progreso de toda España», que ha desarrollado su acción de gobierno siguiendo, como ejes básicos, los objetivos de reparación de derechos, reconstrucción social y económica y renacimiento.

«Esa alianza con el pueblo valenciano abrió un camino de justicia social y progreso de la Comunitat, y por eso los valencianos, ahora hace dos años, volvieron a confiar en nosotros», ha señalado Puig, que ha agregado: «Han sido seis años de gobierno compartido que se han traducido en seis años de estabilidad».

Y la estabilidad del Consell «proporciona certezas y seguridad y será una de las palancas, desde la institucionalidad, de la recuperación valenciana», ha dicho también Puig.

El jefe del Consell también ha argumentado que la Comunitat Valenciana «ha quedado al margen del ambiente tóxico y de confrontación» de otros territorios. «Seis presupuestos en tiempo y forma en la Comunitat Valenciana: ese es el símbolo más evidente de una cohabitación fructífera frente a parálisis, bloqueos y confrontaciones estériles de otras comunidadades autónomas», ha agregado.

Sobre esta cuestión, ha señalado que «lo contrario a la polarización no es la equidistancia» y ha defendido que la sociedad valenciana «no quiere ese espacio de confrontación». En este sentido, ha agregado el Consell seguirá apostando por el diálogo, pero teniendo claro que no es posible tolerar «lo intolerable» porque ataca a un principio esencial de la democracia, como es la dignidad de las personas.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario