Puig marca la lucha contra la inflación como “máxima prioridad” y anuncia nuevas ayudas directas y una revisión fiscal global para atajarla

El president de la Generalitat asegura que “todas las energías y los recursos posibles irán destinados a una Alianza Valenciana contra la Inflación”

Puig marca la lucha contra la inflación como “máxima prioridad” y anuncia nuevas ayudas directas y una revisión fiscal global para atajarla
05/09/2022 -

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha marcado la lucha contra la inflación como “la máxima prioridad” del Consell para los próximos meses y ha anunciado que “todas las energías y los recursos posibles irán destinados a una “Alianza Valenciana contra la Inflación” que permita atajar “el impuesto más regresivo”, según ha señalado en la conferencia que ha pronunciado este lunes en el marco del Foro Nueva Economía, celebrado en València.

El president ha asegurado que “tenemos que esforzarnos al máximo para limitar el crecimiento de los precios” provocado por la inflación, a la que ha calificado como “el “impuesto más injusto con los vulnerables, más dañino con las familias y más corrosivo para la cohesión social, las instituciones y la propia democracia”.

El responsable del Ejecutivo valenciano ha detallado que la Alianza Valenciana contra la Inflación tendrá tres palancas fundamentales: más ayudas directas, más rebajas en tasas y precios públicos y nuevas oportunidades.

El president ha recordado que la Generalitat ya ha tomado distintas medidas en este sentido desde que se inició la invasión de Ucrania, como los 300 euros de ayudas para los autónomos, con el 80% de las solicitudes ya pagadas; unas líneas de financiación, de 260 millones, para dar liquidez a las empresas, o el apoyo al programa del Imserso, con seis euros extra por habitación y día.

Además, Puig ha recordado que, en paralelo a las recursos destinados al tejido económico, el Consell ha activado ayudas para “aliviar la economía doméstica”, como la rebaja de un 10% de las tasas y los precios públicos que afectan directamente a las familias; las bonificaciones de hasta el 80% al precio del transporte público dependiente del Gobierno autonómico; la suspensión del cobro del canon de saneamiento del agua a todas las familias valencianas o la rebaja de un 10% de la matrículas universitarias.

Revisión fiscal global

El jefe del Ejecutivo ha insistido en que el Consell seguirá por esa vía de apoyo a empresas y familias mientras dure la crisis europea y, en este sentido, ha adelantado que la Generalitat trabaja en una revisión fiscal global en el ámbito competencial de la Generalitat.

«Una reforma fiscal adaptada a este tiempo de inflación para ayudar a las clases medias y trabajadoras, para proteger más a la población vulnerable y para impulsar la creación de empleo», ha avanzado Puig, que ha afirmado que «la Generalitat ha asumido y asumirá su responsabilidad». «Sin demagogias, pero sin dejación de funciones».

“Ningún nivel de la Administración puede obviar la responsabilidad que tiene”, ha insistido el president de la Generalitat”, para quien cada uno, en el ámbito de sus competencias, «debe aportar soluciones”.

En ese sentido, Puig ha anticipado que en las próximas semanas convocará a los alcaldes y alcaldesas de la Comunitat Valenciana a “una conferencia municipalista contra la inflación” para escuchar propuestas, coordinar una respuesta con la Generalitat y “sumar el máximo esfuerzo”.

Planes integrales

Por otra parte, el president se ha referido a los incendios que han afectado a la Comunitat Valenciana durante este verano y ha avanzado que la Generalitat aprobará un Plan Extraordinario de recuperación “medioambiental, socioeconómica y emocional” para las comarcas afectadas con la participación de los municipios, los agentes sociales y económicos y los vecinos.

El plan contemplará una estrategia de reactivación económica, con medidas como las siguientes: ayudas directas para recuperar la capacidad productiva agrícola y restituir las explotaciones ganaderas; una línea bonificada para las empresas que incluirá incentivos para instalarse en estas zonas o un plan extraordinario de empleo en los pueblos damnificados para evitar, en lo máximo de lo posible, la erosión del suelo forestal que puede producir las lluvias de otoño, para las labores de recuperación y para las de reforestación.

En este mismo marco, Puig ha avanzado que el próximo 16 de septiembre se presentará el anteproyecto de la Ley integral de medidas contra la despoblación en la Comunitat Valenciana, “elemento también esencial en la lucha contra los incendios”.

“Tras décadas de olvido, la discriminación positiva del interior es la única forma de ser justos, porque las comarcas rurales no son, como las bicicletas, solo para el verano, son para todo el año”, ha indicado Ximo Puig, tras recordar que más de 300.000 valencianos viven en pueblos de menos de 3.000 habitantes.

Pacto valenciano por la transformación energética

El máximo responsable del Consell se ha referido también a la urgencia de resolver la crisis energética, “el gran desafío de este curso y de esta década”. “Son precisamente los precios de la energía los grandes responsables del descontrol inflacionario”, ha remarcado.

Así, ha señalado que las soluciones estructurales deben venir de Europa, con el impulso de España, tal y como ya se hizo con “la excepción ibérica”. “Es urgente concertar intereses por la dureza de la situación, pero también por la extraordinaria oportunidad que tenemos”.

Para Puig, es el momento de “alejarnos de nuestra dependencia histórica de los combustibles fósiles” y de diseñar una estrategia común “que garantice la suficiencia, autonomía energética y descarbonización y que trascienda las legislaturas, las fronteras partidarias e implique a toda la sociedad”.

En esta línea, ha anunciado que en los próximos meses planteará a las fuerzas políticas, a los agentes sociales y a los representantes institucionales un “pacto valenciano por la transformación enérgica”, en el cual asegura que la Generalitat ya está trabajando, desde el punto de vista tecnológico y científico, en colaboración con las universidades y distintas personalidades, con el objetivo de elaborar una propuesta de discusión “pionera, viable y solidaria”.

Por último, ha señalado que la estrategia valenciana 2030 se asentará en el “impulso a las renovables, la eficiencia, el ahorro energético y la reforestación para combatir el cambio climático” y para conseguirlo ha reclamado “una solidaridad energética” que debe lograrse a través de “pactos autonómicos”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario