Puig reivindica el Estatut como "instrumento vivo" para un "tiempo transformador" con la creación de empleo, la igualdad y la sostenibilidad como prioridades

El president afirma, en el acto conmemorativo de los 40 años de Estatut, que la «voz valenciana» es aquella «que no grita, que no crispa, que no polariza», sino que «dialoga, acuerda y propone»

Puig reivindica el Estatut como "instrumento vivo" para un "tiempo transformador" con la creación de empleo, la igualdad y la sostenibilidad como prioridades
01/06/2022 -

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha reivindicado la importancia del Estatut d’Autonomia como «instrumento vivo para la transformación social, económica y cultural» en un momento en que se inaugura un nuevo tiempo con la creación de empleo, la igualdad de género y de oportunidades y una sostenibilidad justa como principales prioridades.

Así lo ha expresado durante su intervención en el acto conmemorativo de los 40 años del Estatut d’Autonomia, organizado por la Generalitat en el Palau de las Comunicaciones y que ha contado con la presencia del resto del Consell, de protagonistas de la etapa preautonómica y de los primeros años de vigencia de la norma marco de la Comunitat Valenciana, así como de distintos representantes sociales, políticos y económicos.

«Hoy iniciamos la conmemoración de un texto, pero ningún libro es sagrado», y este tiene que servir como «palanca» para impulsar los horizontes de este «tiempo transformador», porque «de poco servirá el Estatut» si funciona como retrovisor para contemplar el pasado o como espejo para mirarse en una imagen fija. «Ni retrovisor ni espejo, el Estatut es una ventana grande, una ventana para mirar más allá, una ventana para decidir cómo queremos que sea, de aquí a los próximos 40 años, la tierra de los valencianos», ha dicho el president.

Voz valenciana

El president ha defendido también en este discurso la relevancia de la «voz valenciana», que es la que «dialoga, acuerda y propone», la voz, en definitiva, «que no grita, que no crispa, que no polariza, la voz que levanta puentes y derriba muros con el material más noble: la palabra».

Por ello, esa voz «siempre estará presente para hacer ‘país’, para hacer Comunitat, para hacer territorio», y «coser mejor nuestras comarcas, en el plano físico, y también en el emocional», ha agregado el president, que ha aludido, acto seguido a que el sustrato del Estatut «implica la obligación de respetar identidades diversas, eliminar agravios territoriales y superar todos los centralismos», con el deber a corto plazo de «poner fin a todos los centralismos».

En este sentido, se ha mostrado partidario de garantizar más equidad en las inversiones y mayor descentralización, pero desde la concepción de que la Comunitat Valenciana «no es una isla». «Y, por eso, la voz valenciana también quiere ‘fer país’ más allá del Sénia, del Segura y del embalse de Contreras», ha indicado el jefe del Consell, que ha defendido «una España de Españas más justa e integradora con las diversidades», porque «o caminamos todos juntos en España y en la Comunitat Valenciana o -ha asegurado- nos perderemos por el camino».

Como ha indicado, la norma marco de la Comunitat Valenciana «es el libro que permite cinco millones de maneras distintas de ser valenciano, que permite que cada persona elija, en libertad, su proyecto de vida, sin sectarismos, sin cantonalismos mentales, sin dar la espalda a una parte de la sociedad», porque «esto ha significado el gran acuerdo del 82: un plano de derechos y libertades y también una dimensión tangible diaria».

«El autogobierno son los hospitales que nos atienden; los trenes que nos llevan a trabajar; las escuelas donde aprendemos en tres lenguas; las universidades que nos capacitan; la atención a la dependencia y las políticas que activan la economía y el trabajo», ha argumentado.

«Nos ha costado mucho llegar hasta aquí», ya que «recuperar el autogobierno ha sido un largo viaje» que se inició con las cenizas de Almansa y continuó durante siglos para acabar afrontando, ya en el siglo XX, la represión de la dictadura, ha dicho también el president.

Y precisamente ha iniciado su discurso, en vísperas del 40 cumpleaños del Estatut, recordando a quienes tomaron partido por la democracia y por el autogobierno durante aquellos años y en la Transición, y también a las 120.000 personas que un día de julio -ha rememorado- corearon ‘Llibertat, amnistia i Estatut d’Autonomia’.

«Nunca nos han regalado nada a los valencianos, tampoco el autogobierno», y el Estatut que ahora se conmemora «es la concreción de una voluntad: vivir juntos», porque «son ocho siglos de proyecto compartido, ocho siglos unidos por la hermandad», ha continuado.

Celebración abierta a la ciudadanía

En la misma línea, la consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, ha abogado por una celebración del 40 aniversario del Estatut «abierta al conjunto de la ciudadanía en la que la mayor parte de valencianas y valencianos se sientan involucrados, participen y otorguen el valor añadido de un proyecto vivido como propio».

Esta conmemoración «es un buen momento para recordar cómo fue este esfuerzo y agradecer a todas las personas anónimas que se dejaron la piel para que el pueblo valenciano recuperara su derecho al autogobierno, del cual había disfrutado históricamente y le había sido arrebatado», ha asegurado Pérez Garijo.

En este sentido, la consellera de Calidad Democrática ha afirmado que el autogobierno «es un esfuerzo permanente, que se tiene que mantener vivo para atender los desafíos que se nos presentan en cada momento de nuestra historia colectiva». «Tenemos que seguir reclamando unas exigencias absolutamente justas y necesarias para el bienestar de nuestra Comunitat», entre las que se encuentra «la vigencia del Derecho Civil», pendiente de una reforma constitucional «que no se puede aplazar más», ha señalado.

En el encuentro ha intervenido también el expresident de la Generalitat Joan Lerma, que ha descrito las dificultades que impidieron que el Estatut d’Autonomía de la Comunitat Valenciana pudiera ser uno de los primeros en aprobarse, pese a haberse adelantado en el inicio de la tramitación, y que ha defendido que la autonomía es hoy una realidad de gran capacidad transformadora.

El acto ha contado con un primer bloque, en el que se han abordado de manera retrospectiva las aportaciones del Estatut en estas cuatro décadas y que ha contado con la actuación de ‘Al Tall’ y con testimonios grabados de la médica Anna Lluch, la historiadora Vicenta Verdugo, los sindicalistas Luis Lozano y Vicent Mauri y la artista Carmen Calvo, ha continuado con un segundo bloque, en el que se ha escuchado la música en directo del grupo joven de l’Alcoià ‘El Diluvi’ y los testimonios, también grabados, de 4 valencianos y valencianas nacidos en 1982 sobre cómo imaginan y querrían la Comunitat Valenciana dentro de 40 años, y ha buscado simbolizar la unión de pasado y futuro con la actuación conjunta de ‘Al Tall’ y ‘El Diluvi’.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario