La Comunitat Valenciana, a la cabeza de la vacunación

El viernes se habían suministrado 86.927 dosis de la vacuna contra el coronavirus, un 92,1% de todas las recibidas

La Comunitat Valenciana, a la cabeza de la vacunación

La Comunitat Valenciana inicia la cuarta semana de vacunación siendo la comunidad autónoma con mayor porcentaje de vacunas puestas. El viernes se habían suministrado 86.927 dosis de la vacuna contra el coronavirus, un 92,1% de todas las recibidas. Un motivo para la esperanza durante los días más duros de la pandemia, ya que el viernes se volvió a superar el récord de contagios con 7.497 nuevos casos.

El único territorio que se aproxima en la Comunidad Valenciana es la ciudad de Melilla que, a fecha de jueves 14 de enero, se situaba con un porcentaje de 91,1%, según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad.

Por provincias, se han administrado 11.653 en Castellón, 32.472 en Alicante y 42.802 en Valencia. Ayer se empezó con la vacunación de las segundas dosis a los primeros vacunados.

Aun así, para alcanzar el objetivo del Gobierno de tener 30 millones de vacunados en verano, se deberá aumentar el ritmo. Actualmente, a nivel estatal el ritmo de vacunación es de unas 700.000 dosis semanales, ritmo que se debería multiplicar por dos para llegar a la cifra prevista dentro de 22 semanas.

FLEXIBILIZAR EL REPARTO DE DOSIS

En este sentido, tanto el president Ximo Puig como la vicepresidenta Mónica Oltra han insistido en que el Ministerio de Sanidad debe flexibilizar la distribución semanal de vacunas a las comunidades autónomas para las que tienen más capacidad puedan pinchar más dosis.

«No quiero con esto plantear ninguna inequidad ni ninguna insolidaridad», alertaba Puig en declaraciones a los medios de comunicación, en las que aclaraba que el objetivo es «todo lo contrario: ser más eficientes como país» y que España en su conjunto no tenga un estocaje de vacunas «más allá del razonable» para la segunda ronda de la campaña.

«Si Asturias, la Comunitat Valenciana o Melilla pueden vacunar más, ¿por qué no se tienen que enviar más vacunas? Al final son españoles inmunizados, vivan donde vivan. Aquí se tiene que vacunar por tierra mar y aire, ese es el objetivo, en lunes y en días de guardar», reivindicaba el viernes la también portavoz del Consell tras el pleno.

Oltra defiende que es “muy de sentido común” y una cuestión de equidad, igualdad y eficacia “no para perjudicar a nadie, sino para favorecer la inmunización de personas lo más rápidamente posible”.

PFIZER REDUCIRÁ LAS ENTREGAS

La farmacéutica Pfizer informaba el viernes que a partir de esta semana reducirá temporalmente las entregas a Europa de su vacuna contra la Covid-19, con el fin de aumentar su capacidad de producción de 1.300 a 2.000 millones de dosis al año.

Esto afectará temporalmente a los envíos de finales de enero y principios de febrero, pero proporcionará un aumento significativo de las dosis disponibles para finales de febrero y marzo.

Esta noticia coincidió prácticamente con la llegada de la nueva vacuna de Moderna, que empezó a subministrarse el pasado miércoles en toda España. Se espera que lleguen alrededor de 600.000 dosis de esta vacuna en las próximas semanas: 52.000 dosis esta semana, 127.900 dosis en la primera de febrero y 383.900 dosis en la tercera.

PERSONAL SANITARIO JUBILADO

Para aumentar este ritmo de vacunación la Conselleria va a elaborar una bolsa de médicos jubilados voluntarios, de entre 65 y 70 años, para administrar la vacuna, y ha matizado que estos serán vacunados antes de empezar a trabajar. Además, también se confeccionará una lista de médicos voluntarios de la privada para administrar la vacuna.

Actualmente sigue el proceso de vacunación del personal sanitario de primera línea mientras, en paralelo, se continúa la vacunación de usuarios y trabajadores de residencias.

Se considera personal de primera línea el que tiene mayor riesgo de exposición por llevar a cabo actividades en la atención directa de pacientes Covid-19, así como por tener mayor probabilidad de tener contacto con una persona con infección.

LOS DOCENTES COMO SERVICIO ESENCIAL

En este sentido, Compromís registró la pasada semana una iniciativa en el congreso para que el personal docente sea prioritario en la segunda fase de vacunación, aun por determinar por parte del Ministerio de Sanidad, en la cual se prevé vacunar al personal que presta servicios considerados esenciales.

“La educación es fundamental como elemento cohesionador de la sociedad y necesario para la equidad y la superación de desigualdades. Los y las profesionales de la educación, como personal público que se encuentran en primera línea, no sólo tienen que ser incluidos en esta segunda fase de vacunación, sino que su vacunación tiene que ser prioritaria”, explica su portavoz Joan Baldoví.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario