García: “No cesaremos en conseguir los retos de la legislatura, pero la prioridad es ganar la batalla al COVID-19”

El alcalde de Nules, David García, destaca la importancia de consumir en el comercio local como fuente de riqueza y ayuda directa a las familias

El reparto de alimentos y medicamentos a domicilio, la fabricación y entrega de mascarillas a las personas más vulnerables o el trabajo de los cuerpos de seguridad para proteger la salud de los vecinos y vecinas han sido, para el alcalde de Nules, esenciales en la lucha contra la pandemia del coronavirus. Tras unos meses desde la vuelta a la “nueva normalidad”, David García destaca los nuevos retos del consistorio, que pasan por el impulso al comercio local o las ayudas a familias porque, aunque mantiene que el equipo de gobierno “no va a cesar” en conseguir los retos de legislatura, la salud va siempre por delante.

¿Cómo habéis vivido la pandemia del COVID-19 en Nules?

Han sido y están siendo meses difíciles. Nadie se esperaba en pleno siglo XXI y en 2020 vivir un año como el que hemos vivido. Hemos tenido que suspender cuestiones que no nos imaginábamos que no podríamos disfrutar en nuestro día a día, nuestras fiestas, tradiciones y aquellos actos que son vitales y normales. En el Ayuntamiento han sido unos meses en los que hemos tenido que reconvertirnos, reconvertir nuestra administración y priorizar otro tipo de servicios de cara al ciudadano.

Una de las decisiones que se han acordado en este sentido ha sido la cancelación de las fiestas. ¿Por qué es tan importante que la gente tome conciencia de esta pandemia?

Desde el primer momento se ha intentado poner énfasis en la ciudadanía, en la responsabilidad individual y social porque, como dicen las autoridades sanitarias, es la única manera de prevenir los contagios y de evitar el colapso del sistema sanitario. Ahora parece que está todo más controlado, pero tuvimos un momento en el que todos vimos imágenes de los hospitales que no daban más de sí. Hasta que no haya una vacuna que realmente sea efectiva y ponga parón a esta pandemia, la única vacuna es la de la prevención, y esa depende de nosotros y de cada uno de nosotros, de seguir los consejos que nos dan las autoridades y de cumplir las normas. Nosotros desde aquí, desde el Ayuntamiento de Nules, a través de la Policia Local, desde el primer momento hemos intentado hacer cumplir las normas impuestas.

Ese presupuesto que teníais destinado a las fiestas, lo habéis destinado a fines sociales, tanto a familias como autónomos. ¿En qué consisten estas ayudas?

En el Ayuntamiento de Nules tuvimos que aprobar un presupuesto en el año 2020 una vez iniciada la pandemia, en verano. Era un presupuesto de emergencia social que tenía varios pilares. La primera prioridad fue pagar a los proveedores todas las facturas que se podían deber del ejercicio anterior del 2019. La primera prioridad era inyectar dinero por servicios prestados a autónomos y primeras empresas que son los que trabajan por esta administración y, por supuesto, reequilibrar el presupuesto para todo aquello que no se iba a ejecutar, una serie de eventos que el ayuntamiento suspendió de forma preventiva y no se han llevado a cabo.

La parte del dinero que no se destinó a pagar facturas fue destinada a una partida de 170.000 euros, si no recuerdo mal, que se acordó por parte de otros grupos municipales en los Pactos por la Reconstrucción. Principalmente, queríamos incentivar la economía local.

“He intentado llevar a cabo iniciativas para proteger a la ciudadanía en todo momento”

La primera iniciativa era aumentar ayudas de emergencia social porque durante la pandemia se ha visto a muchísimas familias que hasta ahora no eran demandantes de bancos de alimentos. Dotamos de ayudas, tanto directamente desde el Ayuntamiento, como a través de los bancos de alimentos de Cáritas y Cruz Roja que tenemos en el municipio.

Segunda cuestión: poner en marcha la campaña Activa Nules, una campaña comercial, de promoción del desarrollo local y la economía. Hemos puesto mensajes a nivel social sobre por qué es importante consumir en las empresas del municipio. También, hemos activado 20.000 euros directos en premios para que las personas desde el 1 de septiembre hasta el 20 de septiembre consuman en comercios del municipio con un pasaporte con diez casillas. Con haber ayudado a la campaña en al menos 10 euros, uno entra en un sorteo de 50 vales que se realiza mensualmente.

El tercer pilar ha sido dotar con más de 30.000 euros de ayudas directas para autónomos y pequeñas empresas que hayan tenido pérdidas durante el estado de alarma por haber tenido que cesar su actividad. Son bases que aprobamos en el último pleno del mes de septiembre y en los próximos días haremos públicas.

¿Qué balance están haciendo los comercios y la hostelería de Nules sobre estas ayudas?

Durante el estado de alarma cuando se restringió la movilidad, el Ayuntamiento hizo un listado de las empresas que prestaban servicios a domicilio y, de forma periódica, íbamos enviándolo por el canal de Whatssap que tenemos en el Ayuntamiento a nuestro vecinos para acercar las tiendas al hogar.

En el momento en que pudimos y se abrieron los comercios, el Ayuntamiento entregó un kit sanitario a todos los comercios y bares: mascarillas para los trabajadores y clientes, algunas pantallas protectoras y algunas gafas de protección para las peluquerías. También aprobamos enseguida el bonificar la tasa de terrazas al 100% en 2020. No se ha cobrado nada de la tasa de terrazas a los bares y restaurantes y flexibilizamos la ordenanza para que cada local pueda montar tantas mesas como espacio haya disponible. Entendemos que al aire libre es mejor la situación para prevenir los contagios y, en segundo lugar, esto permite más distancia en algunos locales.

También se aprobó de forma consensuada con los locales de ocio nocturno, antes de que se decretara su cierre, un distintivo de Nules Oci Segur, en el cual acordamos una serie de medidas que eran más restrictivas de las que marcaba la propia normativa. Poníamos un distintivo de La Policía Local y al menos una vez a la semana iba sin previo aviso a controlar que todas las medidas se llevaran a cabo. De esta manera se daba seguridad a la ciudadanía.

Al final, el Ayuntamiento ha intentado focalizar, desde todas las concejalías pertinentes, trabajar con el comercio local. El Ayuntamiento local tiene que ser el primer cliente del comercio local y, siempre que se pueda, consumir en comercios y empresas del municipio.

De esos pactos de la Reconstrucción que fueron apoyados por unanimidad, en la parte social, ¿qué me destacarías?

Dos temas. Uno el que hemos comentado de las ayudas por los pasaportes que son 20.000 euros que van a ser un servicio que va a tener el vecino. Y esos más de 50.000 euros que hemos destinado de ayudas de emergencia social, para aquellas familias que más lo necesitan. También recuerdo, que desde el minuto uno el Ayuntamiento ha repartido mascarillas a aquellos vecinos que nos las pidieron sin ningún tipo de problema. Entregamos mascarillas a aquellos momentos en los que no era posible comprarlas en los supermercados ni en las farmacias, en especial a la población vulnerable y, a aquellos que habían dado positivo de Covid, para proteger su entorno social. He intentado hacer iniciativas para proteger a la ciudadanía en todo momento.

Sin duda, Activa Nules es una de las iniciativas estrella porque revierte ese dinero en la vida comercial del propio Nules. A estas alturas, ¿me puedes hacer un balance que te hayan transmitido los propios comercios de cómo está funcionando?

Está funcionando de forma positiva porque cada día se están adhiriendo más comercios, lo cual significa que la gente demanda cuando va a los comercios el sello. Por ejemplo, el viernes pasado hicimos el primer sorteo del primer mes de septiembre y ya se han sorteado los primeros 50 vales. Esto significa que más de 50 personas han participado en el primer mes y esto va a más conforme se acerque la época de Navidad que es cuando aumenta el consumo.

Comprar en el comercio del municipio crea riqueza local. El objetivo es ayudar a las familias de la localidad»

Tenemos que coger conciencia de lo importante que es comprar en el comercio local. Los mensajes que lanzamos a través de las redes son que comprar en un comercio del municipio es seguro con respecto a ir a superficies donde hay multitud de personas. El propio Ayuntamiento realizó un curso de limpieza y desinfección para comerciantes para tomar todas las medidas posibles. Comprar en el comercio del municipio crea riqueza local, el objetivo es ayudar a las familias de la localidad. Ahora estamos trabajando en identificar cuantas familias viven directamente del comercio del municipio para que seamos conscientes de cuánta gente se quedaría en el desempleo o tendría que reinventarse. Hay muchos comercios que han pasado de generación en generación y nos ofrecen de todo sin tener que salir del municipio.

Una de vuestras apuestas ha sido convertir Nules en un Smart City. ¿Qué supone esto?

En Nules hemos apoyado mucho el emprendedorismo. Este 2020 es el tercer año consecutivo que tenemos un proyecto que se llama el Hervidero de Empresas, por el cual cada año dentro del Proyecto Natiu, se seleccionan diez proyectos de emprendedores que, o tienen ideas, o recientemente han iniciado un proyecto empresarial pero no fructifica. En este hervidero tienen unos tutores que les acompañan durante un año y empresas patrocinadoras del municipio inyectan dinero en estos proyectos para ayudarles en sus ideas.

Uno de los proyectos de 2020 era el de digitalización a través de Wifi Club, donde hay diferentes comercios y empresas que se han adherido a Wifi Club. Es una manera para que los clientes puedan tener wifi gratuito y, a la vez, las empresas puedan lanzar campañas y promociones a través de ese wifi exclusivo. Es un proyecto pionero y nosotros queremos dar ejemplo en apoyar uno de los proyectos que está hirviendo para, poco a poco, ir digitalizando el municipio y avanzar a la era digital, que es lo que ahora corresponde.

Una de las principales preocupaciones, y más en pandemia, es el empleo. Vosotros habéis impulsado una agencia de colocación local. ¿Por qué es importante lanzarla y qué funciones está desarrollando en estos tiempos en los que una de las prioridades es que la gente vuelva a tener trabajo?

Esta agencia de colocación local se hace a través de un convenio entre el Desarrollo Local del Ayuntamiento con la Cámara de Comercio de Castellón, por el cual varias horas a la semana el servicio de atención en el edificio Natiu se presta a cualquier desempleado para que pueda rellenar un formulario con su experiencia laboral y formación. Tenemos un registro local de desempleados y lo que intentamos es que las empresas del municipio nos envíen las demandas de personal tanto a corto plazo como a medio y largo plazo. De esta manera, además de filtrar una oferta de trabajo, también queremos organizar formación a los desempleados para poder cubrir las necesidades de las empresas.

Cambiando de asunto totalmente, el Ayuntamiento de Nules está trabajando junto a Betxí, les Alqueries, Artana y Eslida en crear una mancomunidad local. ¿Por qué es importante que contéis con una mancomunidad?

Es importante en general crear sinergias entre municipios. Todos los pueblos queremos tener de todo y, a veces, es importante crear sinergias. Por ejemplo, nosotros tenemos creado un pacto territorial por el empleo con diez municipios de aquí de la Plana Baixa y en políticas de empleo vamos en proyectos conjuntos. A nivel turístico estamos trabajando juntos en la marca el Sur de Castelló porque si podemos ofrecer los recursos de todos es mucho más atractivo de cara a los posibles potenciales turistas.

También se ha trabajado mucho en los últimos años en el tema de la defensa de la agricultura a nivel conjunto entre estos municipios de la zona. Y ahora hemos abierto una nueva fase de programación con el tema de servicios sociales instado por la Agencia Valenciana. Entienden que hay que mancomunar áreas de más de 20.000 habitantes. Aparte de cada municipio poder seguir prestando de forma individual lo que es la atención básica de servicios sociales, mancomunar los servicios de atención primaria como temas de violencia de género, de atención a la infancia, temas de asesoramiento a la inmigración y, por supuesto, la puesta en marcha de centros de día que tanta falta hacen en nuestros pueblos.

Tuvimos la reunión no hace mucho con el director general y ahora estamos trabajando en todo el tema legal y burocrático para poner en marcha la mancomunidad.

¿Cuándo creéis que la mancomunidad verá la luz?

Yo espero que en el 2021 pueda crearse y sea una realidad.

En esta pandemia, no sé en que medida vuestros retos de legislatura van a tener que ser reprogramados. ¿O creéis que podréis cumplir vuestro objetivo?

Evidentemente, como he dicho antes, hemos tenido que reconvertirnos y reconvertir el Ayuntamiento. Las propuestas programáticas y los acuerdos que se alcanzaron al inicio de la legislatura no vamos a dejarlos estar, no vamos a dejar de cesar en que sean una realidad. De hecho, seguimos cumpliendo cada día algunos de los compromisos que adquirimos, pero es cierto que las prioridades han cambiado y ahora el punto primero es ganar la batalla al Covid y que no fallezca nadie de nuestro municipio. Eso, obviamente, no estaba ni en el programa ni en los acuerdos de gobernabilidad. Cualquier medida que tenga que tomar para que eso sea una realidad está por delante.

¿Cómo has vivido la pandemia a nivel personal?

Con mucha responsabilidad. Sobre el 14 de marzo cambiaron todas las cuestiones municipales. Había que reorganizar de hoy para mañana el Ayuntamiento. Nosotros no cerramos nunca el Ayuntamiento de Nules a la ciudadanía, se cerraron puertas y hubo gente que tuvo que hacer teletrabajo y otra gente que tenía que atender presencialmente aquí a las personas con cita previa.

Tuvimos que poner en marcha, en tiempo récord, varias iniciativas que quiero poner en valor. Pusimos en marcha un programa de abastecimiento de alimentos y medicamentos a domicilio. Los ciudadanos llamaban por teléfono y nos hacían su comanda de alimentación o de cualquier tema básico que podían necesitar. El Ayuntamiento, el mismo día lo gestionaba y lo compraba en los supermercados y en las farmacias y, el mismo día se entregaba a las personas sin cobrar nada. La prioridad era entregar. Cuando había pasado ya el estado de alarma fuimos hablando con las personas para que pagasen la factura correspondiente a la cooperativa de alimentos y a la farmacia correspondiente.

Había días que teníamos entre 10 y 15 pedidos que se tramitaban por parte del personal en atención al público y luego eran repartidos a domicilio por parte de los voluntarios de protección civil. También los voluntarios de protección civil iban todos los días al Hospital de la Plana y al Hospital Provincial para recoger todos los tratamientos de aquellas personas del municipio para que no se desplazaran. Hubo una cooperativa que se tenía que poner en marcha, más todo el operativo de entrega de mascarillas reutilizables a las familias, más todo el operativo de Policía Local que hubo que poner y controles para hacer cumplir las medidas de confinamiento. Y, además, pusimos en marcha una serie de medidas para agradecer, sobretodo a los pequeños, el haber estado cumpliendo las medidas de confinamiento. Por eso, todos los sábados por la tarde se creaba una caravana con vehículos de emergencias de Policía Local, Protección Civil, Cruz Roja, Guardia Civil, Bomberos y se recorrían durante horas todas las calles del municipio para agradecer todo lo que estaban haciendo para superar la pandemia. También se visitaban las residencias y el centro de salud para agradecer al personal el trabajo que estaban haciendo.

Estoy profundamente orgulloso y satisfecho de toda la gente que de forma altruista colaboró para que esto saliera bien. Desde personas, sobretodo mujeres que estaban en sus viviendas haciendo mascarillas que luego repartimos a la población, desde agricultores y maquinaria agrícola que de forma altruista todas las noches salían por la localidad a desinfectar las vías públicas, en fin, tanta gente que participó para que todo esto fuera un poquito menos malo.

Luego también viví esto con un poquito de miedo, miedo ante la incertidumbre de qué pasará, de exponerte de alguna manera, de estar siempre ahí y de contagiarte y, sobretodo, contagiar a los tuyos, que es lo que más nos ha preocupado a todos, pero por suerte, de mi entorno familiar ninguno hemos pasado por esto. Son muchas medidas que a nivel personal y familiar se han tenido que tomar como es lógico, aunque nos duela, pero ahora las circunstancias sanitarias son las que son y esperemos que esto pase pronto y que podamos volver a vivir con absoluta normalidad aquello que hasta hace unos meses no poníamos en duda.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario