Pablo Sánchez (Ciudad Jara): "Me inspiro en un momento vital complejo, pero también ilusionante"

Hablamos con Pablo Sánchez sobre su trabajo musical y la acogida del público

Pablo Sánchez (Ciudad Jara): "Me inspiro en un momento vital complejo, pero también ilusionante"
21/08/2020 -

Después de muchos años actuando alrededor del mundo, La Raíz bajó el telón en 2018, pero esto supuso el nacimiento de nuevas bandas, entre ellas Ciudad Jara. El que fue líder y compositor del grupo de Gandia, Pablo Sánchez, empezó su proyecto en solitario y ya ha lanzado su primer disco, Donde nace el infarto. Hablamos con él sobre su trabajo musical y la acogida del público.

Se nota el cuidado en cada composición y la carga poética en las letras de tus canciones, ¿en qué te inspiras a la hora de componer?

Me ha inspirado un momento muy importante en mi vida que ha supuesto la parada indefinida de La Raíz. Esto es el inicio de un proyecto más personal que a priori puede parecer más tranquilo, pero que al final se ha convertido también en uno grande. Pero no es lo mismo manejarlo solo que manejar una maquinaria con 11 personas. Me inspiro en un momento vital que es muy complejo, pero también es ilusionante. Es complejo porque dejas una cosa de lado, y es ilusionante porque empiezas a tener una libertad compositiva, artística, personal… que en otros muchos aspectos te llena. Me inspiro también en un momento en el que nace mi hija y en los libros que he leído, en poetas que me gustan. A escala musical es un ejercicio de estilo que representa un poco las fuentes de las que he bebido durante mis casi 40 años. Por lo tanto, no me he inspirado en nada concreto, pero sí que ha rodeado todo este proyecto muchas cosas e influencias que tienen que ver con mi proyecto vital o con mi vida musical.

Como has explicado anteriormente en otras entrevistas, las 12 canciones del disco nos transportan a los oyentes a 12 universos diferentes, explícanos algo más sobre esto.

Es muy difícil tener un disco con un hilo argumental de principio a fin y que todo tenga una coherencia y un mismo sentido. Cuando haces un disco intentas tocar emociones muy diversas e, incluso, contrarias porque hay canciones que pueden ser muy esperanzadoras o muy vitalistas y otras que pueden ser algo más tristes, íntimas o reflexivas. Pero todo el disco tiene un lenguaje, sobre todo líricamente, que hace que de principio a fin entiendas el disco como un conjunto de emociones que reflejan un momento vital. Hay imágenes que se repiten mucho durante todo el disco como la muerte, el mar, la fuga y el exilio artístico.

¿La cuarentena te ha servido para escribir nuevas cosas?

Sí, esta situación creo que a los artistas nos ha inspirado en cierto modo o hemos encontrado una serie de ideas, de temáticas nuevas, por todo lo que ha pasado. Creo que la mayoría nos hemos inspirado y hemos encontrado como sacarle un poco de jugo a esto. A mí sí que me ha inspirado un poquito y que he pensado, incluso sin haber empezado a tocar conciertos con este proyecto, en cosas futuras. Estoy bastando productivo.

¿Cuándo y cómo tenéis pensado retomar la gira?

El primero que tenemos oficial es uno que hay en Barcelona, Nits del Fòrum. Estos conciertos están dispuestos ya con la nueva ley de aforo, de distanciamiento, con la nueva normalidad… Son conciertos que, en teoría, sí que se pueden hacer, pero en un espacio en el que caben 20.000 personas, dejan entrar a 800.

La idea de hacer una gira de conciertos en acústicos es muy interesante. Es otra modalidad de conciertos que también estamos valorando porque sí que se podría hacer en teatros, a pesar de que es un formato muy poco rentable para los grupos, dado que los aforos en lugares cerrados son muy reducidos. Además, si tenemos que movernos hasta alguna ciudad con el equipo que llevamos, es muy poco rentable para el artista. De hecho, no lo descartamos porque somos un grupo nuevo y estamos creciendo, estamos naciendo, y tendremos que tomar esta serie de decisiones.

Sois un grupo nuevo, pero la prensa estatal y los grupos estatales más mainstream os han acogido muy bien y habéis tenido colaboraciones relevantes, ¿estás satisfecho de la promoción y de esta primera campaña de salida del disco?

Muy satisfechos. Forma parte del grupo en si que haya una campaña de promoción buena. Actualmente, la industria musical está basada en las redes sociales, en los vídeos, en las colaboraciones, en aparecer en todos los lados, porque es eso lo que te está alimentando, lo que te está trayendo seguidores y hace que al final esa gente sea la que vaya a verte al concierto y consuma tu disco. Nosotros nos rodeamos de gente que trabaja muy bien, sobre todo, mi hermano pequeño que no es músico, pero que es una persona muy activa detrás de las redes sociales y de la industria musical. Es un poco quien empuja el grupo, ya lo hacía con La Raíz. Hemos conseguido cosas espectaculares detrás del escenario: en casa, en las redes sociales, con amigos de la familia de la música… Hemos conseguido posicionarnos sin haber hecho ningún concierto. Es el único trabajo que hemos podido hacer ahora mismo, pero lo hemos hecho muy bien.

Te acompaña miembros de Auxili o de La Gossa Sorda, entre otras, ¿cómo ha sido trabajar con todos ellos?

La composición del disco la hicimos Tato y yo. Él es músico de estudio y tuve un grupo con él antes de tener La Raíz que se decía Farenhate. Es amigo mío desde pequeños. Se fue a vivir a Madrid e hizo giras con Manuel Carrasco, Nacho Cano, Rosana… Pero después también ha venido aquí a tocar con La Gossa Sorda, Xavi Sarrià, Aspencat… Cuando se instaló de nuevo aquí, le ofrecí hacer un proyecto juntos. Yo todavía estaba acabando con La Raíz y le dije: «En el próximo me gustaría hacer una cosa personal contigo». Y él se sumó. Así que todo el disco lo preprodujimos él y yo. Fuimos a grabarlo prácticamente él y yo. Poco antes del estudio, hablamos con músicos de Auxili y La Gossa Sorda, que son amigos de toda la vida. Con ellos es muy fácil trabajar porque ya habíamos hecho cosas juntos y ya habíamos trabajado antes. Con La Raíz siempre dije que éramos una familia y que éramos amigos y con es verdad que también son muy amigos desde jóvenes y continúa siendo una familia.

En apenas 12 horas agotasteis las entradas de la gira, ¿cómo viviste este recibimiento?

Habíamos sacado solo una canción, La canción del pensador, el 13 de diciembre y fue el primer adelanto del disco. Las entradas salieron a la venta el día 20. Para la presentación en Joy Eslava en Madrid cabían 1.000 personas y se agotaron todas las entradas en 12 horas. Te haces ilusiones. En la mejor de las expectativas dices: «Yo creo que se agotarán antes del concierto». Pero es que se agotaron en un día. Te sorprende muchísimo, pero también te deja un lugar para el orgullo porque lo has hecho bien y has hecho una buena campaña. Hicimos el disco con mucho afecto y respeto por el público. Creo que lo notaron y desde el inicio se generó un feedback de respeto, tanto de nosotros hacia el público como de ellos hacia nosotros. Además, creo que La canción del pensador fue un adelanto que reflejaba muy bien el cambio artístico que había tomado yo para mostrar una parte más íntima. La gente entendió esto y le gustó. Esta canción reflejaba muy bien el cambio de estilo y con un tema hicimos un pleno.

Alguna vez has comentado que La Raíz tenía ese «fenómeno fan» que en algunas ocasiones te superaba. Visto el recibimiento que ha tenido tu nuevo proyecto, ¿crees que puede pasar también en esta nueva etapa?

Supongo que sí que habrá fenómeno fan como en todos los grupos. Hay mucha gente que pierde un poco el norte o es muy joven y necesita una referencia personal de alguien o idolatrar a alguien porque está encontrando su personalidad. Sí que te idolatran y me suponía muchos demonios porque soy una persona tímida, introvertida. No quiero que esa persona me idolatre durante medio año y después se olvide. Me gustaría dejar huella con mi música y que me escuchan cuando sean mayores. Con Ciudad Jara no creo que pase lo mismo. Se pueden llenar eventos, pero la gente verá otro tipo de espectáculo. Quizás busca en el grupo que le transmita algo más la música, la letra. Pero no ir a desahogarse. Creo que buscarán otro tipo de emociones. Esto es lo que he buscado: intentar encontrar otro tipo de emociones en la música y que a la gente le transmita lo que estoy diciendo y le llene, a pesar de tener muchas cosas similares con La Raíz o que pueda recordar algo a la banda.

¿Qué se encontrará la gente en el concierto?

Se encontrará un espectáculo muy cuidado, muy serio. No se encontrará con una fiesta, sino con unos músicos que son muy buenos. Sonará mucho cañón en los directos, pero no generará este tipo de energía que he mencionado antes. La gente verá un show muy ensayado, muy ejecutado y quizás a un Pablo Sánchez que no es el mismo que el de La Raíz. No me muevo con la misma energía si estoy cantando un ska o un hip hop que si estoy haciendo una poesía sobre el suicidio. A mí me gustan todos los palos musicales, pero cada uno requiere una emoción, una intencionalidad, una interpretación, y se tiene que ser camaleónico como David Bowie. Quiero poder disfrutar encima del escenario de una manera más relajada y tener otro tipo de feedback y de sinergia con la gente. Quiero que escuchen lo que estoy diciendo y no solo estén esperando que les haga saltar o levantar el puño. Ahora necesito representar o expresar otras cosas.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario