El futuro CEIP Vicent Marçà de Castelló toma forma y espera el derribo e inicio de las obras

El Ayuntamiento de Castelló ha explicado que es posible que el traslado del alumnado a las aulas provisionales se realice durante las vacaciones de Navidad

El futuro CEIP Vicent Marçà de Castelló toma forma y espera el derribo e inicio de las obras

El CEIP Vicent Marçà de Castelló comienza a avanzar en su transformación para ser un centro más moderno, sostenible, y con infraestructuras dignas y responder así a una reivindicación histórica de la comunidad educativa castellonense. Y es que, según ha anunciado el portavoz del equipo de gobierno, José Luis López, el Ayuntamiento de Castelló ya ha adjudicado las obras de derribo y de construcción del nuevo espacio educativo y se espera que en poco más de un mes comiencen las obras del primer centro del Pla Edificant en la ciudad.

Tal y como ha explicado, a este concurso se han presentado seis empresas, pero finalmente la adjudicataria que asumirá el proyecto es Civicons Construcciones Públicas SL junto con Omega Ingenia Obras y Servicios, con un importe de 5.876.602,20 € que convierte el proyecto en el más ambicioso del Pla Edificant de la Conselleria d’Educació en la ciudad.

En concreto, el proyecto supone la ampliación del centro a 4.433,68 metros cuadrados de superficie construida, dentro de una parcela de 7.572,33 metros cuadrados. También tendrá un gimnasio, un comedor con 200 plazas, dos pistas deportivas y un espacio para huerto escolar, como apoyo al proyecto educativo del centro para potenciar los espacios verdes y el contacto con la naturaleza. Dispondrá, asimismo, de 12 unidades de educación primaria, seis unidades de infantil y dos unidades de 0 a 3 años, con un aula más de 2 años.

Como novedad, también contará con mejoras en la protección antigrafitis, la instalación de barandillas de acero inoxidable o juegos infantiles en su patio, detalles que ha presentado la empresa adjudicataria que han convencido al ayuntamiento, junto con la disminución del precio de las obras de un 7,8%. Todo ello se suma a una mejora considerable en el centro en cuanto a eficiencia energética, con la cobertura del techo para evitar altas temperaturas o la creación de dos galerías centrales que aporten luz y faciliten la circulación del aire.

Según ha señalado López, con esta adjudicación se abre un plazo para presentar la documentación sobre el proyecto. Una vez se dé el visto bueno desde el consistorio, se pueden empezar las obras, que tendrán un plazo de ejecución de 15 meses.

El primer paso será el derribo del colegio, por lo que, mientras transcurra la construcción del nuevo espacio, los 435 niños y niñas que lo conforman tendrán que seguir con la docencia en aulas provisionales en la parcela situada junto a la CV-152. Respecto al traslado, el concejal ha subrayado que podría producirse aprovechando las vacaciones de Navidad “para que afecte lo menos posible al horario lectivo y al traslado de mobiliario”, pero todavía no se sabe seguro.

Por el momento, López asegura que el ayuntamiento está en contacto con el colegio y, pese a desconocer cómo serán las aulas provisionales, “lo que está claro es que se velará por cumplir con todas las medidas necesarias para la autoprotección de toda la comunidad educativa”.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario