Martí se compromete a ayudar los ayuntamientos en la lucha contra la pandemia: “Ellos han estado en la trinchera de esta guerra”

El presidente de la Diputación ha defendido el plan Reactiva Castelló como clave para la recuperación provincial en el Debate sobre el Estado de la Provincia

Martí se compromete a ayudar los ayuntamientos en la lucha contra la pandemia: “Ellos han estado en la trinchera de esta guerra”

La pandemia de la COVID-19 ha sido el tema principal del Debate sobre el Estado de la Provincia que hoy ha protagonizado el salón de recepciones de la Diputación de Castelló. Un debate en que el equipo de gobierno ha defendido la rápida actuación ante la crisis sanitaria, económica y social, la importancia del municipalismo por el que ha apostado la institución y la necesidad de consensuar las políticas para la reactivación de Castelló.

José Martí, presidente de la Diputación de Castelló, ha lamentado que estos dieciséis primeros meses de legislatura han sido complicados, «con una intensidad que nadie podría imaginar y acontecimientos extraordinarios e inesperados como la Borrasca Gloria y la pandemia, que han cambiado la vida de la gente y el camino de nuestros objetivos». Según ha valorado, «nuestros pueblos, nuestras ciudades y nuestra provincia están tristes», por eso ha señalado que «es el momento de Castelló, de liderar el camino de la vitalidad» a través del plan Reactivem Castelló, «una idea con fuerza que va más allá de un eslogan».

Así, el presidente se ha dirigido al resto de miembros de la Diputación para pedir consenso, empatía y trabajo mano a mano para salir adelante de esta grave situación. Además, ha señalado que este «momento de la provincia de Castelló» va de la mano de los ayuntamientos, la misma Diputación provincial, la Generalitat Valenciana, el Gobierno de España y la Unión Europea (UE).

En este sentido, Martí ha defendido en su intervención la respuesta del equipo de gobierno desde que se decretó el estado de alarma y el confinamiento, con especial énfasis en el Pla de Xoc, que tiene como objetivo reducir el impacto negativo de la pandemia. Un programa que ha incluido desde el reparto pionero de mascarillas para los consistorios castellonenses, medicamentos y alimentos; la flexibilización de los periodos de pago de los impuestos y de la tramitación de las subvenciones; o la aprobación de un anticipo de tesorería que supuso inyectar cinco millones de euros a los ayuntamientos, entre otros.

Respecto a esta última medida, el presidente ha insistido en la importancia de dotar en los ayuntamientos de más autonomía, uno de los principales retos de la nueva Diputación, que, tal como ha dicho, «no es una institución supramunicipal, sino intermunicipal»: «Ellos son la institución que ha estado en la primera línea, en la trinchera de esta guerra que estamos librando contra un enemigo invisible, pero que produce estragos en las personas. Había que apoyar en unos ayuntamientos que tenían que poner en marcha medidas para combatir el virus y reconstruir el tejido económico y social de nuestros pueblos cuanto antes mejor».

Al Pla de Xoc se suma el Pla Reactiva Castelló, un conjunto de medidas que se llevarán a cabo con una partida de 9 millones de euros, según ha recordado José Martí. El líder del equipo de gobierno ha recordado que 3 millones se destinarán a ayudas para los ayuntamientos; 2,85 millones serán para la implementación de un plan de defensa del sector turístico; y los otros 3 millones serán el nuevo anticipo de tesorería para los consistorios y medidas de Bienestar Social, Cultura, Deportes, Presidencia, Consorcio Provincial de Bomberos, asesoramiento a municipios, CEDES, Promoción Internacional y Tejido Científico e Innovador.

«Las dos prioridades son proteger la salud y ser parte de la recuperación del tejido económico de la provincia», ha defendido Martí. «Lo hemos hecho con las ayudas directas en los ayuntamientos en el Pla Reactiva Castelló, como forma eficaz porque llegan a los sectores que más lo necesitan, con ayudas directas a varios sectores, principalmente el turístico, sin olvidarnos del apoyo al comercio local, clave para la supervivencia de nuestros pueblos, principalmente los más pequeños. Si compramos local, si consumimos local, si ayudamos a los negocios locales aseguramos la economía y la vida de nuestros pueblos. La campaña de promoción del comercio de proximidad, con una dotación de 200.000 € ha pretendido este apoyo a un comercio necesario para cada uno de nuestros pueblos», ha justificado.

Así, el líder del equipo de gobierno de la administración, que ha reconocido la difícil situación a que se enfrenta, ha reiterado que el objetivo es «que nadie se quede atrás». Por eso, ha pedido a la Generalitat Valenciana colaboración estrecha, así como al resto de diputados y diputadas otros grupos políticos.

La oposición pide más agilidad e inversión

Cristina Fernández, portavoz de Ciudadanos, ha coincidido con el presidente con la necesidad de consenso y colaboración, pero, ha dicho, «la pandemia no exime de responsabilidad, a pesar de ser un periodo llevar». En este sentido, ha defendido que «ha echado de menos un liderazgo más claro en cuestiones que van más allá de la Diputación. No sirve de nada, por ejemplo, hacer declaraciones institucionales que después no se materializan», ha defendido. Además, la diputada ha pedido mejorar las comunicaciones de la provincia, tanto con el Aeropuerto de Castelló como con el servicio de cercanía.

Por su parte, Vicent Sales, portavoz del PP, ha centrado su discurso a pedir más agilidad en los trámites, por ejemplo para otorgar las ayudas de la Borrasca Gloria: «tenemos que ser la solución, no el problema». También ha instado a reforzar la sanidad pública y la atención primaria en este contexto y a aumentar las inversiones.

Más información

0 comentarios

0 comentarios

No hay comentarios todavía. ¿Quieres añadir uno?

Escribir un Comentario

Escribir un Comentario